Métrica - Periodismo y Transparencia

Reserva gobierno mexiquense gastos de 2013 y 2014

Escrito por:

La Transparencia suele tornarse en un espejismo ciudadano cuando es imposible llevar el pulso presupuestal de un gobierno.

 

Si hoy un ciudadano solicita información específica de los gastos ejercidos por el gobierno mexiquense, correspondientes a 2013 y 2014, la respuesta será una tajante negativa.

Tal situación contradice a la Ley estatal de Transparencia e incluso a la plataforma electoral que registró ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) el hoy Gobernador Eruviel Ávila.

En descargo del criterio adoptado por la administración mexiquense, es de advertirse que en su página web publica una versión “ciudadana” de los gastos de 2013, y del presupuesto de 2014; los cuales incluyen una explicación de cómo se ejercen los recursos, además de cifras globales sobre el corriente, de inversión, y transferencias.

Destaca que la información contenida en estas versiones “ciudadanas” es similar a los comunicados de prensa que se emiten cuando el gobierno mexiquense entrega los Presupuestos y Cuentas Públicas del estado al Congreso local.

La pregunta es si esta información que publica el gobierno mexiquense, y que está contenida en la versiones ciudadanas, realmente satisface la necesidad de información pública, o si por el contrario sería necesaria una mayor profundidad en el conocimiento de los datos financieros de la administración estatal.

Y es que la información que se niega es precisamente el detalle de los gastos, es decir, el reporte preciso de la erogación en partidas presupuestales.

La citada reserva o negativa de la información financiera y presupuestal de 2013 y 2014, se desprende de la solicitud de información pública de folio 00131/SF/IP/2014, presentada ante la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal, quien a su vez emitió el acuerdo CI-2014-0038, donde se consideró que entregar datos de ese tipo puede dañar la situación económica y financiera de la entidad, además de causar perjuicios a la respectiva fiscalización.

2013

El argumento para negar la información correspondiente a 2013 radica en que a la fecha la Cuenta Pública de ese año, donde se contienen todos los gastos estatales, está siendo revisada por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM).

Cabe recordar que el OSFEM tiene hasta el 30 septiembre de 2014 para concluir su análisis, y sólo hasta entonces, cuando rinda su informe de resultados, podrá conocerse el desglose de la información financiera y presupuestal de 2013, es decir, 9 meses después de finalizado el ejercicio fiscal de ese año los mexiquenses podrán conocer el detalle de los gastos.

“De hacerse pública dicha información, podría dañar la situación económica y financiera del Estado de México, así como causar perjuicio a las actividades de verificación, evaluación y fiscalización que realiza el Órgano Superior de Fiscalización, respecto de las operaciones realizadas por la Secretaría de Finanzas en su carácter de ente fiscalizable, inhibiendo la práctica idónea de las auditorías y revisiones correspondientes”, justifica el citado acuerdo.

Destaca que en el Estado de México, incluso antes de que entrara en aplicación la Ley estatal de Transparencia (en 2005), podía conocerse la Cuenta Pública que estaba en revisión, sin embargo, ahora se invoca la legislación fiscal para impedir su consulta.

Y es que el artículo 341 del Código Financiero del Estado de México y Municipios indica que la Cuenta Pública contará de la máxima publicidad, pero una vez que se haya emitido el citado informe del OSFEM.

2014

Respecto de la información presupuestal y financiera de 2014, que es un ejercicio fiscal en curso, los datos se podrían conocer hasta septiembre de 2015.

De 2014 aún no se formula o integra una Cuenta Pública, y mucho menos ha iniciado su respectiva revisión en el Órgano Superior de Fiscalización, pues eso ocurrirá hasta mayo de 2015, como lo establecen los plazos legales.

Sin embargo, para la Secretaría de Finanzas los datos financieros y presupuestales de 2014 también están siendo revisados por el OSFEM, y por lo tanto tampoco se  pueden proporcionar.

“Por lo que respecta al ejercicio fiscal 2014, se precisa que es un ejercicio fiscal en curso, que se encuentra en proceso de fiscalización y revisión por parte del Órganos (sic) Superior de Fiscalización del Estado de México”, indica el referido documento.

