Métrica - Periodismo y Transparencia

¿Cómo es un diputado del Estado de México?

Escrito por:

La respuesta depende del partido que lo postule, pero  el perfil promedio indica que es una persona de 45 años, que necesitó 539 mil pesos para su campaña electoral, donde cosechó una votación del 21.9 por ciento del total, siendo ignorado por casi la mitad de los votantes potenciales, al ser electo con un abstencionismo del 46.2 por ciento. Regularmente tiene licenciatura o maestría, aunque casi la tercera parte no tiene título universitario. 

 

Dicha descripción general se obtiene del banco de datos construido por www.metricadigital.com y que está disponible en esta página en el micro sitio de “Conoce a tu diputado”. Para obtener los promedios por bancada se compararon las variables de edad, abstencionismo registrado en su distrito, porcentaje de votación, gasto electoral y grado académico con base en información de los Institutos Electorales del Estado de México y el Nacional, así como en información recabada en sus propias oficinas ubicadas en el Poder Legislativo.

Este diputado promedio, que es el responsable de hacer y reformar leyes, además de representar los intereses de millones de mexiquenses, revela su verdadero talante cuanto se analiza el origen y las condiciones que lo hicieron sentarse en una curul de la 59 Legislatura local.

Situación que adquiere mayor importancia cuando se conoce que 58 de los 75 legisladores locales del Estado de México ocupan una curul gracias a que en conjunto gastaron 37.7 millones de pesos en sus campañas electorales, principalmente financiados con recursos públicos.

Del resto se ignora la erogación al ser electos como diputados plurinominales de lista, es decir, no hicieron campaña electoral.

Los 34 legisladores del PRI, al haber ganado sus respectivos distritos, superan a los diputados del PAN y PRD en cuanto al grado de respaldo ciudadano y registran un menor nivel de abstencionismo, además de ser los más calificados académicamente, sin embargo, en promedio, son los que más gastaron en sus campañas electorales.

La descripción general de un diputado local del PRI indica que es un político de 41 años de edad, de los más jóvenes en el actual Congreso local, además de haber sido electo con el 38 por ciento de la votación emitida el día de la elección.

Llegó al pleno parlamentario tras una elección, donde en promedio, el abstencionismo fue del 44.5 por ciento. Y para ganar necesito gastar 741 mil 399 pesos en su campaña electoral.

En cuanto al grado de profesionalización, la fracción del PRI es la que mayor porcentaje tiene de diputados con nivel de Licenciatura y Maestría, en comparación con el PAN y PRD.

De sus 34 diputados, 15 registran la culminación de alguna Licenciatura, lo cual representa el 44.1 por ciento del total.

Otros 12 (35.2%) tienen una Maestría y una más ostenta el grado de Doctora (2.9%). Sumando los tres grados académicos un 82.2 por ciento de los diputados tricolores se encuentran en estos niveles de profesionalización.

Sin embargo, el otro 17.6 por ciento, equivalente a seis legisladores, no cuentan al momento con un título profesional.

Miguel Sámano Peralta, de 49 años de edad y quien es diputado por el 14 de Jilotepec, estudia para abogado. En su campaña electoral gastó 304 mil 566 pesos, lo cual le permitió ganar con el 36.96 por ciento de los votos emitidos y abatió el abstencionismo al ubicarse en 29.72 por ciento de la lista nominal de electores.

Sámano fue secretario particular del Gobernador Arturo Montiel Rojas (1999-2005), además de ya haber sido diputado local y federal (2009-2012) y (2012-2015).

Adicionalmente hay otros tres diputados que no han concluido su carrera profesional, quienes son Jorge Omar Velázquez Ruiz, Edgar Ignacio Beltrán García, y Carolina Guevara Maupome.

El diputado Velázquez, según sus propios colaboradores, tiene una carrera trunca. Gastó en su campaña electoral por el distrito 2 de Toluca un millón 33 mil 2009 pesos, tiene 43 años y es hijo Jorge R. Velázquez Colín, ex dirigente del sindicato de trabajadores del gobierno del estado y municipios.

Fue electo con el 37.79 por ciento de la votación emitida el día de los comicios y el abstencionismo en su distrito fue del 49.37 por ciento de los potenciales electores.

A su vez a Edgar Ignacio Beltrán le falta concluir el proceso para ser Licenciado en Administración, también tiene 43 años. Compitió por el distrito 34 de Ixtapan de la Sal, donde gastó 296 mil 840 pesos, que le permitieron ganar con el 48.48 por ciento de la votación total y registrar un abstencionismo del 32.69 por ciento.

