Métrica - Periodismo y Transparencia

La métrica electoral ¿Quién gana la gubernatura?

Escrito por:

De consolidarse una alianza electoral entre la oposición del Edomex, podrían sumar alrededor de 3 millones de votos, un millón más a los obtenidos por PRI, PVEM y PANAL en junio del 2015.

 

De acuerdo al comportamiento del electorado en el Estado de México durante las últimas tres elecciones por la gubernatura y proceso electoral de junio de 2015, las probabilidades matemáticas surgidas a partir de la decisión ante las urnas de miles de mexiquenses que han acudido a votar por un partido distinto al PRI, se puede advertir que si PRD y PAN acordarán ir en alianza por la silla de gobernador en la elección de julio de 2017, sus posibilidades de destronar al partido del presidente Enrique Peña Nieto, son considerables ya que podrían obtener más del 50 por ciento de la votación probable.

Los votos de panistas y perredistas emitidos en la elección por la titularidad del Poder Ejecutivo estatal el 4 de julio de 1999,donde Arturo Montiel Rojas resultó triunfador con el 46.9 por ciento de participación ciudadana, ascendieron a 1 millón 856 mil 571, lo que representó 57.45 por ciento de los sufragios, es decir 485 mil  votos, 15 por ciento más, del millón 371 mil 564 obtenidos por el PRI.

Seis  años después, 3 de julio de 2005, la historia fue similar, ya que más de la mitad del electorado del Estado de México, por separado, se inclinó a favor del PRD y PAN.

Institutos políticos de oposición que en conjunto siguieron obteniendo la mayoría de los votos emitidos en esa elección que registró una participación de 42.7 por ciento (la más baja en las últimas dos décadas) y en donde el hoy presidente del país, Peña Nieto, en ese momento resultó electo como gobernador del Estado de México con 1 millón 801 mil 530 votos.

En ese proceso electoral el PRD logró sumar a 918 mil 347 ciudadanos, 24.25 por ciento; mientras que los panistas ganaron la simpatía de 936 mil 615 electores, 24.73 por ciento, es decir en conjunto lograron convencer a 1 millón 854 mil 962 ciudadanos, lo que representó el 48.98 por ciento de los sufragios (1.41% más que el PRI).

Para la elección de 2011 que registró 46.15 por ciento de participación ciudadana y llevó a Palacio de Gobierno de Toluca al mandatario Eruviel Ávila Villegas, la preferencia electoral por panistas y perredistas se vino a pique, ya que los primeros se desplomaron y sólo lograron obtener 598 mil 45 votos, 12.28 por ciento de los sufragios (la  mitad del porcentaje obtenido en 2005).

En tanto que los segundos lograron convencer a 1 millón 20 mil 857 ciudadanos, 20.96 por ciento de los votantes, no obstante aunque el PRD incrementó su votación en 102 mil 510 ciudadanos, su preferencia cayó 3.29 puntos porcentuales en relación a lo obtenido en 2005.

Cifras de panistas y perredistas que al sumarse representan un millón 618 mil 902  votos, 33.24 por ciento, es decir una preferencia “relativamente” similar (236 mil votos menos) a la obtenida de manera conjunta en las elecciones de 1999 y 2005.

Aunque de acuerdo a indicadores de la elección de 2011, se puede sostener que la gran diferencia en ese proceso electoral la hizo el PRI, pues no sólo mantuvo su votación sino que logró algo extraordinario en la política electoral, incrementar sus votos en 67.6 por ciento.

En ese proceso electoral el Revolucionario Institucional pasó en tan sólo seis años de 1.8 (2005) a 3 millones de votos (2011), lo que representó 14.4 puntos porcentuales más y un incremento de 61.97 por ciento de su votación, es decir que de cada cien votos válidos emitidos en esos comicios, 61 fueron para el hoy mandatario Ávila Villegas.

