Métrica - Periodismo y Transparencia

Tabletas electrónicas de la SEP: El gasto millonario sin evaluación

Escrito por:

La Secretaría de Educación Pública (SEP) gastó para el actual ciclo escolar 94 millones 998 mil 112 dólares en la compra de 709 mil 824 tabletas electrónicas para alumnos de quinto grado de primaria, sin embargo, la dependencia admite que a la fecha no hay mecanismos para evaluar el impacto en la educación de los infantes.

 

Los contratos con las empresas que vendieron las tabletas, que son IUSA Medicion y Synnex de México, establecen que el pago se hizo en pesos mexicanos al tipo de cambio vigente al momento del pago, además de agregarle el IVA correspondiente.

En la solicitud de información pública presentada ante la SEP, de folio 0001100458314, Métrica requirió conocer el costo total de la adquisición de dichas tabletas electrónicas, sin embargo, la dependencia sólo proporcionó el costo derivado de los contratos, que varía de acuerdo al tipo de cambio en el cual se hicieron los pagos finales y el respectivo IVA.

Con base en las cotizaciones del dólar correspondientes a agosto, dado que el 15 de julio fue el plazo máximo para la entrega de las tabletas, el costo en moneda nacional ascendería a mil 249 millones 16 mil 176.9536 pesos, que sumado al 16 por ciento de IVA, representaría una cantidad total de mil 448 millones 858 mil 765.26 pesos.

Dicha estimación es similar a los 2 mil 510 millones 135 mil 65 pesos, que fueron presupuestados en 2014 por el gobierno federal para el programa Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD), cuyo objetivo, según la SEP, es mejorar las capacidades de los niños de quinto grado de primaria.

Las 709 mil 824 tabletas electrónicas se repartieron a maestros y alumnos de quinto grado de primaria, correspondientes a escuelas públicas de Colima, Tabasco, Sonora, Puebla, Distrito Federal, y el Estado de México.

La SEP indica que el programa de Inclusión y Alfabetización Digital consiste en dotar de dichas tabletas a los alumnos de quinto grado, y a sus respectivas familias, para mejorar sus condiciones de estudio, “reducir las brechas digitales y sociales de su familia y las de su comunidad”, así como fortalecer y actualizar las formas de enseñanza de los maestros.

Dichos dispositivos electrónicos tienen una vida útil promedio de tres años, sin son manejadas adecuadamente, y se consideran como un material similar a los libros de texto gratuito, pues el alumno no tendrá que regresarla.

Sin embargo, derivado de la solicitud de información pública presentada ante la SEP, la propia dependencia admitió que al momento no existen indicadores para evaluar al PIAD.

“Las Entidades Federativas y el Distrito Federal podrán instrumentar un procedimiento de Evaluación Interna con el fin de monitorear el desempeño del PIAD, construyendo para tal efecto, indicadores relacionados con sus objetivos específicos, de acuerdo con lo que establece la metodología de marco lógico”, indicó la respuesta de la SEP.

Aclaró que dicho procedimiento se operará considerando la disponibilidad de los recursos humanos y presupuestarios de las instancias que intervengan, aunque refirió que en la actualidad está en proceso la “Evaluación Interna del Programa”.

La dependencia explicó que la evaluación se realizaría a las tabletas electrónicas, como herramienta de apoyo al aprendizaje de los alumnos, pero sin incidir con los resultados educativos adquiridos por estos estudiantes.

“Ya que el objetivo principal es que con estas herramienta se apoyen a los alumnos para un mejor aprendizaje”, justificó la SEP.

Riesgos

El Maestro en Ciencias de la Educación e investigador de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Israel Herrera Peralta,  advirtió que el programa de las tabletas electrónicas corre el riesgo de quedar en desuso y los recursos públicos utilizados terminarían perdiéndose.

Recordó que en el sexenio anterior funcionaba el programa Enciclomedia para alumnos de quinto y sexto grado de primaria, pero falló al no instrumentarse una adecuada interpretación de esta política pública.

El especialista apuntó que Enciclomedia se aplicó al final del sexenio de Vicente Fox y en el gobierno Felipe Calderón, con este último Presidente también se instrumentó el programa de habilidades digitales, que consistió en una página de internet donde los maestros podían hacer planeación y materiales didácticos.

Con la llegada de Enrique Peña a la Presidencia de la República, los equipos de Enciclomedia fueron opacados por la distribución de las tabletas electrónicas.

“En la mayoría de los casos todo ese recurso quedó inservible, es el mismo riesgo”, expresó el investigador.

