Métrica - Periodismo y Transparencia

Feminicidios en Edomex: 59 en 2015 y 48 de enero a mayo 2016

Escrito por:

A un año de estar vigente la Alerta de Género el balance no es nada alentador, ya que en algunos municipios se duplicaron los casos de feminicidios.

 

Durante cuatro años y seis meses el Gobierno del Estado de México (GEM) estuvo “litigando” en medios de comunicación y tribunales federales, su objetivo era evitar la implementación del mecanismo de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM).

No obstante 19 días antes de que la Secretaría de Gobernación ordenará activar la medida extraordinaria de “seguridad”, luego de mandatos de jueces federales que atendieron amparos interpuestos por Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) que impulsaron la Alerta,  el gobernador Eruviel Ávila Villegas  se desistió de su postura y de forma repentina se sumó a la petición que había combatido a través de su área jurídica.

Tal y como lo hizo su antecesor y hoy presidente de la nación mexicana Enrique Peña Nieto, quien entendió la petición como una maniobra política para descalificarlo y “trompicarló” en su camino a Los Pinos.

El 28 de julio del 2015 empezaron a operar, en teoría, quince acciones extraordinarias y de aplicación urgente en once municipios: Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco Solidaridad, Cuautitlán Izcalli y Chalco, donde se concentra el  mayor número de feminicidios y por ende todas las acciones contempladas en la AVGM.

Un año después  de haber iniciado su “aplicación” el balance no es nada alentador en esas localidades ya que los casos no frenaron y sí aumentaron.

Durante todo el 2015 se contabilizaron 33 eventos, mientras que de enero a mayo del 2016 van 29 feminicidios en esos once municipios, según informes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) a los que métricadigital.com/home tuvo acceso.

Los datos oficiales también advierten que en ese 2015, en todo el territorio del Estado de México, la Fiscalía Especializada de la PGJEM inició 59 carpetas de investigación por igual número de feminicidios y 48 durante los primeros  cinco meses del presente año, es decir tan sólo once eventos menos que durante todo el año pasado.

Esta última cifra oficial es muy reveladora ya que permite sostener que del total de feminicidios  verificados de enero-mayo del presente año, 19 no sucedieron dentro de las once demarcaciones donde en teoría está  vigente la Alerta.

Lo que significa que el 40 por ciento  del total de casos de feminicidios se verificó en municipios donde no se está “aplicando” el conjunto de acciones extraordinarias y urgentes para evitar más eventos, más ataques contra las mujeres.

Los datos duros emanados de agencias del Ministerio Público local permiten indicar que  cada treinta días se han registrado en promedio 9.6 feminicidios en la entidad mexiquense durante los primeros cinco meses del presente año.

Al respecto el reporte oficial de autoridades mexiquenses subraya que la tasa de feminicidios por cada 100 mil habitantes, durante el referido periodo, asciende a 0.28 eventos; si las cifras se cotejan con la tasa por cada 100 mil mujeres el  número aumenta a 0.55.

En cuanto al delito de homicidio doloso de mujer que de acuerdo a declaraciones del titular de la Procuraduría estatal,  Alejandro Gómez Sánchez, en cualquier etapa de la investigación puede recatalogarse y convertirse en un caso más de feminicidio, los  números oficiales registran los siguientes indicadores en los once municipios donde opera la Alerta:

183 casos en todo el 2015 y  67 eventos de enero a mayo de 2016, es decir 15.2  y 13.4, respectivamente, feminicidios cada mes en promedio.

Cuando dicho delito se amplía a todo el territorio mexiquense, la cifra es la siguiente: 278 homicidios dolosos de mujeres en 2015 y 118 en 2016, lo que representa 23.1 y 23.6  cada mes en promedio. Bajo esta perspectiva la cifra va a la alza muy ligeramente.

El análisis del reporte oficial de feminicidios y homicidios dolosos de mujeres del cual metricadigital.com/home tiene una copia, permite precisar que en Ecatepec, Ixtapaluca y Naucalpan, los casos de feminicidios aumentaron de forma sustancial al crecer en más de un cien por ciento.

Afirmación que se puede sostener a partir del número de carpetas de investigación iniciadas en el municipio de Ecatepec, ya que en 2015 se clasificaron siete carpetas de investigación como feminicidios y de enero a mayo de 2016, la cifra llegó a 12. Lo que significó un aumento de casi cien por ciento en menos de cinco meses.

El caso de Ixtapaluca es extraordinario ya que la PGJEM identificó sólo un evento de feminicidio en 2015, pero durante los primeros cinco meses del siguiente año el   número de casos se multiplicó a 4. Un aumento de 300 por ciento.

En Naucalpan también sucedió algo similar al pasar de 2 casos en 2015 a 5 durante los primeros 150 días del año. Un incremento de 150 por ciento.

