Métrica - Periodismo y Transparencia

La Apuesta

Escrito por:

Control de confianza, “endurecimiento” del Código Penal, mando único, operación de BOM, transformación de SSC a CES, 10 mil cámaras de vigilancia y la habilitación de la Fuerza Especial de Seguridad (FES), son las acciones emprendidas para intentar atajar la delincuencia en Edomex.

 

En la recta final de su administración el gobernador Eruviel Ávila Villegas trata de respirar y armar un amplio esquema de seguridad que se puede advertir como un gran hibrido, ya que consta de múltiples acciones y políticas públicas implementadas en lo que va de su gestión: exámenes de control de confianza aplicados a todo el personal de seguridad, “endurecimiento” del Código Penal, puesta en marcha de Bases de Operación Mixta (BOM), mando único, transformación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) a Comisión Estatal de Seguridad (CES) y esquema de videovigilancia.

Estrategia y política pública de seguridad que busca cerrar con la operación de la Fuerza Especial de Seguridad (FES), integrada por 544 elementos policíacos (se sumaron a los 16 mil estatales que ya operan) que tienen como denominador común, contar con estudios de nivel medio superior, percibir un salario de 15 mil pesos y estar capacitados, aseguran sus mandos, para enfrentar a los delincuentes y revertir los vicios de las corporaciones policíacas.

“Estamos en sus manos, compañeras y compañeros, les tengo toda la confianza, y sé que no me van a defraudar, sé que no van a defraudar a los mexiquenses, me la juego con ustedes, pero les pido que ustedes se la jueguen con la gente, la protejan y la cuiden verdaderamente”, les dijo el gobernador el 12 de enero.

Con dicho paquete de seguridad el Gobierno del Estado de México (GEM) intenta atajar los más de 200 mil delitos que año con año se cometen en la entidad mexiquense, y de los cuales tan sólo Ecatepec y Toluca concentraron alrededor de 40 mil el año pasado.

EL RECUENTO DE LAS ACCIONES

Ante el embate de la delincuencia a principios de 2012, la primera respuesta del doctor en Derecho y gobernador Ávila Villegas fue “endurecer” leyes para que los castigos contra los delincuentes fueran ejemplares, pero la medida en un primer momento no surtió efecto.

De acuerdo a las  cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el 2012, primer año de Eruviel Ávila al frente de la administración, se registraron y denunciaron en la entidad 269 mil 116 actos delictivos.

Para el 2013 la cifra de delitos denunciados, es decir que sí generaron una carpeta de investigación ante agencias del Ministerio Público de la Procuraduría estatal (no se están contabilizando las generadas ante la PGR), llegó a 272 mil 996, número record en la presente administración.

En ese mismo año, 4 de marzo, el mandatario reunió a prácticamente la totalidad de los 125 alcaldes de la entidad mexiquense y les anunció que se había tomado la determinación de implementar el esquema policíaco de mando único (estrategia de seguridad a la que se había opuesto durante su faceta de alcalde de Ecatepec), por lo que se les “invitaba” a firmar convenios de colaboración.

Petición a la que a excepción del presidente municipal de Nezahualcóyotl (del PRD), todos atendieron por lo que desde ese entonces la estrategia de seguridad, en teoría, corre por parte de los altos mandos de la entonces SSC que el 17 de diciembre de 2014 se transformó en la CES, policía estatal adscrita a la Secretaría General de Gobierno, brazo político del Gobierno del Estado de México (GEM).

En ese 2014 los indicadores delictivos empezaron a disminuir ya que el año cerró con 240 mil 833 delitos denunciados, lo que representó 31 mil actos delictivos menos en comparación a 2013.

Baja en el número de carpetas de investigación iniciadas que también se puede advertir por los principios del sistema oral, ya  que privilegia el acuerdo de las partes en conflicto y la reparación del daño causado, lo que permite al representante del ministerio público, en determinados casos —actos cometidos sin violencia y no graves donde estén involucrados primodelincuentes–    generar carpetas informativas y no carpetas de investigación.