Comentó que  las acciones relacionadas con las tecnologías de la información deben estar encaminadas a desarrollar competencias y habilidades, dentro del concepto de las humanidades digitales, que busca garantizar que la cultura y las artes estén al alcance rápido y fácil de toda la sociedad.

Sin embargo, apuntó que el uso de las tabletas electrónicas en escuelas públicas se enfrenta al problema de que los maestros están en la categoría de migrantes digitales, y no cuentan con la capacidad suficiente para potenciar su aprovechamiento.

“Las personas que nacieron en esta era, que son los nativos digitales, no tienen problemas para estos medios, y los otros son los migrantes digitales, que tienen de 25 o 30 años en adelante, quienes tienen que adecuarse”, indicó.

De no existir la preparación suficiente, alertó, los docentes utilizarán las tabletas electrónicas por obligación administrativa y no por una estrategia pedagógica, con lo cual terminarán simulando que hacen un buen uso de ellas.

“Por ejemplo, si estoy en la materia de Ciencias Naturales la tableta me puede servir para sacar fotos o entrar a una enciclopedia, pero como se me dificulta, lo hago de manera aislada y no generó capacidades y habilidades”, señaló.

Ante tal panorama consideró que la capacitación de los maestros debe durar al menos un ciclo escolar y ser asistidos por un ingeniero en sistemas.

También puntualizó que el uso de las tabletas electrónicas debe considerarse que en un grupo de quinto grado hay distintos tipos de alumnos, como los visuales, que entienden el mundo a partir de cómo lo ven; los auditivos, que aprenden escuchando y hablando; y los kinestésicos, quienes aprenden haciendo distintas actividades.

 

Tecnología sin dirección

Enfrentar a un grupo de al menos 40 alumnos de quinto grado de primaria, que han sido armados tecnológicamente con una tableta electrónica, es una labor que suele tornarse en una batalla solitaria, donde los maestros llegan sin la adecuada capacitación, encuentran contenidos deficientes o inadecuados, y terminan siendo testigos de la lúdica adicción digital de sus alumnos.

Métrica solicitó a un maestro de amplia y reconocida trayectoria en educación primaria elaborar una opinión sobre el uso de estas tabletas electrónicas, y que además entrara dentro de la clasificación de los migrantes digitales, como refería el investigador de la UPN, Israel Herrera Peralta.

De inicio el adiestramiento para el manejo de estos equipos fue exprés e insuficiente, comentó en su análisis el docente Julián Bernal Zarza, quien actualmente imparte el quinto grado de primaria.

“Fuimos requeridos para asistir a un curso de capacitación, previo al inicio de clases, en horario de 9:00 a.m. a 3:00 p.m., el cual fue impartido por los asesores metodológicos de cada supervisión escolar.

“Estas asesorías fueron una verdadera pérdida de tiempo, ya que el personal encargado de dicha capacitación carecía de los conocimientos y la experiencia necesarios para orientar adecuadamente a los docentes; además de habernos reunido en escuelas que no contaban con el servicio de internet, necesario para explorar y aprovechar al máximo los dispositivos electrónicos”, lamentó el profesor.

Adscrito a la Escuela Primaria Cuauhtémoc, ubicada en Metepec, el maestro advirtió que otra pifia son los contenidos incluidos en la tableta electrónica, que son de mala calidad, inadecuados, e insuficientes, como es el caso de la asignatura de Matemáticas donde no hay materiales digitales.

“En el caso de Matemáticas no existe ningún apoyo didáctico que permita al alumno comprender mejor una de las asignaturas que más se le dificulta. Al ingresar a dicha asignatura el mensaje que aparece en los bloques I, III y IV es:  recurso disponible en el aula; lo que significa que no se cuenta con ningún tipo de actividad”, indicó.

Detalló que las aplicaciones interactivas de la materia de Español son poco atractivas, con información elemental.

Cabe aclarar que para los docentes no ha sido una novedad los contenidos cargados en la tableta electrónica, pues son los mismos o similares a los usados en Enciclomedia, e incluso hay materiales que ya se consideran anticuados.

“Los materiales de lectura que aparecen en la sección Biblioteca Digital corresponden a los viejos libros que se dieron a conocer en el programa Libros del Rincón, de fines de los años ochenta. Por lo tanto, no se diseñaron nuevos materiales acordes con la reforma educativa más reciente”, advirtió Bernal.