Preferencia electoral indiscutible que llevó al priismo mexiquense, de la mano de Eruviel Ávila,  a sus máximos niveles de preferencia electoral en la historia reciente estatal, pues contó con 3 millones 18 mil 588  simpatizantes que apoyaron su proyecto de gobierno.

Aunque tres años después ese nivel de aceptación para el PRI del Estado de México, se desplomó ya que el comportamiento electoral fue similar al de otras elecciones.

El 7 de junio de 2015, elección de 75 diputados locales y 125 titulares de ayuntamientos, el PRI obtuvo 1 millón 795 mil 307 votos, el PRD 877 mil 787 y el PAN 992 mil 443.

Votos de panistas y perredistas que suman 1 millón 870 mil 230 ciudadanos, es decir más de los obtenidos por el tricolor.

Si a los sufragios obtenidos por el PRI en esa elección se suman los votos de sus aliados políticos Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido Nueva Alianza (PANAL), su preferencia aumenta y llega a 2 millones 68 mil 625 electores.

En esos comicios el PANAL obtuvo en las urnas 152 mil 112 votos y el PVEM 121 mil 206.

Aunque en un escenario hipotético de alianzas electorales, los partidos de oposición llevan ventaja sustancial, ya que teniendo como referencia los resultados de esos comicios (junio de 2015), las probabilidades para el partido de derecha y los de izquierda son considerables:

Sumando los 192 mil 491 sufragios del Partido del Trabajo (PT) y los 258 mil 667 de Movimiento Ciudadano (MC), a los obtenidos por el PRD y PAN, representan en conjunto 2 millones 321 mil 388 votos, es decir 252 mil sufragios más que el PRI, PVEM y PANAL juntos.

En ese esquema de proyecciones el avance de la oposición se amplía si a dicha suma de votos de panistas, perredistas, petistas y simpatizantes de Movimiento Ciudadano, se añaden los de MORENA que en su debut (junio de 2015) obtuvo 504 mil 349 sufragios en la entidad y los del Partido Encuentro Social (PES) que logró convencer a 227 mil 149 mexiquenses.

En resumen la suma de votos de la oposición llega a 3 millones 52 mil 886, prácticamente un millón más de ciudadanos que los que respaldan al PRI y sus aliados del PVEM y PANAL.

Aunque el caso del PES, es algo especial, pues días después de haber obtenido registro como instituto político, el mismo gobernador Eruviel Ávila Villegas se encargó de sentarse con los hombres claves de Encuentro Social en la entidad  y de inmediato logró sumarlos a la alianza política que mantiene con el PVEM  y PANAL, por lo que las probabilidades de que el PES apoye al candidato que postule el PRI a la gubernatura son muy elevadas.

 

Los aspirantes

Como cada seis años el PRI mexiquense cuenta con más de una decena de aspirantes para poder perfilarse a la candidatura por la gubernatura, sin duda todos altamente competitivos y con denominador común al reunir los requisitos mínimos que se autoexigen para poder levantar la mano: disciplinados, leales al partido, profesionales de la política, con amplia experiencia en el sector público estatal y nacional, reconocimiento social y solvencia económica.

Aunque sólo tres, en los hechos, han iniciado acciones concretas para empezar a trazar su ruta y obtener la candidatura: los primos Carolina Monroy Del Mazo y Alfredo Del Mazo Maza, diputada federal y Secretaria General del Comité Nacional del PRI y diputado federal, respectivamente,  así como Ana Lilia Herrera Anzaldo, senadora de la República.

Contienda que ha iniciado al interior de las filas del PRI, ya que a seis meses de que la autoridad electoral inicie oficialmente los preparativos para la elección y a un año cuatro meses de que ésta se realice, los equipos de esos tres potenciales aspirantes se preparan y delinean su ruta crítica para argumentar y sostener al gobernador Eruviel Ávila y presidente Enrique Peña Nieto su competitividad y presencia.

No sólo entre los sectores y militantes del priismo mexiquense, sino sobre todo ante la población abierta, ante el grueso de los potenciales votantes que siempre están a la espera de un  candidato que les simpatice, muestre capacidad y los convenza que son la mejor opción.

