Métrica - Periodismo y Transparencia

Fracasa “Fuerte y con Todo”

Escrito por:

“Fuerte y con todo” contra la delincuencia y hacer el “estado más seguro del país” repitió  cientos de veces a través de spots de radio, televisión, actos de campaña y entrevistas, el candidato Alfredo Del Mazo Maza, hoy gobernador del Estado de México. Casi medio año después ese objetivo prioritario para su gobierno y sociedad no ha sido alcanzado, la estrategia en seguridad está fracasando.

 

Homicidio doloso, feminicidio, violación, robo de vehículo, transeúnte y robo en todas sus modalidades tuvieron un comportamiento sustancial a la alza en el mes de enero del presente año, en comparación al mismo periodo del año pasado.

 

Durante su campaña política Alfredo Del Mazo Maza aseguró que acabaría con la delincuencia, promesa que no ha cumplido y la inseguridad se ha incrementado.

De acuerdo a datos oficiales de todas las agencias del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a los que metricadigital.com tiene acceso, dos terceras partes de los llamados delitos de alto impacto en el mes de enero de 2018 registran incrementos que van desde 2.3 por ciento en el caso de fraude, pasando por 16.4 en homicidio doloso y 51.5 en cuanto a robo de vehículo, hasta 133.3 por ciento en eventos de feminicidio.

 

El comparativo cuantitativo de aquellos delitos que afectan al grueso de la población y tienen repercusiones no sólo en las víctimas sino también en su entorno familiar y social, advierte que la mayoría de los ilícitos de alto impacto muestran un firme incremento.

 

Entre los ilícitos que registraron crecimientos extraordinarios en el periodo comparado, enero 2018 con enero 2017, están:

 

Feminicidio 133%; abuso sexual 29.8%; violación equipara 193%; robo a casa habitación13.8%; robo de vehículo (cuatro ruedas) 51.5%; robo de motocicleta 51.9%; robo a transeúnte 38.8%; robo a transporte público colectivo 36.4%; robo a transporte público individual (taxi) 82%; robo a transporte individual 58.2%; robo a negocio 12%.

 

Homicidio doloso 16.4%; despojo 29.7%; actos delictivos contra la familia 10.8%; violencia familiar 30.4%; corrupción de menores 33.3%; trata de personas 50%; narcomenudeo 120%.

 

Fuente: Agencias del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a través del SESNSP.

 

Indicadores negativos para la administración del gobernador Alfredo Del Mazo Maza que durante los primeros cinco meses de su gestión advierten un fracaso en lo que era su prioridad: la seguridad de la población.

 

 

Fuente: Fiscalía General de Justicia del Estado de México a través del SESNSP.

 

El 16 de septiembre de 2017 Alfredo Del Mazo Maza entro en funciones e inició a administrar la entidad más poblada de México con 17.3 millones de mexiquenses (Conapo 2017); entre su equipo de trabajo designó como titular de la policía estatal a Maribel Cervantes Guerrero, licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México y especialista en seguridad que en los últimos diez años participó en áreas directivas de corporativos del sector privado como la Consultora española de seguridad a través de plataformas tecnológicas MNEMO y el Banco HSBC con operación en México.

 

 

Así como también en el sector público federal ya que estuvo como Comisionada de la Policía Federal (2012) y en el Centro de Inteligencia y de Seguridad Nacional (CISEN) donde fungió como Subdirectora de Análisis de Crimen Organizado.

 

Funcionaria pública que tiene a su cargo la coordinación e implementación de directrices generales bajo las cuales actúan y se desempeñan los 17 mil policías estatales, así como los más de 25 mil elementos de seguridad pública municipal que en teoría atienden sus órdenes bajo el esquema policíaco Mando Único que opera en el territorio estatal desde hace seis años.

 

Entre los pendientes de corto plazo que tiene por resolver Cervantes Guerrero está el conflicto desencadenado por la baja de 174 elementos de la corporación que venían realizando acciones de recolección de información en campo, labor que especialistas en seguridad clasifican como espionaje de líderes políticos y activistas sociales.

 

Sobre dicho tema-problema la Secretaría de Seguridad mexiquense argumentó de forma pública, a través de un boletín de prensa, que los elementos de la policía estatal causaron baja porque realizaban duplicidad de funciones y no estaban aptos para el desempeño de las acciones encomendadas.

 

Jurídicamente el argumento precisaba que a mediados de diciembre de 2017, a los policías dados de baja se les había solicitado la presentación de un reporte anual y como éste documento nunca fue presentado por el funcionario la consecuencia consistía en la baja de la corporación.

 

Entre las prioridades de mediano y largo plazo que tiene Cervantes Guerrero está: instalar 10 mil cámaras de videovigilancia (que se sumarían a  igual número que ya operan en los C5); habilitación de botones de pánico en el transporte público de pasajeros; depuración de cuerpos policíacos; habilitación del concepto-esquema policía de proximidad; profesionalización de los cuerpos de seguridad e incremento salarial a los miembros de las corporaciones de seguridad.