Métrica - Periodismo y Transparencia

Las sospechas de la elección mexiquense

Escrito por:

Las campañas por las 125 Alcaldías, 75 Diputaciones locales y 40 curules federales del Estado de México concluyen con la acusación opositora del uso faccioso de recursos públicos en favor PRI, lo cual tiene como marco los más de 3 mil 804 millones de pesos que en 2015 el gobierno puede gastar en  apoyos sociales y agropecuarios, la operación del programa de regionalización, y el empate de las campañas publicitarias del tricolor y la administración mexiquense.

 

Discernir sobre el gasto de los referidos programas sociales topa con una inicial confusión y opacidad.

Y es que la Secretaría de Desarrollo Social y el Consejo Estatal de la Mujer  consiguieron la autorización del Poder Legislativo para seguir operando durante el tiempo de las campañas electorales locales nueve programas sociales, de los cuales cuatro, según la versión oficial, no han comenzado a ejecutarse, uno más no cuenta con padrón de beneficiarios, y otro no se detalla su estatus, ni se proporciona padrón de beneficiarios.

El resto, sólo tres, su última actualización de beneficiarios fue a marzo de 2015, misma que sí se revela.

A ello se suma que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM), vía la solicitud de información pública de número 00012/DIFEM/IP/2015, contestó de forma inexplicable a una petición para conocer el monto presupuestado y beneficiarios de programas sociales que continuaron operando durante las campañas electorales.

“En respuesta a la solicitud recibida, nos permitimos hacer de su conocimiento que con fundamento en el artículo 46 de  la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y Municipios, le contestamos que: Los padrones no fue posible adjuntarlos”, indicó la dependencia, sin anexar algún otro documento o información adicional de los 10 programas sociales que pudo seguir operando, paralelamente a las campañas electorales.

Dicha respuesta está signada por Luis Antonio Ortiz Bernal, responsable de la Unidad de Información del DIFEM.

Aval para no ejecutar

El primero de abril de 2015 fue publicado el decreto 422, propuesto y aprobado por el Congreso local, que permitió al gobierno mexiquense seguir operando 49 programas sociales durante las campañas electorales federales y locales.

Del total, 27 programas serían los más sensibles, por las acusaciones que despertaron en los partidos de Oposición, ellos fueron los que corresponden a las Secretarías de Desarrollo Social, Desarrollo Agropecuario, el Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social, y al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIFEM).

El resto se ubican en las áreas de Educación, Registro Civil y Defensoría Pública.

Métrica solicitó vía la Ley de Transparencia información sobre la ejecución de los 27 programas sociales de las cuatro primeras dependencias, lo cual incluía montos asignados y beneficiarios, encontrando las siguientes respuestas:

Del rubro social, corresponden al Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social los programas de “Gente Grande”, que consiste en la entrega de canastas alimentarias a mayores de 69 años de edad; “Futuro en Grande”, el cual implica la entrega de canastillas de maternidad; “Adultos en Grande”, también dirigido a personas de la tercera edad; y “Mujeres que logran en Grande”, mediante el cual se hacen transferencias en efectivo a féminas trabajadoras.

Derivado de la solicitud de información pública de número 00003/CEMYBS/IP/2015, el citado Consejo informó que “por el momento no se tiene previsto ejercer recursos en el mes de mayo del año en curso en dichos programas sociales”.

Adicional a ello en su respuesta del 25 de mayo, la dependencia indicó que respecto a los programas de “Futuro en Grande” y “Adultos en Grande” están en proceso de iniciar su ejecución en 2015,  por lo que no se contaba con beneficiarios para el mes de mayo.

Del programa que reconoce el inicio de su ejecución es el de “Gente Grande”,  pero su última actualización de beneficiarios ocurrió en el primer trimestre de 2015.

Del programa de “Mujeres que logran en Grande”  no se informa si ya empezó su ejecución o cuál es su status.

Los datos proporcionados por la dependencia indican los siguientes montos presupuestados  y beneficiarios de dichos programas para 2015:

Programa No Beneficiarios / 2014 No Beneficiarios / marzo de 2015 Gasto 2015
Gente Grande 284 mil 686 280 mil 134 2 mil 400 millones
Futuro en Grande 5 mil 500 0 70 millones
Adultos en Grande 8 mil 891 0 40 millones
Mujeres que logran en Grande 125 mil 42 mil 701* 535 millones

*A esta cifra hay que agregar 55 mil 3 solicitudes en proceso de revisión documental, con un tota comprendido de 97 mil 704.