La selección de las obras literarias que está cargada en la tableta también es peculiar, pues en los 122 libros completos que se ofrecen a los alumnos hay títulos que atraerían a un lector consumado, pero no a niños que estarían iniciándose en el hábito de la lectura.

Entre dichas obras están:

–       “Compendio de Historia de México” de 313 páginas.

–       “Demetrio Rudin” de Iván S. Turgueniev, de 202 páginas.

–       “El anticristo” de Friederich Nietzsche, de 107 páginas.

–       “El retrato” de Nicolai Gogol, de 87 páginas.

–       “La gitanilla” de Miguel de Cervantes, de 92 páginas.

–       “La Iliada” de 567 páginas

–        “La Odisea” de 557 páginas.

–        “Soledades” de Luis de Góngora, con 98 páginas.

El profesor de quinto grado de primaria consideró que en las tabletas se pudieron incluir obras infantiles de autores como Michael Ende, Mónica Brozón, Nuria Gómez Benet, Francisco Hinojosa, Antonio Malpica, Alicia Molina, Norma Muñoz-Ledo, Margarita Robleda, Guillermo Samperio, y Roald Dahl, entre otros.

Aunado a ello refirió que se utiliza en exceso videos tomados de la “Revista del Consumidor”, que son extensos y poco atractivos para los alumnos.

Adicción

El docente apuntó que el uso de las tabletas electrónicas se está convirtiendo en un problema al interior de las aulas, y en las propias familias de los alumnos, pues terminan siendo utilizadas como dispositivos para la recreación y esparcimiento de los estudiantes.

En el salón de clases, explicó, los alumnos continuamente encienden sus tabletas generando distracciones y conflictos, y en sus casas provoca que el tiempo destinado a las tareas se prolongue hasta altas horas de la noche, debido a que el infante perdió tiempo en redes sociales o jugando.

“En casa un alto porcentaje de los muchachos emplea la tableta como una herramienta para la distracción; la gran cantidad de juegos que han descargado les permite pasar demasiadas horas dedicadas exclusivamente a ello.

“Puesto que el alumno puede estar haciendo la tarea, mientras revisa el facebook, o chatea, o juega, o mira un video; propicia que pierda demasiado tiempo y además no logre concentrarse de manera eficiente ante cada actividad. Existen alumnos que comienzan sus actividades extra clase entre las 3:00 y 4:00 p.m. y dan las 10:00 de la noche y no han concluido sus labores. Esto habla de una pésima administración del tiempo.

“Podríamos atrevernos a decir que incluso en muchos casos, el uso de la tableta se ha vuelto una auténtica adicción. Entre los maestros es común recibir a los padres de familia para quejarse con nosotros ante esta situación”, afirmó.

El extremo que les reportan los padres de familia es que en algunos casos han tenido que recogerles y ocultarles las tabletas a sus hijos, generando conflictos al interior de la propia familia.

Soledad virtual

Los maestros de quinto grado, quienes también recibieron su respetiva tableta electrónica, están prácticamente solos en la nueva era digital que mandató la SEP.

Para empezar es común que las escuelas no cuenten con acceso a internet, lo cual limita el uso de la tableta y dispositivos adicionales que les proporcionaron como servidores, switches, ruteadores y proyectores inalámbricos.

Bernal admitió que el buen o regular aprovechamiento de los dispositivos electrónicos depende del grado de interés del maestro.

No obstante, la supervisión o evaluación en el actual ciclo escolar ha sido una ausencia notable, puesninguna autoridad educativa ha instrumentado alguna revisión sobre el uso eficaz de las tabletas.

“La única indicación que se nos ha hecho llegar proviene de la Dirección General y se refiere a que los maestros debemos revisar y vigilar que los contenidos que los alumnos descarguen en sus tabletas no sean inadecuados”, afirmó.

Para el docente con casi 30 años de servicio la tecnología por sí misma no mejorará la educación, pues se requiere de maestros y padres de familia comprometidos para que sepan guiar y dominar el uso de los medios digitales, además de la obligada actualización académica de los profesores.

 

¿Qué paso con Enciclomedia?

El programa Enciclomedia fue uno de los estandartes educativos de las anteriores administraciones federales del PAN, sin embargo, distintas evaluaciones realizadas por organismos y Universidades advierten que la aplicación de la tecnología en materia educativa no debe soslayar los factores sociales, culturales, pedagógicos y técnicos de las comunidades donde se instrumenta.

