Métrica - Periodismo y Transparencia

“Congela” Edomex penales ecológicos

Escrito por:

El funcionamiento de dos cárceles ecológicas sigue esperando la  luz verde del gobierno estatal, quien no ha informado por el retraso en su operación.

 

Desde enero del 2013 y hasta julio del 2014, la inversión de mil 240 millones de pesos que el Edomex realizó en dos penales amables con el ambiente ha estado detenida.

Durante estos meses, los dos penales ecológicos ubicados en los Municipios de Tenango del Valle y Tenancingo, los primeros de su tipo en la entidad, han permanecido en desuso, luego de que su construcción tardó ocho años y albergarían a 700 internos cada uno.

De acuerdo con la Secretaría estatal de Agua y Obra Pública, quien instrumentó la construcción, los penales se entregaron a la Secretaría General de Gobierno en enero del 2013, cuando la obra fue concluida.

Según se explicó, sería la Secretaría General de Gobierno la encargada del equipamiento de los dos penales, que además de su vocación ecológica, ayudarían a disminuir el hacinamiento en las cárceles de la entidad, que hasta la fecha es de casi el 60 por ciento.

Los dos penales con estructura ecológica se proyectaron en el sexenio de Arturo Montiel, se comenzaron a construir en ese período de gobierno, sin embargo su edificación se prolongó durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto al frente del Edomex, y fue hasta el Gobierno de Eruviel Ávila que se concluyó la construcción.

Los centros de readaptación fueron construidos con tecnología autosustentable, que contaría con una planta de tratamiento de agua, celdas solares, techos verdes y sistema de ahorro de agua, y de acuerdo con informes de la Secretaría de Agua y Obra Pública estatal, dichos inmuebles serán los primeros de América Latina en operar de forma autosustentable.

La obra también tiene la ventaja de que está hecha a base de estructuras de acero y concretos antibacterianos, los cuales no dañan el ambiente ni permiten que se peguen hongos ni infecciones, además de que contará con equipamiento antivandálico que evita que los presos usen ese material para fabricar armas.

Los penales, además, ofrecerán trabajo a toda la población penitenciaria a través de talleres industriales, donde se fabricarán diversos artículos y los internos podrán cursar grados escolares de primaria, secundaria y bachillerato, incluso, se acondicionará un espacio para poder estudiar la licenciatura a distancia.

A pesar de todas estas bondades y el alto costo que implicó, ningún de los dos está funcionando aún.

De hecho, desde que se concluyó la construcción, el Gobernador Eruviel Ávila ha referido en al menos dos ocasiones que pondrá en marcha nuevas cárceles, pero a la fecha, no ha cumplido.

Pioneros

La capacidad de los penales ecológicos será de 700 internos cada uno, estas son sus características:

– Planta de tratamiento de aguas residuales con capacidad de generación de 200 m3 diarios, con sistema de recuperación, reúso y potabilización

– Calentadores solares de agua, 63 en total

– Nueve pozos de absorción de aguas pluviales

– Planta purificadora de agua

Reforzados

Además de los inhibidores para señal de teléfonos celulares, tendrán nuevas medidas de seguridad:

– Sistema de Acceso Biométrico

– Faros buscadores en zonas estratégicas, 26 en total

– Detectores de drogas y explosivos

– Mobiliario anti vandálico

– Circuito cerrado perimetral con sensores térmicos

– Torre de crisis y nueve torres de vigilancia

 

Penal “modelo”

De las cárceles estatales también destaca que en el Municipio de Nezahualcóyotl, el gobierno mexiquense cuenta con la única prisión modelo del país, que alberga a los 350 mejores presos.

Desde el 2006, esta prisión promueve un sistema de reinserción social para reos que hayan sido sentenciados por delitos de poco impacto y que estén a punto de concluir su condena.

En este recinto los presos se preparan en materia educativa, psicológica y laboral.

Hay internos provenientes de todos los reclusorios de la entidad, del fueron común o federal, sólo deben ser considerados de baja peligrosidad con base en un diagnóstico criminológico; tienen que encontrarse en la tercera etapa de tratamiento psicológico, trabajo social, medicina y servicios educativos, además, no deben tener reportes de mala conducta y tendrán que estar a dos años de concluir su sentencia.

Incluso, para evitar actos de corrupción, en la penitenciaría no se maneja dinero, todas las cosas a lo que los internos tienen acceso se manejan a través de una cuenta en la que sus familiares pueden depositar 200 pesos por semana y que les permite acceder a servicios que normalmente ellos tendrían que subsidiar.