La primera en levantar la mano y decir con seguridad, firmeza y convicción que durante sus treinta  años de trayectoria en el sector público se ha  estado preparando para ser gobernadora, fue Carolina Monroy Del Mazo.

¿Quiere usted ser gobernadora? Cuestionamiento que respondió de forma precisa “quién no querría ser gobernadora de su estado”.

“Desde luego, todos los que nos dedicamos al servicio público tenemos ese interés y cualquiera que les diga que no, está diciendo una mentira. Los últimos 30 años de mi vida han estado justamente dedicados al servicio público y la política. Quiero a mi estado entrañablemente. Aquí nací, esta es mi tierra y este es el lugar en el que he vivido toda la vida y habrá que esperar los tiempos”, precisó minutos antes de participar en la ceremonia del 192 aniversario del nacimiento del Estado de México registrada en el Teatro Morelos el pasado 2 de marzo.

¿El factor mujer?

“Pues mire esa es una pregunta que francamente, con respeto le digo, me parece que ya no es un tema. Yo lo que sí puedo decirle es que Carolina Monroy se ha preparado toda su vida para ese momento –ser gobernadora–, eso sí puedo decirles. Muchas gracias”, expresó.

Carolina Monroy Del Mazo, es esposa de Ernesto Némer Álvarez, actual titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), tiene 53 años y es oriunda de Atlacomulco, aunque durante varios años vivió en Acambay con su abuela Carolina.

Cuenta con estudios de licenciatura en Derecho por la Universidad del Valle de México (1979-1983) y desde agosto del 2015 ocupa la segunda posición política partidaria más importante del PRI nacional, al desempeñarse como Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional; también ocupa en San Lázaro la curul H-266 pues es diputada federal por el Distrito 27 de Metepec donde vive.

Su participación en el sector público estatal ha sido en una decena de dependencias; ocupó la presidencia municipal de Metepec entre el año 2013 y principios de 2015.

En el 2005 durante la administración de su primo, el entonces gobernador Enrique Peña Nieto, hoy presidente de México, se desempeñó como Directora del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) y  del 2006 al 2009 fue titular del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense.

Aunque antes de asumir la titularidad del sistema de comunicación oficial del GEM, en ese mismo  2006, la jugó por la presidencia de Metepec y perdió por un margen mínimo de votos ante el petista Óscar González Yáñez (en esa elección la votación fue 23,056 –31.34%– para el PAN; 22,918        –31.15%– para el PRI y 23,518  –31.97%– para la alianza triunfadora PT-PRD).

Entre el 2009  y 2011  estuvo como titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno estatal; posteriormente del 2011 al 2012 fue Secretaria de Gestión Social del PRI y del 2013 al 2015 fungió como presidenta municipal de Metepec, cargo del que se desprendió el 6 de enero de este último año, casi un año antes de concluir su trienio, ya que se postuló y ganó la diputación federal que hoy detenta.

Su primer vínculo con el sector público fue a principios de la década de los ochentas en la Jefatura de la Oficina de Análisis y Evaluación de la Dirección del Trabajo y de la Previsión Social; posteriormente se incorporó a áreas de la Secretaría General de Gobierno; entre 1993 y 2000 laboró en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México.

Durante la administración del mandatario estatal Arturo Montiel Rojas (1999-2005), se desempeñó como Secretaria Técnica del Consejo Estatal de Población del Estado de México (2001) y como Directora General del Instituto Mexiquense de Cultura (2001-2005).

Carolina Monroy Del Mazo cumple años el 21 de agosto, tiene tres hijos  Verónica, Carolina y Ernesto. Asegura vivir “en el mejor lugar posible: Metepec, un municipio vibrante, de gente trabajadora y orgullosa de sus tradiciones”.