En la misma circunstancia está Carolina Guevara Maupome, de 27 años de edad y quien estudio Comunicación. Fue electa en el distrito 38 de Coacalco.

Ella es de las legisladoras priistas que más gastó en su campaña electoral: un millón 482 mil 259 pesos, sin embargo, apenas ganó con el 30.54 de la votación total y el abstencionismo en su distrito fue del 54.59 por ciento. Es hija de Héctor Guevara Ramírez, ex alcalde y ex diputado de Coacalco.

A estos legisladores se suman María de Lourdes Montiel Paredes, que no registra estudios superiores, y Marisol Díaz Pérez, quien es técnica promotora educativa.

Montiel Paredes es diputada por el distrito 36 de Villa del Carbón, tiene 58 años de edad. En su campaña electoral gastó 493 mil 315 pesos, no obstante, sus números electorales no son favorables; ganó con el 28.39 por ciento de la votación  y el abstencionismo que se registró el día de la elección ascendió al 46.43 por ciento.

Y la diputada Díaz Pérez, quien fue electa en el distrito 44 de Nicolás Romero, tiene 39 años de edad y gastó en su campaña electoral 695 mil 23 pesos. Ganó con un alto abstencionismo al registrarse el 51.53 por ciento y el porcentaje de votación con el que ganó fue del 36.03 por ciento de la participación total.

Por áreas del conocimiento en la bancada del PRI dominan los especialistas en Derecho y Ciencias Políticas y Administración Pública, al ser en total 16 legisladores que ostentan un grado académico con estas profesiones. Ocho en cada rama profesional.

Rentabilidad

Dentro del perfil promedio de los legisladores del PRI pueden encontrarse contrastes que ilustran la histórica rentabilidad que ha tenido para este partido el voto rural y la complejidad que les representa enfrentarse a un electorado metropolitano o urbano.

El licenciado en Sociología, Fernando González Mejía, ganó el distrito 31 de La Paz. También se llevó el primer lugar como el legislador priista que más gastó en su campaña electoral, al contabilizar ante el Instituto Nacional Electoral (INE) una erogación de 2 millones 5 mil 922 pesos.

No fue todo. Es de los diputados con el mayor índice de abstencionismo en su distrito, 62.68 por ciento. La inversión millonaria le permitió ser electo con el 40.41 por ciento del total de votos emitidos en los comicios del 7 de junio de 2015.

En el otro extremo está su compañero de bancada y actual presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso mexiquense, Cruz Juvenal Roa Sánchez.

El maestro en Derecho es el diputado del PRI que menos gastó en su campaña electoral cuando compitió en el distrito 8 de Sultepec. Su reporte que envió al INE indica que requirió de 141 mil 819 pesos para ganar la curul.

En este distrito rural e históricamente priista se alzó con la victoria al obtener el 44.16 por ciento de la votación total, mientras el abstencionismo bajó hasta el 24.55 por ciento de la lista nominal de electores.

Integrantes de la Junta de Coordinación Política del Edomex

 

El líder que estudia

La bancada del PAN le sigue a la del PRI en el grado de profesionalización de sus legisladores, pues cuatro tienen una Licenciatura (36.3 por ciento) y cinco han concluido una Maestría (45.4%). En total de los diputados panistas el 81.7 por ciento están en estos niveles académicos.

De los dos legisladores panistas que no tienen estudios superiores concluidos destaca el caso del coordinador de esta bancada, Sergio Mendiola Sánchez, quien tiene 46 años y estudia la carrera en Administración de Empresas.

Llegó al Congreso local por la vía plurinominal al ser diputado de lista, es decir, no compitió en un distrito electoral. Las listas de diputados plurinominales o de representación proporcional que postula cada partido son integradas por sus mejores cuadros o por políticos a quienes les buscan asegurar una curul.

Mendiola fue regidor del PAN en el Ayuntamiento de Huixquilucan durante el pasado trienio (2013-2015).

De Huixquilucan también viene el otro diputado del PAN que registra una formación técnica, Alejandro Olvera Entzana, quien compitió por el distrito 17 de esta localidad. Aunque perdió obtuvo la curul por la vía plurinominal al registrar una considerable votación minoritaria.

Tiene 37 años de edad, gastó en su campaña electoral 380 mil 173 pesos, y por él voto el 35.39 por ciento de los electores que participaron el día de los comicios, con un abstencionismo del 46.97 por ciento.

