Métrica - Periodismo y Transparencia

“Era un joven ejemplar” dijo su padre al observarló sin vida en av. Las Torres y blvd Aeropuerto

Escrito por:

SAN MATEO ATENCO, Edomex., 22 de mayo 2017.- Con la mano en la barbilla, mirada firme y reflexiva, el padre de Fernando “N” “N” de 28 años, víctima mortal de un presunto robo de vehículo, atestiguó lo que nadie, absolutamente nadie quisiera vivir: la labor de los especialistas en homicidio de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), quienes durante aproximadamente dos horas, realizaron diversos peritajes para tratar de obtener el mayor número de elementos científicos que permitan determinar cómo fue el homicidio registrado justo en la parte superior del puente vehicular Pichardo Pagaza, ubicado en avenida Las Torres y boulevard Aeropuerto de este municipio mexiquense.

 

Municipio contiguo a Toluca y Metepec donde la noche del domingo, presumiblemente, varios sujetos que se trasladaban en un automotor color blanco modelo Aveo y/o en una camioneta Panel del mismo color, abrieron fuego contra el joven que conducía un Mazda gris oscuro, unidad de la que presumiblemente querían apoderarse los ladrones que dispararon en el pecho a Fernando “N” “N”, para luego escapar.

 

“Era un joven ejemplar, un estudiante muy bueno. Cuando se percataron de su capacidad inmediatamente le dieron un buena oportunidad laboral”, dijo brevemente a metricadigital.com el padre de la víctima que aunque en todo momento mantuvo la calma, el brillo de sus ojos lanzaba un contundente grito de impotencia e incredulidad, su hijo estaba tendido ya sin signos vitales sobre la cinta asfáltica, a un costado de su vehículo.

 

De acuerdo a algunas versiones recabados en el lugar del hecho, alrededor de las 21:50 horas Fernando “N” “N” se encontraba cenando en un conocido restaurante-taquería, ubicada en la zona comercial y de bancos de San Mateo Atenco, estaba acompañado de dos señoritas (una presumiblemente su novia), así como de un joven de nacionalidad alemana.

 

Minutos después de retirarse del establecimiento y emprender el traslado a sus hogares, aparentemente varios sujetos empezaron a perseguirlos, acción de la que se percatan los ocupantes del Mazda e intentan evitar una posible agresión.

 

La ruta que emplearon para evitar la agresión fue por las calles: Morelos, de la Rosa, Panteón, Independencia, Matamoros, zona de la Iglesia de la Concha, calle Buenavista y avenida Las Torres, en esta última es donde se registra una primera agresión verbal y física, ya que los ladrones accionan sus armas y hacen el primer intento de robo.

 

Los disparos dejan mal herido a Fernando “N” “N”, así como a una de las señoritas que viajaban en el Mazda.

 

Ante dicho situación, los ocupantes de la unidad pasan a un estado sumamente alterado, aparentemente una de las señoritas toma el volante del automotor y continúa la huida, mientras que la víctima se pasa al asiento del copiloto y/o al trasero, va mal herido.

 

Para las 22:05 horas, los jóvenes siguen siendo perseguidos y trescientos metros después de haber subido el referido puente vehicular en dirección a Metepec, colisionan contra el muro de contención, ahí son alcanzados por los agresores quienes, presumiblemente, accionan nuevamente sus armas contra los ocupantes del Mazda.

 

Fernando “N” “N” pierde la vida en el lugar.

 

Los agresores escapan y minutos después, arriban al lugar elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de San Mateo Atenco, acordonan el sitio y sin éxito realizan un “barrido” para tratar de encontrar a los agresores.

 

Casi una hora después se hacen presentes los policías investigadores de la FGJEM, levantan los primeros peritajes, hacen el recorrido realizado por el Mazda, desde la calle Morelos hasta el puente vehicular Pichardo Pagaza, y uno de los policías investigadores de la Fiscalía expresa “ojala sirvan las cámaras”.

 

El reporte más reciente del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública precisa que de enero a abril del presente 2017, se han robado en la entidad mexiquense 12 mil 824 vehículos, de los cuales 6 mil 839 de los robos se verificó con violencia, mientras que 5 mil 985 sin violencia, es decir los ladrones se llevaron la unidad cuando estaba estacionada.