Métrica - Periodismo y Transparencia

Cierra FILEM con más de un millón de cibernautas conectados

Escrito por:
Por sexto año consecutivo se llevó a cabo la Feria Internacional del Libro Estado de México, FILEM 2020, que en su mayoría contó con un formato digital, pero, en un esfuerzo por continuar cerca de la gente, la Secretaría de Cultura y Turismo adecuó una feria presencial de acuerdo con las necesidades de la nueva normalidad.

Con una interacción de más de un millón de cibernautas, FILEM 2020 ofreció más de 200 actividades programadas en las que pudieron disfrutar, gracias a la tecnología, de charlas en torno al cuento, género literario que protagonizó esta feria ya que ha sido un espacio para la expresión de emociones inmediatas como nos la hace padecer la contingencia por COVID-19.

Mientras que la programación que se realizó en el Centro Cultural Toluca de manera presencial, logró conectar de manera directa al público con sus autores preferidos y pudieron adquirir libros en los stands, así como disfrutar del teatro, la danza, la música y las conferencias en vivo.

Realizar esta Feria en formato semipresencial, la primera de este tipo en Latinoamérica, permitió convocar al público para fomentar la sana convivencia con el respeto de las medidas de sanidad, lo cual es punto de partida para impulsar la cultura en la entidad y crear comunidad a través de las artes.

El último día de la FILEM 2020 se vivió con la charla «El camino del cuento», donde participaron Óscar Esquivias, escritor español poseedor de múltiples premios y creador de todos los géneros literarios, y Rafael Saravia, poeta, columnista, editor y fotógrafo español.

Ambos escritores coincidieron en que el cuento seguirá existiendo aunque no sea una moda, ya que es un género en el que se pueden tratar temas de gran vigencia.

“El mundo imaginario y el cuento reunió a los escritores Bibiana Camacho y Alberto Chimal para dialogar acerca de cómo la narrativa hace volar nuestra imaginación, creando atmósferas mágicas, en donde encontramos fantasmas y criaturas irreales, pero nos encontramos a nosotros mismos también. La realidad y la ficción son elementos esenciales de un cuento, ya que cada historia siempre da una oportunidad de imaginar y crear una ilusión.

De igual forma, el conversatorio sobre los “Nuevos retos y desafíos de la literatura infantil y juvenil” congregó a especialistas como Juan José Salazar, editor del Grupo Amaquemecan, quien compartió que la literatura infantil y juvenil ha tenido avances importantes en México y en los últimos años ha crecido.

Por su parte, Dalina Flores, residente de Monterrey, y quien está muy cerca de las Salas de lectura, comentó que “son muchos los retos que vienen porque la pandemia ha marcado un antes y un después y las iniciativas que estaban impactando en el fomento a la lectura, se han visto reducidas, la gente piensa que la cultura no es una necesidad básica”.

Kiko de la Rosa, desde España, y como divulgador de la lectura en su país, consideró nula todo tipo de actividad en torno a la lectura en este confinamiento; leer es una necesidad, pero no se considera como esencial. Hacen falta programas importantes de promoción de libros como necesidad esencial”, afirmó.

El teatro se hizo presente con “Golondrinas”, a cargo del colectivo teatral La Butaca Roja, una emotiva obra que presentó la historia de Alfonso Quiroz, Salvador y Guadalupe, jóvenes migrantes que, en su lucha por unirse con sus padres, se enfrentan a peligros y aventuras que, a decir de la mamá de Poncho, son el desayuno de los héroes.

Para cerrar las actividades de la FILEM 2020, se transmitió el concierto acústico con La Garfield, banda mexicana, originaria del estado de Jalisco, que se ha dado a conocer por sus fusiones de géneros como el rock, pop, jazz y funk.

En esta ocasión especial, la agrupación tapatía ejecutó piezas como Luna de plata, Cómo amarte, Paraíso, Entre palmeras, Si tú me quieres, Loca, Un poquito más, Oye mi vida y su reciente producción Salvaje.