A su vez la Secretaría de Desarrollo Social opera los programas “Por mi Comunidad”, que implica la entrega de material industrializado; “Por una Infancia en Grande”,  lo cual garantiza apoyos económicos y alimentarios para infantes; “4×1 para Migrantes”,  que son recursos para el mantenimiento de infraestructura básica; “De la Mano con Papá”, donde se incluyen apoyos económicos y alimentarios;  y “Salud Visual”, el cual consiste en la entrega de lentes oftalmológicos.

El respectivo presupuesto para 2015 y número de beneficiarios que informa la Secretaría de Desarrollo Social, vía la solicitud de información pública de número 00036/SEDESEM/IP/2015, es el siguiente:

 

Programa No Beneficiarios / 2014 No Beneficiaros /marzo 2015 Gasto 2015
Por mi Comunidad 3 mil 0 50 millones
Por una Infancia en Grande 19 mil 91 19 mil 685 * 47 millones 607 mil 745.37
De la Mano con Papá 2 mil 250 2 mil 302 * 28 millones 260 mil 577.19
  Salud Visual N/D 0 44 millones 803 mil 750

 

En este cuadro falta el programa “4×1 para Migrantes”, que tiene un presupuesto para 2015 de 7 millones de pesos, pero la Secretaría de Desarrollo Social argumenta que no cuenta con un padrón de beneficiarios, al orientarse a la entrega de recursos para la rehabilitación o mantenimiento de infraestructura básica.

Al igual que en el caso de los programas del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social, esta dependencia refiere que en mayo no se tenía previsto ejercer recursos de estos programas.

Además indica que los programas “Por mi Comunidad” y “Salud Visual en el Estado de México”están en proceso de iniciar su ejecución en 2015 y de configurar su padrón de beneficiarios, respectivamente.

De los programas “Por Una Infancia en Grande” y “De la Mano con Papá”  proporcionó los padrones  con corte a marzo de este año, con lo cual sí estarían en operación.

Desarrollo Agropecuario 

De la información proporcionada por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, vía la solicitud de información pública 00019/SEDAGRO/IP/2015, se obtuvieron datos consolidados sobre los siguientes seis programas:

Programa Monto / 2015 Beneficiarios
Integral de Sanidad y Calidad Agropecuaria
(evitar plagas y enfermedades)
18 millones 500 mil 18 mil 250
Integral de Desarrollo Pecuario
(repoblación ovina, comercialización, avicultura, entre otras acciones)
281 millones 967 mil 857.2 Sólo informa de mil 533, pues en su mayoría depende de las solicitudes
Desarrollo Rural  y Comercialización
(apoyos económicos, proyectos e incentivos a las mujeres entre otros)
112 millones 200 mil 70 mil 583
Integral de Desarrollo Rural
(seguridad alimentaria)
122 millones 946 mil Por definir
Integral de Desarrollo de Infraestructura Agropecuaria
(pozos, equipo y captación de agua, entre otras).
45 millones 268
Fondo de Indemnizaciones a Productores Un millón 612 mil 500 84

 

De la información proporcionada se desprende que los programas están en operación, aunque la dependencia aclara que al momento de responder la solitud de información pública no se tenía un monto específico a ejercer en mayo, mes de las campañas electorales locales.

“En virtud de que los programas de apoyo en comento van ejerciendo el recurso conforme a la demanda de solicitudes”, indica la respuesta.

Condicionamiento

Aunque la Secretaría de Desarrollo Agropecuario asegura que en mayo no existía información consolidada, lo preocupante para partidos como el PRD, es que los recursos presupuestados se hayan utilizado como promesa de apoyo tras las votaciones del 7 de junio.

El candidato del PRD a la Alcaldía de Zacazonapan, Saúl Benítez, ha denunciado que en el sur del estado funcionarios de dicha dependencia, vía el programa de regionalización, distribuyen solicitudes de apoyos para que los campesinos respalden al PRI.

Benítez señaló que el trabajo de los funcionarios estatales consiste en ofrecer apoyos a los ciudadanos, que van desde fertilizantes hasta animales de granja,  lo cual también se repite en distintos municipios del sur del estado, desde Amatepec a Villa de Allende.

Regionalización, el eterno cuestionamiento

El llamado programa de regionalización del gobierno estatal ha sido el permanente flanco, que los partidos de Oposición cuestionan por su presunto uso electoral en tiempos de campaña.