Estudios incluidos en el Libro Blanco del Programa Enciclomedia 2006-2012 refieren que entre las limitantes de este programa destacaron las carencias sociales de los entornos donde se ubican las escuelas y la omisión de los contextos culturales de las comunidades al momento de aplicar esta política.

En el aspecto pedagógico fue una constante la falta de capacitación de los docentes, la ausencia de mecanismos para instrumentar evaluaciones sistemáticas, y el exceso de información enciclopédica que proporcionaba este programa, impactando en el aspecto de la reflexión y análisis del alumno.

Una de las revisiones efectuadas a este programa también advirtió sobre una amenaza administrativa: que los equipos quedarán en desuso, por lo cual se recomendaba el continuar con esta política pública.

En el estudio “La implementación del Programa Enciclomedia en Tabasco (2007)” se detectó que en escuelas de zonas indígenas o rurales, las condiciones económicas y de movilidad de los profesores incidieron negativamente en el desarrollo de Enciclomedia.

“Los profesores tienen un alto grado de movilidad docente, aunado al hecho de que las familias tienen carencias económicas que les impiden brindar el mismo apoyo a la escuela que en las zonas urbanas.

“Ello obliga a que los maestros busquen salir de esas escuelas y no permanezcan el tiempo suficiente para recibir la formación y conocer el Programa, aunado a las carencias para resolver problemas con respecto a las fallas del equipo”, indica el análisis.

Esta investigación fue desarrollada por Verónica García Martínez para obtener el grado de doctorado en Investigación en Ciencias Sociales con Mención en Sociología de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

A su vez la “Investigación sobre las representaciones y significados de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la escuela primaria y secundaria (2009)”, de la Universidad Autónoma Metropolitana, refirió que la apropiación de las tecnologías de la información no se resuelve únicamente con cuestiones técnicas.

“La tecnología se produce, se usa y se entiende dentro de contextos culturales que deben considerarse también”, acotó.

En la medida en que las autoridades reconozcan que también los aspectos culturales, son tan importantes como las consideraciones tecnológicas y didácticas, se tendrán mejores posibilidades de generar transformaciones reales y enriquecedoras, concluyó dicha Universidad.

En el  “Informe de evaluación de Enciclomedia (2006)”, de la Universidad de Harvard, se refieren una serie de recomendaciones, como la creación de métodos para la rendición de cuentas, incrementar los recursos de este programa, y darle mayor interactividad a la plataforma electrónica.

“Se identificó que las sugerencias didácticas son el recurso que puede promover en los estudiantes de manera efectiva, el pensamiento de orden superior, así como un mayor nivel de interactividad entre el docente y los estudiantes, y entre los estudiantes mismos, siempre y cuando en las sugerencias didácticas se incluyan recomendaciones sobre la incorporación de los recursos que tiene el Programa”, apuntó.

Además sugirió proporcionar a los docentes una formación adecuada para atender fallas técnicas del equipo, y que pudieran subsanarlas de manera ágil

El “Estudio para la generación de indicadores y determinación de línea base para la evaluación de impacto social del Programa (2009)”, de Sigma Dos, también identificó que la capacitación era la principal área de oportunidad detectada, tanto por profesores, como por directores.

“En la actualidad se considera que el Programa Enciclomedia se subutiliza por la falta de conocimiento y desarrollo de habilidades técnicas”, puntualizó.

En la “Evaluación de los procesos de cambio en la gestión de aula y en la gestión de escuela de los planteles con aulas Enciclomedia (2008)”, del Centro de Estudios Educativos, se incluyeron amenazas para el programa como el no mejorar la actualización docente, y que el equipo cayera en desuso por problemas técnicos o desinformación.

Entre las sugerencias que hizo este análisis resalta el transformar el software, modificando su formato de interacción entre los usuarios, incluyendo evaluaciones dinámicas e interactivas y disminuyendo el acento puesto en el cúmulo de información enciclopédica.

“Propiciar que los docentes utilicen Enciclomedia como pretexto de reflexión, análisis y diálogo sobre los contenidos educativos”, recomendó.

En tanto el estudio Enciclomedia en la práctica. Observaciones en 20 aulas, 2005-2006”, que fue realizado por el Centro de Investigación Educativa y Actualización de Profesores, detectó que existieron variaciones positivas al evaluar el impacto de este programa en alumnos de quinto y sexto grado de primaria.

“En los grupos de 5º grado sí se obtuvieron resultados con diferencia significativa, favoreciéndose en particular el aprendizaje en Ciencias Naturales, Historia y Educación Cívica, y aun cuando para las asignaturas de Español, Matemáticas y Geografía el impacto fue menor los grupos con Enciclomedia obtuvieron mejores promedios en todas las asignaturas”, detalló.