“Mi vocación es el servicio público. Lo supe desde niña. A él me he dedicado durante más de 25 años en diversos ámbitos: proyectos legislativos, prevención y readaptación social, asistencia social, arte y cultura, seguridad social, comunicación pública y fomento a la inversión empresarial”, escribió en sus redes sociales.

Sus números electorales han sido los siguientes:

Elección de 2012 por presidencia municipal de Metepec: 55 mil 351 votos que significaron el 49.34%     de la votación (el PAN se quedó con  el segundo lugar al obtener 31 mil 116, es decir el 27.73%, por lo que el margen de victoria para fue de 24 mil 235 sufragios, el 21.60% de la  votación)

En la elección federal de 2015, la preferencia ciudadana hacia la oriunda de Atlacomulco se elevó al llegar a más de 60 mil votos.

 

La Senadora

La otra política que se puede considerar como una firme aspirante a la candidatura a la gubernatura por el PRI, es la Senadora Ana Lilia Herrera Anzaldo, pues pese a que públicamente sostiene que está dedicada a su encomienda parlamentaria, ha empezado a conformar un interesante equipo de colaboradores de diferentes áreas.

Una de sus piezas claves en lo que será su apuesta de posicionamiento público durante los próximos meses, es sin duda la adhesión a su equipo de trabajo del maestro Ricardo Joya, especialista en medios de comunicación que renunció a su posición de titular de comunicación social del Poder Judicial del Gobierno del Estado de México para participar con la Senadora.

Ana Lilia Herrera Anzaldo, es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuenta con Diplomado en Desarrollo y Políticas Sociales por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y Diplomado en Mercadotecnia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

La formación académica de Herrera Anzaldo le permite saber con certeza que para poder competir con los primos Del Mazo, sólo tendrá una sola oportunidad y ésta será posible cuando su partido ordene la realización de encuestas para conocer con certeza la posición de cada aspirante.

Sondeos y estudios técnicos en los que su nombre deberá figurar y tener un positivo y elevado posicionamiento entre la población abierta, es decir no militante del PRI, para poder disputar la candidatura a los políticos de Atlacomulco.

A sus 46 años de edad Herrera Anzaldo sabe perfectamente que después del Senado de la República el paso obligado es la gubernatura; ya que prácticamente a su corta edad le ha dado la vuelta a la ruleta de la política, función pública y partidaria al desempeñarse como:

Coordinadora general de comunicación social del estado de México (1999-2000); Secretaria técnica del Consejo Estatal de Población (COESPO) del estado de México (2000-2002); Secretaria de Desarrollo Social del estado de México (2002-2005);                Presidenta del CDE del PRI en el estado de México (2005); Directora general del Instituto Mexiquense de la Mujer (2005); Diputada local en la 56 Legislatura del Congreso mexiquense (2006-2009) y Presidenta municipal de Metepec (2009-2012).

Entre los cargos partidarios que ha desempeñado están: Secretaria de programa de acción y gestión social del Comité Directivo Estatal del PRI en el estado de México; Subcoordinadora de información en la Coordinación de Prensa del PRI; Consejera política nacional, estatal y municipal del PRI; Representante del PRI ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y Secretaria general del CDE del PRI en el estado de México y Secretaria general del Movimiento Territorial del PRI (2013).

Su vertiente en comunicación y especialista en temas electorales la ha llevado a convertirse en articulista del periódico El Universal y a diferencia de otros actores políticos mexiquenses, su perfil le permite tener un constante número de impactos-menciones en medios de comunicación de corte nacional y estatal.

Capacidad mediática que sin duda buscará apuntalar del 18 al 20 de abril, cuando en su calidad de Presidenta del Grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat y anfitriona de la Reunión Regional para América Latina y el Caribe rumbo a la Conferencia Hábitat III, a realizarse en Toluca, Herrera Anzaldo, tendrá exposición en medios de comunicación.