Creado desde el gobierno de Arturo Montiel, remasterizado en el de Enrique Peña, y modificado en el de Eruviel Ávila, el citado programa permite tener un pulso directo de los 125 municipios mexiquenses, mediante la captación de necesidades y canalización de apoyos, sin embargo, también es latente la posibilidad de utilizarlo con fines electorales.

De acuerdo con el Reglamento de Gabinetes del Poder Ejecutivo del Estado de México, publicado el 23 de abril de 2013, existen los denominados “gabinetes regionales”, cuya función es proponer, acordar, evaluar e implementar las políticas públicas de desarrollo regional y los programas y acciones de gobierno, de las distintas dependencias, en cada una de las regiones del estado.

Dichos gabinetes se integran por un presidente, que es designado por el Gobernador, un secretario técnico, y representantes de cada una de las dependencias del gobierno estatal que desarrollen programas y acciones en la región respectiva.

Las atribuciones de estos gabinetes regionales van desde operar el programa de comunicación regional hasta atender las condiciones sociopolíticas y reclamos de la ciudadanía, así como acordar acciones para el cumplimiento de los programas y de obras de corto y mediano plazo, además de las adicionales que instruya el Gobernador.

También pueden favorecer la participación social y constituirse en un vínculo de coordinación con los municipios y con los consejos de integración ciudadana para el desarrollo social, y darle atención a las acciones de impacto regional.

Tal disposición provoca que a la fecha lo partidos de Oposición cuestionen que funcionarios públicos estatales hicieron y están haciendo campaña en favor del PRI.

Fuentes que pidieron la reserva de sus nombres indican que en esta ocasión la orden de incorporarse al proselitismo fue desde jefes de departamento hasta mandos medios y superiores, con el fin de fortalecer la estructura del programa de regionalización.

El trabajo, que también incluiría a funcionarios de menor jerarquía, consiste en hacer proselitismo velado a nivel de los seccionales, con el fin de bajar los apoyos gubernamentales, que sensibilicen al ciudadano para inclinarse por el PRI.

Tal estrategia es la misma que ha denunciado el PRD, sin embargo, las quejas públicas no han generado mayores consecuencias, porque la actuación de los gabinetes regionales del gobierno estatal prácticamente no deja huellas documentales, al ser sólo una instancia de coordinación.

 

Las campañas paralelas

Adicional a la operación de programas sociales en conjunción con el programa de regionalización, durante las actuales campañas electorales el gobierno estatal y el PRI prácticamente empataron sus campañas publicitarias.

El artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales señala que durante el tiempo que duren las campañas electorales federales y locales, y hasta la conclusión de las jornadas comiciales, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los Poderes federales y estatales, así como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público.

La norma busca evitar que la propaganda gubernamental influya en las campañas electorales, sin embargo, también se establece la excepción para que exista difusión respecto de servicios educativos y de salud, además de protección civil en caso de extrema urgencia.

 

Ante esa prohibición para promocionar logros y acciones de gobierno, la administración mexiquense optó por utilizar las excepciones de la Ley electoral  y continuar con la promoción en temas de educación y salud.

De esta forma se mantuvo la difusión de convocatorias o anuncios para conseguir una beca escolar o cuidar la salud  de los ciudadanos, mientras del lado de la propaganda priista se hizo alusión a que los gobiernos del tricolor garantizan esos apoyos.

Con esta inercia fue común encontrar, en las distintas calles de la entidad, anuncios espectaculares donde el gobierno estatal difunde la posibilidad de becas escolares, y kilómetros adelante el PRI reitera, en otros anuncios, que sus gobiernos garantizan esos apoyos.

De manera inédita el gobierno estatal también lanzó una campaña para recordar los días conmemorativos de la donación de sangre y del medio ambiente, que están calendarizados en junio.

Sin embargo, para el primero ocupó los colores rojo y blanco, mientras para el segundo el verde y blanco, lo cual para partidos como el PT, quien ya presentó la denuncia respectiva ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), es un ejercicio de publicidad engañosa para promover al PRI y PVEM.

En espectaculares colocados en distintos puntos del estado pueden encontrarse anuncios como “En el Estado de México  Somos Ganadores”, con un fondo rojo, o el “Verdes es Trabajo”, con un fondo verde. Anuncios que en presencia y número compiten con los de los partidos en contienda.