Métrica - Periodismo y Transparencia

Hacen realidad Breaking Bad en Lerma

Escrito por:

La serie de televisión estadounidense Breaking Bad fue llevada a la realidad en el municipio de Lerma del Estado de México, ya que durante varios años operó una empresa que aparentemente comercializaba productos para el hogar y plantas de ornato, pero en realidad su giro comercial ilegal era la producción de marihuana de forma industrial.

 

Oficina, nave de producción, área de empaquetado, almacenamiento y distribución de la droga de mayor consumo en México, la marihuana, fue diseñada y montada en una de las zonas industriales más importantes del Valle de Toluca como lo es el corredor Paseo Tollocan.

 

Ahí, en la zona donde se ubican armadoras de automóviles, maquiladoras de ropa, productoras de sopas y pastas, fábricas de muebles, partes automotrices, pinturas, y en general las industrias más importantes de la capital mexiquense, operó lo que hasta este momento se puede considerar como el “narcolaboratorio” más tecnificado del Estado de México.

 

De acuerdo a testimonios recabados en los alrededores del predio de aproximadamente dos hectáreas, ubicado en la Manzana B1 Lote 14 de la calle Prolongación Santa Ana, colonia Reforma del municipio de Lerma, a dicha “empresa” acudían con regularidad señores y jóvenes trabajadores.

 

“Por aquí pasan muchas personas de todo tipo, jóvenes señores, muchachas y hasta chamacos (adolescentes)… en todas las empresas hay movimiento y en esa también llegue a ver movimiento de trabajadores… entraban y salían camionetas y camiones”, precisó a metricadigital.com un vendedor ambulante que ofrece desde galletas, cigarros, refrescos… y hasta tortas.

 

De acuerdo a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), “el lugar estaba acondicionado en su totalidad como punto de siembra, invernadero y cosecha de marihuana”, bajo técnica hidropónica.

El hallazgo de la “empresa” que al exterior no cuenta con ningún logotipo o razón social, fue realizado por elementos de la Fiscalía mexiquense, presumiblemente luego de que investigadores le siguieron la pista a varios narcomenudistas que operan en distintos puntos del Estado de México.

 

Versiones extraoficiales precisaron que el producto elaborado en la referida “empresa” era de alta calidad, por lo que un elevado porcentaje de la producción se comercializaba en otras entidades de la república mexicana.

 

La Fiscalía estatal (antes Procuraduría) que encabeza Alejandro Gómez Sánchez, precisó que en la parte posterior de las oficinas se encuentra una bodega con las siguientes áreas:

 

  • Espacios destinados a la preparación de la tierra, selección de semillas y siembra 
  • Espacio para la limpia de la planta
  • Áreas destinadas a secado de la planta
  • Zonas para realizar el embalaje del producto terminado en bolsas selladas
  • Instalaciones para ventilar el lugar así como para mantener las plantas a una temperatura determinada

 

En la nave industrial ubicada a una calle del principal paradero de la referida zona y, aproximadamente a tres kilómetros de la presidencia municipal de Lerma, se habilitaron dos grandes invernaderos utilizados para sembrar, cultivar y empaquetar marihuana.

 

La investigación de la Fiscalía permitió determinar que desde dicha “empresa” se distribuía marihuana, “ya procesada, lista para ser comercializada”.

 

Es de destacar que llegar en automóvil a la “empresa” es muy sencillo, rápido y tranquilo, pues se ubica a casi dos calles de Paseo Tollocan y una de avenida Las Partidas.

 

La circunstancia cambia drásticamente cuando se accede a pie a la zona, pues se respira un ambiente tenso, por lo que quizás decenas de trabajadoras y trabajadores siempre deambulan a paso veloz por esas calles.

 

A la distancia se observan de reojo y con desconfianza, en todo momento tratan de mantenerse alerta, quizás porque en las banquetas hay pocas personas y en la calle sólo pasa uno que otro automóvil… “las calles de la zona industrial de Lerma generan miedo”, subrayan dos señoritas que sueltan una carcajada nerviosa tras concluir la frase.

 

Muchos predios están baldíos y la zona se caracteriza por su poco alumbrado público, al caer a noche la colonia se hace más hostil.

 

De acuerdo a información a la que se tuvo acceso, la investigación sobre dicho narcolaboratorio se prolongó por varios días y fue en la presente semana que se solicitó al Poder Judicial una orden de cateo para ingresar al inmueble.

 

Los investigadores contaban con datos de prueba suficientes para suponer que en la “empresa” se registraba una actividad ilícita.

 

Fue así como al momento de incursionar a la oficina y nave industrial, la policía investigadora de la FGJEM confirmó su hipótesis, aunque jamás imaginaron el alto grado de tecnificación que los narcotraficantes habían logrado montar en Lerma.

 

Los aparatos, espacios, áreas y productos encontrados al interior de la “empresa” hacen suponer que los operadores del narcolaboratorio generaban cada semana decenas de kilogramos de droga y por ende millones de pesos.

 

Aunque los reportes de la FGJEM no precisan si al momento de su incursión lograron detener a alguna persona, sí subrayan que en el interior se localizaron las siguientes cantidades de productos y drogas:

  • 1,000  mil plantas de marihuana
  • 118 matas de mediano tamaño
  • 750 matas pequeñas
  • Varios paquetes con hierba ya procesada
  • 650 bultos de abono.

La bodega así como el material encontrado en su interior, son resguardados por policías investigadores de la Fiscalía y elementos de la Secretaría de Seguridad, antes Agencia Estatal de Seguridad.

 

Es de destacar que para este caso, por la envergadura del hallazgo, la Fiscalía mexiquense realiza acciones conjuntas con la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la Procuraduría General de la República (PGR), “institución que continuará con las diligencias correspondientes y determinará lo que conforme a derecho corresponda”, precisó la FGJEM.

 

De acuerdo a expedientes dela misma Fiscalía, en el mes de marzo del presente año  también se habría desmantelado un invernadero similar en el municipio de Naucalpan.