A principios del 2015, el titular del Poder Ejecutivo mexiquense anunció a la población el “Proyecto G135” que representó una inversión de mil 100 millones de pesos y consta de 17 arcos carreteros, mil 718 GPS habilitados en patrullas y 10 mil videocámaras de vigilancia con operación en los 44 municipios donde se registran altos índices delictivos y concentra el mayor número de población.

Aquí las cifras delictivas registradas en 2015
De las 202 mil 205 carpetas de investigación iniciadas en el año 2015 ante agencias del Ministerio Público de la Procuraduría estatal, por igual número de delitos registrados en el Estado de México, 72 mil 190, equivalentes al 35.7 por ciento, fueron por el delito de robo en todas sus modalidades cometido con y sin violencia.

De acuerdo a los datos que mes con mes da a conocer el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre los delitos denominados de alto impacto que se cometieron en el territorio estatal y que sí fueron denunciados, están 37 mil 74 y 35 mil 35 robos cometidos con y sin violencia, respectivamente.

Entre los ilícitos de robo cometidos con el factor violencia destacan los mil 74 a casa habitación, mil 307 a transportistas, 7 mil 44 a transeúntes, 2 mil 888 a negocio, 16 robos a instituciones bancarias y 22 mil 969 de vehículos.

Entre los delitos de robo de alto impacto registrados el año pasado sin violencia, es decir que el delincuente actuó sin agredir a la víctima o dueño del bien sustraído, están los 4 mil 491 cometidos a casa habitación, 148 a transportistas, mil 105 a transeúntes, mil 506 a negocios, 24 mil 497 de automotores, 104 robos a instituciones bancarias y 283 de abigeato, es decir sustracción de ganado (sobre este es de destacar que de acuerdo a datos extraoficiales, el mayor porcentaje de los robos se comete sin violencia).

Las cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) que mes con mes entrega al SESNSP, organismo federal que hace público los reportes de incidencia delictiva registrada en cada una de las 32 entidades de la república mexicana, precisan que de enero a diciembre del año 2015, se registraron:

163 secuestros, 31 mil 305 lesiones dolosas (mil 28 con arma blanca y 581 con arma de fuego), 644 extorsiones, 3 mil 134 fraudes y 72 mil 680 actos ilícitos fueron catalogados como otros delitos cometidos en algún punto de la geografía estatal.

Respecto a los delitos sexuales que en el referido periodo sí fueron denunciados y generaron una carpeta de investigación, están mil 545 violaciones, 107 estupros y 625 delitos calificados como “otros delitos sexuales”.

El reporte del índice delictivo en el territorio del Estado de México también precisa que en el 2015 se cometieron 3 mil 5 homicidios, de éstos 935 se catalogaron como culposos, mientras que los restantes 2 mil 70 se etiquetaron como dolosos, entre éstos últimos están las ejecuciones relacionadas con actos de la delincuencia organizada y común.

El reporte del SESNSP sobre los homicidios dolosos desglosa que mil 225 de los crimines se cometió con arma de fuego, 260 con arma blanca, es decir cuchillo o algún otro artefacto punzocortante y el restante 555 de los crímenes se cometió con lo que la autoridad cataloga como “otros” (quemados-fuego, asfixia y golpes).

El recuento de delitos que sí se denunciaron y generaron una carpeta de investigación durante los cuatro años y cuatro meses (septiembre 2011 a diciembre 2015) que lleva la administración del gobernador Eruviel Ávila Villegas, arroja 1 millón 71 mil 412 ilícitos:

86 mil 262 de septiembre a diciembre de 2011; 269 mil 116 en 2012; 272 mil 996 en 2013; 240 mil 833 en 2014 y 202 mil 205 en 2015.

 

Ecatepec: delitos 2015

 

Toluca: delitos 2015

 

Nezahualcóyotl: delitos 2015

 

Metepec: delitos 2015

 

Atizapan de Zaragoza delitos: 2015