Métrica - Periodismo y Transparencia

La batalla legal de Martínez Sosa: acusar a dos militares desde una celda de Almoloya de Juárez

Escrito por:

Alberto Martínez Sosa termina 2019 con una batalla legal que inició hace varios años.

Desde una celda del penal estatal de Almoloya de Juárez insiste en no ser culpable de la privación ilegal de dos militares, denuncia por lo cual fue sentenciado a 20 años de prisión.

Dicha querella comenzó el 7 de octubre de 2007, cuando los dos militares iniciaron la averiguación previa número PGR/MEX/TEJ-II/189/2007.

Uno de sus recursos legales ha consistido en promover un juicio en contra de esos dos militares, quienes según la justicia mexicana, fueron víctimas de él.

Sin embargo, Martínez Sosa rechaza que haya sido el victimario, por lo cual insiste en solicitar una orden de aprehensión contra los dos militares que lo inculparon.

Este expediente judicial inicia el 29 de septiembre de 2010, cuando Martínez Sosa presentó un escrito de denuncia contra los dos militares que lo acusaron de ser parte de un grupo armado que los capturó en el centro del municipio de Luvianos.

Derivado de lo anterior, el Agente del Ministerio Público de la Federación, titular de la Agencia Cuarta Investigadora, inició la averiguación previa PGR/MEX/TOL-IV/2475/2010.

Una vez integrada la misma, determinó ejercitar acción penal en contra de los denunciados.

Sin embargo, el 7 de octubre de 2011 el juez a cargo negó la orden de aprehensión, solicitada dentro de la causa Penal 102/2011, derivado de que no existían los elementos para determinar.

Ahí comenzó una serie de revires y recursos de Martínez Sosa, cuyo expediente ha conocido distintos tribunales en busca de obtener las citadas órdenes de aprehensión.

Uno de los aspectos fundamentales en esta batalla legal, consiste en que Martínez Sosa, ha argumentado que no se ha contado con los elementos suficientes para realizar el análisis exhaustivo de esta causa penal.

Fue así que el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito emitió una resolución con fecha del 7 de agosto de 2017, dentro de la cual se concedió el amparo y protección de la justicia de la unión para el efecto de emitir una nueva determinación.

“Emita una nueva resolución, en la que ordene al Juez Quinto de Distrito de Procesos Penales en el Estado de México con sede en Toluca, que previo a resolver de fondo sobre la orden de aprehensión solicitada, se pronuncie sobre la incongruencia existente por advertirse incompleto el material anexado al pliego de consignación, en relación con la totalidad de las constancias existentes y conducentes de la causa penal 77/2007 (…)

 “Ya sea devolviendo los autos a la fiscalía para eventual perfeccionamiento de la acción penal o bien, exigiendo la incorporación de las constancias faltantes”, indicó la resolución.

Sin embargo, en respuesta el Juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales emitió una nueva negativa de orden de aprehensión.

En esta serie de litigios, los tribunales también han recurrido a distintas justificaciones, como el hecho de que se habría extinguido la acción penal contra los dos militares.

No obstante, Martínez Sosa no ha variado su defensa y el 6 de noviembre de 2019 interpuso un amparo directo, el cual se encuentra en vías de remisión al Tribunal Colegiado en Materia Penal Competente del Segundo Circuito.

Así termina 2019, insistiendo en su inocencia desde una celda del penal estatal de Almoloya de Juárez.