El evento reunirá a parlamentarios, autoridades nacionales y locales, ministros responsables de políticas públicas, académicos, organizaciones de la sociedad civil, iniciativa privada e instituciones públicas de 33 países latinoamericanos y caribeños, expertos que tendrán el objetivo de definir la postura regional a presentarse en la Conferencia Hábitat III a verificarse en el mes de Octubre en la ciudad de Quito, Ecuador.

A diferencia de Carolina Monroy Del Mazo que ha conocido el fracaso electoral (elección municipal 2006), durante su fugaz carrera política ascendente, la senadora Ana Lilia Herrera ha participado en tres elecciones y se ha levantado con el triunfo, sus números político electorales son los siguientes:

Elección 2006 por diputación local Distrito Electoral 35 de Metepec: 28 mil 908 votos que representaron el 36.22 por ciento de la votación para el PRI (en esa elección el PAN obtuvo 27,593 votos que representaron 34.58% y la alianza PRD-PT 18,900 equivalentes al 23.68%).

Tres años después, elección 2009 por presidencia municipal de Metepec, sus números fueron más contundentes, al sumar 44 mil 442 votos que representaron el 47.87% de la votación (en ese proceso el PAN obtuvo 21 mil 434 –23.09%–, PRD 4 mil 787 –5.16%–  y  PT 10 mil 979  –11.83%– votos).

El paso firme de Herrera Anzaldo en la política electoral cerró con su participación para la curul en el Senado de la República, espacio que consiguió con 2 millones 823 mil 698 sufragios.

 

El apellido Del Mazo

Respecto al otro primo del presidente Enrique Peña Nieto, Alfredo Del Mazo Maza, nieto e hijo de los ex gobernadores Alfredo Del Mazo Vélez (1945-1951) y Alfredo Del Mazo González (1981-1986), respectivamente, aunque todo pareciera indicar que el grupo de poder político del Estado de México estaría alineado y respaldando su posible candidatura, sus números electorales e inestabilidad en los cargos que ha ocupado son sinónimo de incertidumbre.

Aquí el recuento de la fugaz trayectoria en la iniciativa privada y sector público municipal, estatal y federal del político que el pasado 5 de diciembre cumplió 41 años.

Alfredo Del Mazo Maza es licenciado en Administración de Empresas (1995-2000) por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); cuenta con un  posgrado en Administración y Finanzas por la Universidad de Harvard (2000-2001).

Actualmente se desempeña como Diputado Federal por el Distrito 18 del Estado de México, espacio político de representación popular donde se desempeña como presidente de una de las Comisiones más importantes de la Cámara, como es la de Presupuesto y Cuenta Pública.

Su anterior cargo fue al frente de la Dirección General del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), donde permaneció durante dos años y un mes, ya que su nombramiento fue realizado por el presidente Peña Nieto el 7 de diciembre de 2012 y su separación se verificó el 7 de enero del 2015, para poder competir por la curul federal de mayoría relativa.

Antes de asumir esas responsabilidades Del Mazo se desempeñó en la silla de la presidencia municipal de Huixquilucan, cargo que desempeñó del 18 de agosto del 2009 al 2012.

Ha sido integrante de la Comisión Política Permanente del Consejo Político Nacional PRI (2008-2011), así como del Consejero Político Nacional        PRI (2008-2011), es Consejero Político Estatal del PRI  mexiquense.

Al concluir sus estudios se desempeñó en la Gerencia de Financiamientos y Análisis de Mercados de Petróleos Mexicanos (2001); aunque antes ya había tenido su segunda incursión en el sector privado al desempeñarse en el área de Desarrollo de Proyectos Financieros de Banco Azteca (2003-2005).

Posteriormente se incorporó  a la administración pública estatal como titular de la Dirección General de Fomento a Micro y Pequeña Empresa Gobierno del Estado de México (2005-2006), oportunidad laboral en el sector público local que surgió meses después de que Peña Nieto tomará las riendas de la administración mexiquense.

