Métrica - Periodismo y Transparencia

El fracaso de un nuevo gobierno en materia seguridad

Escrito por:

Hace un año la especialista en seguridad Maribel Cervantes Guerrero asumió la titularidad de la Secretaría de Seguridad del Gobierno del Estado de México, su jefe y gobernador Alfredo Del Mazo Maza consideró que su perfil profesional era el idóneo para cumplir uno de sus principales compromisos: prevenir y evitar la comisión de actos delictivos como robo de vehículo, en transporte público, transeúnte, negocio, violación, homicidio doloso, así como feminicidios y todo tipo de ilícitos relacionados con la violencia de género, entre otros.

 

De acuerdo a datos oficiales a los que metricadigital.com tuvo acceso, ese objetivo no ha sido cumplido por la titular que bajo el esquema de Mando Único, vigente desde hace seis años, coordina a prácticamente todas las policías municipales (a excepción de 7) de la entidad.

 

De acuerdo a datos de todas las agencias del ministerio público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) de enero a agosto se han cometido y denunciado 179 mil 132 actos delictivos del fuero común, la cifra es menor en relación a los ilícitos denunciados en 2017 ya que las carpetas de investigación sumaron 186 mil 165 en ese mismo periodo.

 

Lo anterior significa una baja total en la comisión de delitos de 3.77 por ciento pero al analizar el detalle de cada delito y la modalidad del mismo, se advierte que ilícitos como homicidio doloso creció en 12 por ciento, lesiones dolosas 19 por ciento, feminicidio 45.9 por ciento, abuso sexual 14.1 por ciento, violación simple 1.7 por ciento.

 

Robo a casa habitación 15 por ciento, robo de vehículo con violencia 27.8 por ciento, robo de vehículo sin violencia 23.3 por ciento, robo de motocicleta con y sin violencia 49.1 por ciento, robo en transporte público con violencia 27.1 por ciento y extorsión 16 por ciento, entre otros.

 

Comisión de actos delictivos que no ha sido frenada con la activación de casi medio centenar de Bases de Operación Mixta (BOM) durante los últimos tres años, ni la operación de 10 mil cámaras de vigilancia en puntos estratégicos de los municipios con mayor incidencia delictiva, ni tampoco el intenso patrullaje de miembros del Ejército mexicano, Marina, policía municipal, estatal, federal e incluso de los investigadores de la Procuraduría local y federal.

 

De acuerdo a reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en los primeros ocho meses del 2018, el territorio mexiquense siguió colocándose como la entidad donde se verifica el mayor número de ilícitos en todo el país.

 

En cuanto a robo de vehículo, en el referido periodo, la cifra llegó a 32 mil 101; mientras que el número de homicidios dolosos fue de mil 472, lo que significó que cada día seis personas fueran asesinadas en promedio.

 

Las cifras delictivas registradas en el municipio gobernado por Alfredo Del Mazo Maza, advierten que durante el periodo enero-agosto se han verificado 64 feminicidios y 105 secuestros; así como 5 mil 853 robos en unidades del servicio público de pasajeros colectivo (camiones) de los cuales aproximadamente 97 por ciento se verificó con violencia; mientras que el robo en taxis, es decir transporte público individual, la cifra llegó a 623, todos con violencia.

 

A dichos indicadores delictivos se añaden mil 277 delitos por narcomenudeo; 21 mil 50 por lesiones dolosas de las cuales 705 fueron cometidas con arma de fuego; 4 mil 574 robos a negocio; 795 extorsiones y 4 mil 251 delitos relacionados con violencia familiar.

 

El rubro de delitos cometidos por servidores públicos llegó a mil 743; mientras que “otros delitos” sumaron 42 mil 657 carpetas de investigación.