En general, el perfil promedio de los diputados panistas indica que se trata de un legislador que tiene 39 años de edad, el cual en su campaña electoral registró un gasto medio de 375 mil 102 pesos.

Por él vota un tercio de los electores que acuden a las urnas, es decir, el 30.4 por ciento y la mitad de los votantes potenciales lo ignoran, al registrarse un abstencionismo promedio de 51.9 por ciento.

En materia académica son mayoría los abogados en esta bancada, sumando cuatro especialistas en esta área del conocimiento.

Irregular

En la fracción legislativa del PRD, el diputado promedio o modelo que resulta de la suma da las variables de gasto electoral, porcentaje de votación, abstencionismo, edad y grado académico, indica que se trata de un legislador que en edad supera a los del PRI y PAN.

La edad promedio de los 12 diputados del sol azteca es de 46 años, en sus campañas electorales registran un gasto medio de 617 mil 558 pesos, alto considerando que rebasa al promedio del PAN y se acerca al del PRI.

Su porcentaje de votación de este diputado promedio del PRD alcanza el 37.9 por ciento y el abstencionismo que los precede es del 49.9 por ciento, casi en la misma proporción que Acción Nacional.

En materia de profesiones esta bancada es la más irregular de los tres principales partidos, pues cuenta con un Doctor en Administración Pública, que es el diputado Javier Salinas Narvaez, quien junto con la priista Irazema González Martínez Olivares, quien es Doctora en Política Pública, serían los dos legisladores que tienen este grado académico en la 59 Legislatura local.

Sin embargo, cinco de los 12 legisladores del PRD (41.6%) tienen una carrera trunca o son pasantes, mientras seis (50%) son licenciados en alguna área profesional.

Víctor Manuel Bautista López, quien ganó el distrito 41 de Nezahualcóyotl, y es hermano de Héctor Bautista, dirigente histórico de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN); no ha concluido la carrera de Veterinaria.

Tiene 58 años de edad, para ganar gastó en su campaña electoral 813 mil 787 pesos. Es de los pocos diputados locales que ganó con más del 50 por ciento de la votación emitida el día de la elección (50.3%), aunque en su distrito se registró un abstencionismo del 52.19 por ciento.

Otro diputado perredista en una situación semejante es Eleazar Centeno Ortiz, quien tiene 55 años de edad y es pasante en Derecho.

Él con la mitad de lo que gastó Bautista López, 456 mil 536 pesos, obtuvo porcentajes similares en cuanto a votación y abstencionismo, pues en el primer rango obtuvo el 49.03 por ciento y en abstencionismo el 52.41 por ciento.

Centeno compitió y ganó en el distrito 32 de Nezahualcóyotl.

Otra diputada perredista  con el nivel de pasante es Bertha Padilla Chacón, quien estudió la Licenciatura en Matemáticas. Ella no compitió en algún distrito en específico, pues es diputada plurinominal de lista. Tiene 51 años de edad.

La legisladora Aracely Casasola Salazar, de 44 años de edad, es pasante en las Licenciaturas de Contaduría y Derecho. Ganó el distrito 25 de Nezahualcóyotl.

Gastó en su campaña electoral 625 mil 211 pesos, sus números son similares a los de Bautista y Centeno. Por ella votaron el 55.38 por ciento de los electores que acudieron a las urnas, y el abstencionismo en su distrito fue del 50.08 por ciento.

La quinta diputada del PRD que no tiene un grado académico, aunque actualmente está estudiando una Maestría para acreditar la Licenciatura en Derecho, es Yomali Mondragón Arredondo.

Consiguió una curul en el Congreso local por la vía de la representación proporcional, al obtener una buena votación minoritaria en el distrito 31 de La Paz.

No obstante, de los legisladores del PRD es la que más gastó en su campaña electoral, al erogar 974 mil 823 pesos, cantidad que contrasta con el grado de respaldo ciudadano o votación que obtuvo, pues sólo votaron por ella el 20.5 por ciento de los que fueron a las urnas y el abstencionismo en su distrito fue del 62.68 por ciento, localidad que en los comicios del 7 de junio de 2015 registró la mayor indiferencia ciudadana.

Por área profesional, en el PRD no hay una especialidad dominante, pues lo mismo hay un profesor, una maestra de danza folklórica, o un médico cirujano.

El perfil promedio de los diputados de las otras bancadas lo puedes encontrar en los contenidos adicionales de este artículo, donde destacan las disparidades, por ejemplo, todos los diputados del PVEM y Nueva Alianza son profesionistas, mientras en el PT tienen formación técnica o no registran estudios superiores.

 

Perfil Legislativo