Métrica - Periodismo y Transparencia

La promesa incumplida

Escrito por:

Sólo 36 de los 125 alcaldes mexiquenses han logrado disminuir los delitos durante el primer bimestre del 2016; el resto registra incrementos principalmente en el rubro de robo de  vehículo, violación y lesiones.

Sólo nueve de los cuarenta titulares de igual número de municipios mexiquenses donde se concentró el 90.6 por ciento de los 27 mil 743 delitos de alto impacto registrados durante los dos primeros meses del año en el Estado de México, han cumplido su promesa de campaña en materia de seguridad, ya que sus demarcaciones registran disminución de indicadores delictivos; el resto observa aumentos que van desde 3.56 por ciento como es el caso de Toluca, hasta un 80 por ciento  de Melchor Ocampo.

Los municipios donde sí se ha confirmado una disminución en el número de carpetas de investigación (denuncias en el sistema de justicia tradicional), es decir delitos del fuero común cometidos y comunicados a la autoridad estatal durante el mes de enero y febrero son:

Ixtlahuaca (-22.95%),  Amecameca (-15.66%), Metepec (-10.39%),  Chicoloapan  (-6.93%),  Acolman (-5.08%), Ocoyoacac (-3.23%), Zinacantepec (-2.48%), San Mateo Atenco (-2.15%) y Coacalco (-.25%).

El resto de los 31 municipios (de 40) donde acontecieron 9 de cada 10 actos delictivos en el territorio mexiquense, muestran indicadores a la alza de acuerdo a cifras oficiales de agencias del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) a las que métrica tuvo acceso (tabla 1).

Desde una óptica porcentual los municipios que han verificado un incremento sustancial son:

A excepción de Metepec ninguno de los diez administradores de los territorios municipales que registra el mayor número de delitos en la entidad, puede presumir éxito o eficacia en sus esquemas de seguridad.

Los alcaldes emanados de las principales fuerzas políticas como son PRI, PRD, PAN, MORENA, PT y MC, tuvieron seis meses para diseñar la estrategia (en el entendido que sabían perfectamente a que se enfrentaban) que brindaría a sus gobernados protección y garantizaría  el cuidado de sus bienes.

Con las cifras referidas se puede sostener que la gran mayoría de los gobiernos locales ha fracasado en dicha encomienda: seguridad.

Los indicadores son fríos, contundentes y dejan al descubierto la ineficacia en ese rubro de las administraciones municipales, pues basto un mes para confirmar un incremento sustancial de delitos: robo en todas sus modalidades, secuestro, violación, ilícitos patrimoniales, lesiones, entre otros, se han incrementado sustancialmente.

*fuente: PGJEM

De los 125 municipios que hay en el Estado de México sólo 36 (contemplando a los nueve ya referidos) han mostrado una disminución en sus indicadores delictivos:

Temoaya (-24.53%), Teotihuacán (-24%),  Xonacatlán (-13.33%), Villa Guerrero (-4.76%), Otzolotepec (-10.53%), Arlacomulco (-2.86%), Ixtapan de la Sal (-18.42%), Nextlalpan (-8.82%), Jilotepec (-9.09), Coatepec Harinas (-3.70), Capulhuac (-23.08%), San Antonio la Isla (-13.64%), Temascaltepec (-14.29%), Donato Guerra (-26.32%),  Hueypoxtla (-41.18%), Xalatlaco (-27.27%), SAN FELIPE DEL PROGRESO            (-28.57), Tepetlixpa (-50%), San José del Rincón (20%),  Amatepec (-33.33), Isidro Fabela (-33.33), Rayón            (-33.33) Joquicingo (-14.29%), Ayapango (-50%), Ixtapan del Oro (-60%), Luvianos (-75%), Otzoloapan (-100%).

Aunque el denominador común y característica en la mayoría de esos municipios consiste en su estatus rural y bajo índice delictivo en los últimos años.

Por ejemplo, el municipio de Otzoloapan, quizás donde muchos desearían vivir, registró de enero a febrero una disminución delictiva de un cien por ciento, a partir de que en enero se registró sólo un delito (robo) y en febrero ninguno.

Escenarios similares, es decir con pocos delitos, se verifican en territorios como Texcalyacac, municipio donde durante dos meses acontecieron cuatro ilícitos, 2 en enero e igual número en  febrero.

En Chapa de Mota se verificaron 3, en enero 1 y a lo largo de febrero 2. Lo que significó un aumento de 100 por ciento; una cifra similar se observa en Santo Tomás de los Plátanos.

