Métrica - Periodismo y Transparencia

Las TIC en el acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica

Escrito por:

Cuando analizamos el acuerdo transpacífico de cooperación económica, mejor  conocido como TPP por sus siglas en inglés (Trans-Pacific Partnership), no podemos dejar de remontarnos a los años noventa y recordar las negociaciones y  la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el 1 de enero de 1994. 

 

Muchas fueron las advertencias al sector empresarial mexicano de la necesidad de mejorar su competitividad para estar en posibilidades, no solo de aprovechar las oportunidades comerciales que se abrirían, sino para asegurar su permanencia en el mercado.

Algunas empresas se alinearon al nuevo esquema de competencia y aprovechando la oportunidad de mercado ahora son multinacionales como Bimbo, Cemex, Grupo Modelo, Waltmart. Desafortunadamente muchas otras como Videocentro, Burguer Boy, Toyomex y Tomboy, que no entendieron o que se negaron a las nuevas reglas del juego, ya no existen más.

Hoy nos enfrentamos a un escenario similar pero con una gran diferencia, es cierto que se abren oportunidades como en los noventa, pero ahora la gran diferencia es que estaremos compitiendo por el mercado de Estados Unidos y Canadá con algunos de los países firmantes del TTP como, Singapur, Japón, Malasia Vietnam, Nueva Zelanda, y Australia.

El reto de incrementar la competitividad es una responsabilidad compartida entre los empresarios y el sector público de nuestro país.

Es claro que el sector privado tiene que invertir en más y mejor Tecnología de Información y Comunicación (TIC) para  fortalecer su cadena de suministro, automatizar procesos de manufactura, reducir desperdicios, controlar costos,  gestionar la calidad de sus productos y servicios, e incrementar la productividad de su personal.

Pero por otra parte la estrategia y decisiones en materia de TIC adoptadas por los gobiernos de nuestro país, pueden ser un catalizador en la competitividad del sector privado o puede ser un gran inhibidor de la misma:

– Debemos darnos cuenta que cada oficina gubernamental llena de ciudadanos esperando turno para hacer un trámite significa PIB negativo.

– Cada proceso ineficaz de los entes públicos, es un generador de ineficiencia que se multiplica por cada ciudadano atendido inadecuadamente.

– Una mala decisión de un servidor público por falta de información oportuna o confiable puede impactar negativamente a nivel nacional la productividad de las empresas.

Frente a este reto, el Sector Público de nuestro país tiene mucho por hacer, pero una línea de acción decisiva debería ser incorporar herramientas de TIC para mejorar la  Gestión Gubernamental, por ejemplo:

  • Government Resource Planning  (GRP) para automatizar y  lograr eficiencias en los procesos de control presupuestal, armonización contable, adquisiciones, gestión de activo fijo, reporte de la cuenta pública, control patrimonial. Lo cual además, abona en temas de trasparencia y rendición de cuentas.
  • Inteligencia de negocios BI (business intelligence) para generar tableros de información accesibles y entendibles para todos los niveles de la organización lo que permitirá tomar mejores decisiones, rápidas y oportunas.
  • Herramientas tecnológicas que permitan controlar y transparentar el pago de nóminas (nóminas electrónicas conectadas al sistema transparencia).
  • Herramientas como (LMS) Learning Management System o universidades corporativas que facilitan la gestión del talento de la organización y permiten crear, administrar y dar seguimiento a los planes de carrera y desarrollar competencias en los funcionarios públicos.
  • Desarrollar e-learning  para mejorar la capacitación y reducir costos.
  • Herramientas para automatizar y mejorar procesos, trámites y en general la atención ciudadana como CRM  (Citizen Relationship Management).
  • Aprovechar los beneficios y versatilidad del “Cloud” y los centros de datos híbridos para reducir costos de almacenamiento y procesamiento de datos e incrementar la seguridad de la información y atender picos atípicos de demanda.

No sólo es un tema de voluntad, disciplina y trabajo duro lo que se necesita para enfrentar este nuevo reto de competitividad, si queremos mantenernos en la competencia, ahora es indispensable aprovechar los anabólicos que nos brinda la TIC y que otros países usan eficientemente.

 

 

Foto tomada de www.veconinter.com

Marcos García Flores
Director General de Grupo ORSA, empresa mexicana que colabora con el sector público en rubros relacionados con las Tecnologías de la Información y el Desarrollo de Talento. Ingeniero Industrial por el IPN, cuenta con un MBA por el ITAM y un programa de Alta Dirección cursado en el IPADE.