Métrica - Periodismo y Transparencia

La democracia necesita transparencia: Jacqueline Peschard

Escrito por:

Para vivir en democracia es indispensable la transparencia y la rendición de cuentas, pues éstas, pueden ayudar a combatir la corrupción; además, los ciudadanos deben contar con información pública, indicó Jacqueline Peschard Mariscal al presentar en el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), su libro “Transparencia: promesas y desafíos”.

 

La moderación en la presentación del libro, estuvo a cargo de la Dra. María Guadalupe González Jordan, Consejera Electoral del IEEM, quien señaló que debemos conocer los propósitos y alcances de la transparencia, pues es el elemento necesario para elegir a los mejores gobernantes y para combatir los casos de opacidad. Comentaron la publicación, Rosa María Mirón Lince, Investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, e Igor Vivero Ávila, Titular del Centro de Formación y Documentación Electoral del Instituto.

 

La ex Presidenta del Sistema Nacional Anticorrupción, indicó que su libro que forma parte de la colección “Grandes problemas de México”, donde hace un recuento de cómo surge la transparencia y cómo se va colocando en el centro de la agenda pública. Señaló que, paradójicamente, la construcción de nuestro sistema democrático primero pasó a dotarnos de una serie de reglas e instituciones para asegurar la legal conquista del poder, porque aunque no se hablaba de transparencia, ésta estaba presente.

 

 

Precisó que ahora los ciudadanos interesados en los asuntos públicos demandan al poder que comparta parte de la información, para realizar una vigilancia ciudadana de sus actos, y así saber cómo se utilizan los recursos públicos. Puntualizó que se ha avanzado mucho respecto de la transparencia; ello no quiere decir que no se tengan espacios que siguen en opacidad y que son un alimento fundamental para los casos de corrupción.

 

En tanto, Rosa María Mirón Lince, presentó la radiografía de algunos problemas de corrupción que surgieron en el país, por lo que es prioritaria la transparencia y la rendición de cuentas. Indicó que Jacqueline Peschard acierta al presentar una perspectiva monográfica de la transparencia, la cual difícilmente puede delimitarse en una definición “de diccionario”, porque además de ser un valor democrático, es también una norma y un proceso.

 

La ex Consejera Electoral del otrora Instituto Electoral del Distrito Federal, indicó que la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción, son tres principios que deben funcionar de manera articulada, no fragmentada, ni separada, pues son límites para el poder político y, al mismo tiempo, son criterios orientadores para un gobierno honesto, eficiente y responsable. Agregó que, además de no perder de vista que el buen funcionamiento de las instituciones democráticas, se requiere de un esfuerzo constante de la ciudadanía.

 

Por su parte, Igor Vivero Ávila, enumeró los cinco diferentes capítulos que integran el libro, y destacó que la transparencia puede ser un contrapeso a la idea patrimonialista de la información pública, es decir, cómo el servidor público tiene que diferenciar que no es su patrimonio la información con la que se están generando las decisiones; pues existen dos actores que la usan en el tema de trasparencia: el gobierno y los ciudadanos.

 

Agregó que las democracias se rompen y que la transparencia puede ser un fortalecimiento del sistema democrático. Para el caso mexicano, dijo, hay un referente interesante en el libro, donde se muestra la pluralidad regional de los temas de transparencia, pues se especifican los estados con mejores instrumentos sobre el tema, así como los más rezagados.

 

Durante el evento se contó con la presencia de las integrantes de la Asociación Mexicana de Consejeras Estatales Electorales, A.C., del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios, del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de México y Municipios, representantes de partidos políticos, Directores del Instituto, servidores público electorales y estudiantes universitarios.