Lo anterior deja patente un aumento porcentual significativo pero cuantitativamente muy menor, como en el caso de Villa del Carbón,  municipio mexiquense que mostró un incremento de 450  por ciento, al presentar en enero sólo 2 actos delictivos y en febrero 11, para sumar un total de 13 denuncias en dos meses.

Almoloya de Alquisiras, Zumpahuacán y Zacualpan, son otro ejemplo de un aumento importante, 300 por ciento, ya que el primero registró durante enero 2 delitos y el mes siguiente 8, ante el Ministerio Público de la PGJEM.

Para el caso de los otros dos municipios, la cantidad fue de un ilícito durante los primeros 30 días del año y 4 en el segundo mes, en ambos casos, es decir porcentualmente un aumento de 300 por ciento, pero cuantitativamente la cifra fue muy menor.

Ecatepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl y sus cientos de delitos

Como en prácticamente todos los rubros delictivos, el municipio de Ecatepec que es gobernado por el priista Indalecio Ríos y de donde es oriundo el mandatario mexiquense Eruviel Ávila Villegas, se mantiene a la cabeza al contar con 1 millón 677 mil 678 mexiquenses (Censo INEGI 2015).

Indicador que en automático, cuantitativamente, siempre coloca a esa demarcación al frente del “top 10” delictivo en la entidad: 3 mil 546 ilícitos denunciados en los meses enero y febrero de 2016.

Siempre puntero en materia delictiva y no precisamente por su 1.6 millones de habitantes, ya que su índice delictivo triplica a las cifras de su más cercano “competidor” en el rubro de inseguridad, como es Nezahualcóyotl con su 1.1 millón de habitantes, en Ecatepec el robo a vehículo, transportista, transeúnte, hasta  los sexuales como violación, entre otros,  van a la alza y afectan a un número significativo de  vecinos.

El robo de vehículo en Ecatepec representa un severo problema, ya que en enero y febrero se robaron con violencia 571 y 628 unidades, respectivamente.

Mientras que sin el factor violencia el número de robos de automotores llegó a 221 y 244, en esos mismos periodos, lo que implica que durante los dos primeros meses de este año han “desaparecido” mil 664 automotores, 27 al día en promedio.

Es de destacar que los 54 homicidios (33 dolosos y 21 culposos), 60  violaciones y 1,664 robos de automóviles registrados en Ecatepec, representaron el 50.14% del total de actos delictivos denunciados durante el primer bimestre del año.

De los treinta delitos de alto impacto analizados en Ecatepec, 12 mostraron aumento y 13 una disminución, en tanto que 5 mantuvieron indicadores similares entre enero y febrero, periodo que registró un aumento delictivo de 15.17 por ciento.

El tercer lugar del “top 10” delictivo estatal lo ocupa Naucalpan, localidad mexiquense al norte del  valle de México gobernada por el panista Edgar Olvera, y en donde se pasó de 974 delitos en enero a 1,204 en febrero, un aumento de 23.61  por ciento.

Municipio panista donde el robo de  vehículo aumento sustancialmente al pasar de 198 unidades sustraídas en enero a 267 en febrero; la violación se elevó de 5 a 7 actos y  el robo a transeúnte también mostró incremento significativo al pasar de 74 a 100 eventos con y sin  violencia, respectivamente.

La localidad de Naucalpan gobernada por el PA N (después de seis años de ausencia), en el periodo referido solamente registró disminución en cinco delitos, 4 permanecieron con indicadores similares y 26 delictivos de alto impacto aumentaron.

En la sexta posición del “top 10” delictivo mexiquense está Nezahualcóyotl, donde el político perredista Juan Hugo de la Rosa, lleva las riendas del ayuntamiento ubicado en la zona oriente del territorio estatal y el cual mostró un escandaloso aumento de 32.16 por ciento de delitos.

Aunque  cuantitativamente la cifra es menor ya que en enero se cumularon 510 actos delictivos y al mes siguiente se cerró con 674, es decir un  200 por ciento menos que el puntero de la lista.

Al igual que el resto de sus colegas, los números del alcalde perredista no son favorables, principalmente en el robo de automóviles, ya que en enero sustrajeron de esa demarcación 78 y 80 unidades con y sin violencia, respectivamente.

Un mes después, febrero 2016, el delito con y sin violencia incremento en 127 y 110 unidades, e en los periodos referidos. Automóviles que “cambiaron” de dueño en  cuestión de  minutos.

Las  violaciones pasaron de 7 a 10, en tanto que las extorsiones se mantuvieron en 5 por mes.

Del análisis de la treintena de delitos denunciados en Nezahualcóyotl se puede desprender que 13 delitos aumentaron, 13 disminuyeron y 4 se mantuvieron con números similares.

Fuente: PGJEM a través del SESNSP