Para robustecer su argumento, el gobierno mexiquense retoma distintos artículos del Código Financiero, donde se indica que mensualmente la Secretaría de Finanzas debe enviar al OSFEM información contable y administrativa, presupuestal, de obra pública, y de nómina.

El artículo 352 bis de este ordenamiento también refiere que se deben enviar informes trimestrales al Órgano de Fiscalización sobre la ejecución del Plan de Desarrollo del estado.

Tales disposiciones forman parte del proceso natural de fiscalización.

Destaca que la respuesta de la Secretaria estatal de Finanzas deriva de una solicitud de métrica, donde sólo se pedía el reporte de algunas partidas presupuestales relacionadas con gastos de comunicación social del gobierno estatal.

 

La Transparencia prometida

Eran los tiempos de la campaña electoral, partidos y candidatos desplegaban la artillería de propuestas para ganar el gobierno mexiquense.

Fue en ese momento cuando la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza, que postuló al ahora Gobernador Eruviel Ávila, registró su plataforma electoral ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

El documento, que contiene las propuestas e iniciativas que deberían convertirse en políticas públicas, tiene un apartado dedicado a la Transparencia.

Incluso retoma la doctrina clásica del llamado “gobierno abierto”, que busca la mayor apertura posible en los temas de administración pública.

La oferta que estos partidos hacían a los ciudadanos era contundente y clara en materia de acceso a la información pública.

“Divulgación de bases de datos puras con información relevante, con la finalidad de promover un sistema de Gobierno Abierto (Open Gov), que permita la interacción entre el gobierno y la sociedad, con destacada relevancia del sector académico en la toma de decisiones y evaluación de resultados”, enunciaba una de las propuestas.

De manera genérica la plataforma electoral de la alianza PRI-PVEM-Nueva Alianza también refería la generación de un sistema público para la medición de resultados gubernamentales, la difusión en tiempo real del gasto estatal, y el ampliar los temas contemplados en la información que está a disposición de los ciudadanos, es decir, los datos que de oficio deben divulgar los entes gubernamentales.

No obstante, al iniciar la actual administración se impuso el tamiz de la realidad, pues las Secretarías de Finanzas y de la Contraloría no instrumentaron el Open Gov.

Las promesas de campaña son similares a lo que ya establece la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de México, en su artículo 12, fracción VII.

Dicha disposición señala que los sujetos obligados de la Ley, entiéndase autoridades de los niveles estatal y municipal, deberán proporcionar de manera permanente, y sin mediar solicitud alguna, sus presupuestos asignados y los informes sobre su ejecución, en los términos que establece el Presupuesto de Egresos del gobierno estatal.

Bajo esta condición legal, las autoridades deberían proporcionar no sólo cuánto van a gastar durante el ejercicio anual, sino cuánto están erogando.

Al respecto el artículo 6 de la Constitución federal establece que toda la información en posesión de los órganos del Estado Mexicano es pública, adicionalmente se establece que en caso de existir alguna duda sobre la pertinencia de entregar la información requerida, deberá persistir el principio de máxima publicidad.

Sin embargo, la realidad contrasta con lo estipulado en el artículo 12 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de México.

Y es que el gobierno mexiquense “cumple” con dicha disposición al tener en línea el reporte de ejecución por capítulo de gasto, es decir, por rubros generales como servicios personales, materiales y suministros, servicios generales, ayudas y transferencias, inversión financiera, participación de ingresos federales, y deuda pública.

Dicho informe impide conocer el gasto específico por partida presupuestal, es decir, por conceptos que permitirían tener una dimensión más clara del gasto público.

