Métrica - Periodismo y Transparencia

¿Qué área del Gobierno del Estado de México patrocina y protege a las “feministas” radicales?

Escrito por:

El comportamiento vandálico y delictivo de la decena de jóvenes mujeres autodenominadas “feministas” radicales que, en los últimos tres meses y trece días, han agredido verbal y físicamente a transeúntes, policías, servidores públicos y periodistas, destruido en su totalidad (con mazos, varillas y fuego) los tres portones de acceso principal a la Cámara de Diputados del Estado de México, vidrios de más de 45 ventanales de dicho inmueble y pintado su fachada.

 

Destruido los vidrios de más 22 ventanales del Palacio Municipal de Toluca, dañado fachada de la Catedral de la ciudad, así como la base del monumento a Miguel Hidalgo; fachada del Instituto Electoral del Estado de México y, ayer, destrozado dos de las cuatro enormes fuentes de cantera y concreto ubicadas en la Plaza de los Mártires de Toluca.

 

No se puede entender sin la anuencia y/o complicidad de “altos” funcionarios del Gobierno del Estado de México (GEM), pues aunque saben perfectamente quienes son, su objetivo y misión, no han querido proceder en su contra como si lo han hecho, meses y años atrás, con todos aquellos activistas y líderes sociales que (les son incómodos) su único “pecado” ha sido cerrar alguna calle y/o vialidad de la ciudad o realizar una manifestación pacífica en contra del gobernador en turno.

 

En este sentido destaca que dicho reducido grupo de mujeres autodenominado “feministas” radicales, no ha realizado ningún comentario, señalamiento o queja contra del titular del Poder Ejecutivo estatal, Alfredo Del Mazo Maza, quien por mandato de ley es el encargado de realizar todas y cada una de las acciones y políticas públicas en pro, cuidado y bienestar de la mujer mexiquense.

 

Tampoco han violentado el inmueble que alberga su oficina, ubicado a no más de doscientos pasos de la Cámara de Diputados donde han generado destrucción, ni han confrontado a la policía estatal.

 

Hechos y elementos que se suman al acercamiento permanente e ininterrumpido de dicho grupo de jóvenes “feministas” radicales, con funcionarias operativas de la Secretaría de la Mujer del Gobierno del Estado de México (GEM), con quienes mantienen comunicación permanente y en al menos una ocasión, de las que este medio de comunicación ha sido testigo, minutos después de que las feministas se han reunido en la misma Plaza de los Mártires con dos funcionarias de dicha Secretaría, acto seguido, iniciaron acciones de destrucción.

 

Por ello, la pregunta ¿Qué área del Gobierno del Estado de México patrocina y protege a las “feministas” radicales?

 

No sólo es válida, sino fundamental para entender porque a un grupo de jóvenes mujeres, con causas validas, pero inadmisibles en la forma de exigirlas, se le permite tener un comportamiento violento contra la ciudadanía y un comportamiento de destrucción en agravio del patrimonio público.

 

Dicho grupo de mujeres jóvenes activistas autodenominadas “feministas” radicales, se hizo visible en la escena pública el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer) del presente año, no solo por su comportamiento agresivo y de destrucción, sino también por montar un campamento frente al Congreso local, espacio del que se retiraron un día antes de verificarse la jornada electoral del 6 de junio, no sí antes hacer llamados permanentes y públicos, con altavoces, a no votar por MORENA.

 

El más reciente acto de vandalismo cometido por el grupo autodenominado “feministas” radicales, inició alrededor de las 11:00 horas del lunes 21 de junio, cuando arribaron a la Plaza de los Mártires para continuar con sus acciones de protesta, la cual, ayer, radicó en colocar un “tendedero” que evidenciaba a padres deudores de pensión alimenticia, y en días, semanas y meses atrás, consistió en demandar a los diputados que aprueben la interrupción temprana del embarazo en la entidad, entre otras exigencias.

 

El lunes, las feministas no se quedaron con las ganas de destruir, pues tras la colocación del tendedero e intentar vandalizar, por séptima ocasión, el edificio de la Cámara de Diputados local y ser repelidas con cubetas de agua por parte del personal de seguridad del Congreso local y posteriormente contenidas por una valla humana de mujeres policías que se colocó a manera de cinturón frente a la fachada principal.

 

Las feministas sacaron de sus bolsos su respectivo mazo y arremetieron contra dos de las cuatro fuentes ubicadas en la Plaza de los Mártires, destrozándolas por completo, posteriormente, tras lanzar insultos y amenazas a peatones y agredir físicamente el rostro de un fotoperiodista del periódico Impulso, continuaron con la destrucción de la fuente ubicada frente al Poder Judicial, y una vez realizado su cometido, procedieron a retirarse a una parada de camión.

Es de destacar que las acciones de vandalismo cometidas por las feministas, no sólo fue atestiguado por un gran número de periodistas, sino también monitoreada por las 27 cámaras de vigilancia que están ubicadas en la zona y operadas desde el C-5 y áreas de inteligencia del Poder central, así como por los aproximadamente 47 funcionarios y elementos de corporaciones y áreas de seguridad que el GEM tiene desplegados todos los días en las inmediaciones de la Plaza de los Mártires, por ello se puede advertir que hay suficiente evidencia pública del proceder de cada una de las feministas radicales.

 

No obstante, hasta el momento no hay detenidos, pese a que el área jurídica del Poder Legislativo ya interpuso denuncias contra «quien resulte responsable por el daño generado contra el inmueble de la Cámara de Diputados».