Desde que apareció el delito de feminicidio en el Código Penal mexiquense –con penas de 40 a 70 años de prisión en incluso reclusión de por vida– los titulares del GEM han sostenido que sí han emprendido acciones concretas para intentar detener el feminicidio y los homicidios dolosos contra las mujeres, pero las cifras han ido en aumento en lo general de acuerdo a la misma PGJEM:

Feminicidio: 43 en 2011; 46 en 2012; 42 en 2013; 52 en 2014; 59 en 2015 y 48 de enero a mayo de 2016.

Homicidio doloso: 175 en 2011; 216 en 2012; 224 en 2013; 184 en 2014; 278 en 2015 y 118 de enero mayo de 2016.

 

¿Qué pretendía la Alerta de Violencia de Género?  

La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres significa la puesta en marcha de acciones gubernamentales que deben ser ejecutadas de manera inmediata para impedir y erradicar actos violentos de todo tipo contra las mujeres, así como investigar con perspectiva de género los feminicidios registrados en un territorio determinado, indagatoria que deberá concluir con el aseguramiento de los autores del crimen.

El 31 de julio del 2015, la Secretaría de Gobernación a través del Boletín 462, informó a la sociedad que por la gravedad del problema registrado en el Estado de México, por primera vez en el país emitía una Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres y niñas.

Por lo cual el Poder Ejecutivo estatal en su conjunto,  puso en marcha medidas y acciones extraordinarias en Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco Solidaridad, Cuautitlán Izcalli y Chalco, como son:

Al activarse el mecanismo extraordinario de la AGVM la Secretaría de Gobernación está obligada a realizar de forma permanente un monitoreo de todas las medidas, “privilegiando que se informe a la ciudadanía las acciones realizadas y los resultados obtenidos”, acción que no ha sucedido en general.

El problema de la violencia contra las mujeres era y es tan grave en el Estado de México que justo durante los primeros tres meses de la administración del gobernador Eruviel Ávila, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), junto con INMUJERES, en el marco del estudio “Panorama de Violencia Contra las Mujeres en México”, profundizó el caso mexiquense y entre algunos datos reveladores levantados en campo (cara a cara) entre el 3 octubre y 11 noviembre de 2011, estaban los siguientes:

“En el Estado de México, de las mujeres (de 15 años en adelante) casadas o unidas que a lo largo de su relación han sufrido violencia extrema, 53.4% declararon que han sido agredidas por su pareja físicamente o con un arma (las han pateado, amarrado, tratado de ahorcar o asfixiar, atacado con cuchillo o navaja o les han disparado con un arma), 29.6% mencionan que su pareja ha usado la fuerza física para obligarlas a tener relaciones sexuales, 29.4% han tenido que recibir atención médica o psicológica, hospitalizarse  u operar a consecuencia de los problemas con su pareja”.

“El 25.15% por actos violentos han sufrido cortadas, quemaduras, pérdida de dientes, fracturas abortos, inmovilidad de alguna parte de su cuerpo o el fallecimiento de algún integrante del hogar, y, un menor porcentaje (23.2%) lo representan las mujeres cuya pareja se ha adueñado o les ha quitado dinero o bienes (terrenos, propiedades, etcétera)”, precisa el segundo párrafo de la página 17 del estudio de INEGI e INMUJERES.

Ese reporte también añadía que el 7% de las mujeres casadas o unidas, víctimas de violencia por parte de su pareja, han pensado quitarse la vida, de éstas, poco más de una tercera parte (37.6%) ha intentado quitarse la vida.                  

Por tales indicadores, entre otros, desde diciembre de 2010 el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), plantearon a la autoridad la emisión de la Alerta de Género.

Petición realizada y fundada por los organismos no gubernamentales que tuvo como respuesta, por entonces Gobernador Peña Nieto y después por Ávila Villegas, una negativa y cerrazón ya que dichos políticos no admitieron y reconocieron durante casi cinco años la gravedad del problema por el que pasan las mujeres mexiquenses víctimas de todo tipo de violencia hasta el extremo de padecer actos que terminan con sus vidas.

Ante ese escenario adverso para las mujeres mexiquenses el OCNF y CMDPDH, impulsaron el uso de la herramienta contemplada en el inciso V del Artículo 23  de la Ley General para Prevenir y Sancionar la Violencia Contra la Mujer: la Alerta de Género.

Mecanismo que durante casi cinco años tuvo como obstáculo a los mismos funcionarios y operadores del  Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM), quienes incomprensiblemente se negaron a reconocer en repetidas ocasiones que en el Estado de México (al igual que en otras entidades) las mujeres enfrentaban graves problemas y feminicidios.

La sola petición de emitir una Alerta de Género evidenció el fracaso que ha tenido la política pública estatal que en teoría había sido implementada para proteger a las mujeres, investigar y detener a los agresores de éstas.

Esas premisas hasta el momento no se han cumplido durante los casi cinco años de gestión que tiene al frente Ávila Villegas del Poder Ejecutivo estatal.

     

 

Sentencias

 

Acciones de la Alerta de Género