Oferta electoral

Estas son las propuestas que en su momento hizo la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza en materia de Transparencia:

1.- Proponer esquemas y acciones de segunda generación

2.- Actualización de los sistemas de clasificación y difusión de información

3.- Sistema público de medición y evaluación de la gestión pública

4.- Divulgación de bases de datos puras para promover un gobierno abierto

5.- Publicación del gasto del gobierno en tiempo real

6.- Sistemas homogéneos de difusión y divulgación de información

7.- Uso obligatorio de las nuevas tecnologías para la difusión

8.- Consolidación de los módulos de acceso existentes en un módulo único del Poder Ejecutivo

9.- Atacar la discrecionalidad y la corrupción por medio de la transparencia

10.- Diseñar sistemas de combate a la corrupción en la gestión pública

11.- Fortalecer el sistema automatizado de adquisiciones consolidadas

12.- Transparentar todas las etapas de los procesos de adquisiciones

13.- Modernizar el marco jurídico

14.- Reformas para que sea información pública de oficio toda la información estadística relacionada con  programas, avances de gestión y resultados

15.- Facultades al Infoem para sancionar administrativamente a los servidores públicos opacos

16.- Considerar como sujetos obligados de la Ley a partidos políticos, sindicatos, y a cualquier persona física o jurídico colectiva que haga uso de recursos públicos

17.- Fortalecer atribuciones del Órgano Superior de Fiscalización y darle autonomía de gestión

18.- Obligatoriedad para hacer públicos los procesos de adquisición y suministros de bienes y servicios, promoviendo la presencia de testigos sociales

19.- Ley de Protección de Datos Personales

20.- Creación de un tablero de control de adquisiciones

21.- Ampliación de los temas de la información pública de oficio

 

Transparencia mexiquense

Ante el escenario descrito anteriormente, el gobierno mexiquense publica por segundo año consecutivo la llamada “Cuenta Pública Ciudadana 2013”.

“Con el propósito de que el ciudadano conozca la gestión gubernamental y el ejercicio de los recursos públicos, en todas sus etapas, desde la presupuestación hasta la ejecución de los mismos”, indica este archivo disponible en la página web del gobierno estatal.

Aclara que en este sitio se encuentra información contable y presupuestal, además de los datos de deuda pública.

En las primeras páginas de este documento se explica qué es la Cuenta Pública, cómo se elabora, quién la revisa, y cómo se integra; información genérica que no incluye ningún dato financiero.

Posteriormente viene una descripción estadística del entorno económico estatal, con datos globales e indicadores generales. Y después los objetivos que rigieron la política fiscal y financiera.

En el inicio de la información propiamente financiera se detalla la cantidad global en materia de recaudación estatal, del sector central, que ascendió a 179 mil 943.3 millones de pesos.

Además se adjunta una tabla con el desglose los distintos ingresos, como impuestos, ministraciones federales, y recursos extraordinarios.

En las páginas siguientes se indica el gasto ejercido por los Poderes Ejecutivo, Legislativo, y Judicial, que llegó a 179 mil 803.4 millones de pesos.

De la comparación entre las cifras de ingresos y egresos resulta una diferencia de 139.9 millones de pesos que no fueron gastados.

El documento señala que esto es muestra de la responsabilidad en el manejo financiero, pero sin abundar en el destino de dicho excedente.

Lo que sí refiere esta versión ciudadana de la Cuenta Pública es que el gasto en inversión pública aumentó en 2013, pero tampoco se hace un análisis similar respecto a los otros capítulos de gasto como servicios personales (sueldos), servicios generales, o materiales y suministros.

El archivo también contiene un reporte del saldo de la deuda pública, que al cierre de 2013 alcanzaba los 32 mil 600 millones de pesos. Y hace mención del Sistema Integral de Evaluación del Desempeño, sin ofrecer algún desglose respecto del presupuesto ejercido.

Logros

El documento destaca que dentro del Índice de Desempeño Financiero de las Entidades Federativas 2014 (IDFEF), de la consultora Areregional, el Estado de México está en el cuarto lugar a nivel nacional, lo cual se debe al buen manejo financiero.

A su vez se refiere que en 2013 el Edomex ocupó el octavo lugar nacional del Índice de Información Presupuestal Estatal (IIPE), debido a la calidad y cantidad de información en las Leyes de Ingresos y Presupuestos de Egresos.

El logro más importante es que en el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas 2014 (ITDIF), de la consultora Areregional, el Estado de México ocupó el primer lugar nacional.

“Por hacer efectivo el derecho que tiene la ciudadanía de estar informado respecto del quehacer gubernamental, colocando la información fiscal en una vitrina pública”, refiere la versión ciudadana de la Cuenta Pública mexiquense.