De dicha posición directiva “brincó” a la Dirección General deI Instituto Mexiquense del Emprendedor (2006-2008) y luego a la titular de la Secretaría de Turismo Gobierno del Estado de México, aunque dicho cargo lo ejerció por 9 meses y 14 días (entre 2008 y 2009), ya que el 1 de marzo de 2009 renunció al mismo para tener su primera incursión en el ámbito político electoral al convertirse en candidato y ganar la presidencia municipal de Huixquilucan.

De forma paralela a sus estudios, Alfredo Del Mazo, tuvo una de su primera experiencia laboral en el sector privado, ya que se desempeñó en el área de Desarrollo de Proyectos Financieros del desaparecido Banco Serfin (1996-1997).

Del Mazo Maza es  miembro del Instituto de Administración Pública del Estado de México y forma parte del Consejo Directivo desde el 2009 a la fecha.

También fue Presidente de la Comisión de Vinculación con el Congreso de la Unión de la Federación Nacional de Municipios de México (2009-2014)

El desempeño electoral de Alfredo del Mazo Maza en la elección local del 2009, le permitió obtener 37 mil 498 votos, los cuales representaron 44.45% del total de ciudadanos que sufragaron (el segundo lugar recayó en el aspirante panista con 28 mil 979 sufragios, es decir 34,35% de la participación)

Seis años después Del Mazo Maza volvió a tocar la puerta de los ciudadanos avecindados en el Distrito Electoral nacional 18 con sede en Huixquilucan, de donde logró convencer a más de 70 mil ciudadanos que él era la persona indicada para representar sus intereses en la Cámara de Diputados federal.

 

¿Y la izquierda?

Uno de los políticos más experimentados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) como es Víctor Manuel Bautista López, considera que lo “ideal” para el próximo proceso electoral estatal, es buscar una candidatura común entre todos los partidos de oposición, incluido el PAN.

Tras aclarar que aún  falta un largo periodo para que arranquen las acciones que permitirán el relevo en la oficina de Palacio de Gobierno de Toluca, Bautista López subraya que al interior de su partido ya hay tres prospectos de posibles candidatos a la gubernatura como son Juan Zepeda, coordinador de la bancada parlamentaria en el Congreso local; Luis Sánchez, Senador de la República y Octavio Martínez, actual miembro del Comité Ejecutivo Nacional.

“No estamos  cerrados a tener una candidatura común pero ya en lo interno tenemos a tres precandidatos”, expreso.

El actual diputado local y ex alcalde de Nezahualcóyotl, Bautista López, reconoció que conformar una alianza electoral tiene pros y contras, pero sobre todo algunos riesgos ya que al participar en “una coalición perdemos, perdemos color, perdemos esencia (de izquierda). Ese es el tema que vemos con algunas alianzas”.

No obstante, consideró que la izquierda debe dialogar y estar abierta a esquemas electorales novedosos que por una u otra circunstancia nunca se han llegado a consolidar en el territorio mexiquense, como sí se han concretado en el pasado e incluso en el presente en otras entidades del país como es el caso de  Veracruz donde PRD apoyará al candidato a la gubernatura del PAN.

No así, precisó, para la elección que se verificará en Puebla donde el actual mandatario (Rafael Moreno Valle) tuvo un comportamiento irregular con militantes de la izquierda.

Pese a lo anterior, Bautista López, no dudo en precisar que el PRD  mexiquense no debe  cerrarse a la posibilidad de sumar esfuerzos con el PAN y postular de forma común a un ciudadano.

“Hay que buscar, no hay que cerrarse a solo observar las diferencias” entre ambos institutos políticos, opinó.

También comentó que las alianzas entre PAN y PRD a nivel municipal no son tan complejas, ya que a nivel de ayuntamiento sí puede haber un rápido y eficaz entendimiento entre dos  fuerzas políticas distintas como son PRD y PAN, ya que sólo se unen para prestar servicios, pero en el caso de una gubernatura el escenario es más complejo porque van a sumarse para ejecutar y ofrecer una política pública general donde pudieran existir algunas diferencias.