Sin embargo, también se advirtió que no había cambios de atención respecto de alumnos de alto y bajo rendimiento.

“A los estudiantes de bajo rendimiento, con o sin Enciclomedia, les atraían las asignaturas de Español y Ciencias Naturales, pero no les agradaba Matemáticas; en tanto que a los de alto desempeño no les atraían asignaturas como Historia, pero sí les agradaban Matemáticas y Ciencias Naturales”, señaló el estudio.

 

El “abaratamiento” de las Tabletas

Con precios que barrieron a su competencia la empresa IUSA Medicion, de la familia Peralta, ganó cinco de los seis contratos para la adquisición de las tabletas electrónicas, mientras Synnex de México ganó el restante contrato.

Los cinco contratos de IUSA Medicion representan a precios unitario y sin IVA una operación por 79 millones 27 mil 72 dólares para la dotación de 591 mil 520 tabletas, mientras Synnex de México obtuvo un contrato por 15 millones 971 mil 40 dólares, que significa la venta de 118 mil 304 dispositivos digitales.

Destaca que IUSA Medicion hizo una oferta inicial de 220 dólarespor cada tableta sin IVA, mientras Synnex de México las ofreció en250 dólares, precios que fueron de los más altos al inicio de la licitación, pero posteriormente su estrategia fue bajarlos en alrededor de 100 dólares.

Las tabletas electrónicas que fueron distribuidas en seis estados del país fueron adquiridas mediante una Licitación Pública Internacional Abierta Electrónica, bajo la modalidad de Ofertas Subsecuentes de Descuento, de número OA-011000999-I83-2014.

Las ofertas subsecuentes de descuentos (OSD) consisten en una subasta donde los roles de comprador y vendedor se invierten, pues los vendedores compiten ofreciendo descuentos que mejoran el precio ofertado de forma inicial, sin que ello signifique la posibilidad de variar las especificaciones o características originalmente contenidas en su proposición técnica.

Para efectos de la licitación de las tabletas electrónicas, la SEP dividió la adquisición de los 709 mil 824 equipos en seis partidas, donde cada una significó la compra de 118 mil 304 dispositivos.

En cada partida las empresas participantes estuvieron en la posibilidad de hacer propuestas para disminuir el precio de las tabletas. Destaca que de inicio no todas concursaron para ganar los seis contratos.

Inicialmente fueron 20 empresas las que se inscribieron para participar, pero nueve no cumplieron con los requisitos solicitados y una más no llegó a la subasta, de esta forma 10 entraron a la puja final.

De acuerdo con el Acta de Fallo del 26 de marzo de 2014, las últimas ofertas de precios que presentaron las empresas ganadoras de los 6 contratos, estuvieron muy lejos de las posturas de los otros concursantes.

IUSA Medicion ganó cinco de las seis partidas en disputa, con precios unitarios por cada tableta que fueron de los 135 a los 132 dólares sin IVA, lo cual significaría que cada tableta tuvo un costo aproximado de 2 mil pesos.

A su vez Synnex de México, que ganó el contrato restante, ofertó igualmente un precio unitario final de 135 dólares. En la partida que ganó esta empresa ya no hubo una propuesta final de IUSA.

De acuerdo con el cuadro correspondiente a la última puja o postura de cada empresa, los precios de las otras empresas fueron más altos.

Los precios de Audiovox México, Telyco Tecnología Local y Corporativa, Inteltech, Grupo ANTDA, Centro de Productividad Avanzada, Tecnoprogramación Humana Especializada en Sistemas Operativos, y  Corporativo Lanix, fluctuaron entre los 174 y 143 dólares por tableta sin IVA.

A su vez Electrónica y Comunicaciones no aparece con ninguna última oferta registrada. Además de que las últimas ofertas de las anteriores empresas se limitaron sólo a algunas de las partidas concursadas.

Incluso hubo partidas donde IUSA hizo las propuestas finales, y no quedó registrada la puja de ninguna otra empresa.

 

Banco de Datos: Inversión y Tabletas Electrónicas

 

Estos fueron los seis contratos signados:

Contrato Precio en Dólares Americanos sin IVA
DGRMYS/001/2014 15,971,040.00
DGRMYS/002/2014 15,971,040.00
*DGRMYS/003/2014 15,971,040.00
DGRMYS/004/2014 15,734,432.00
DGRMYS/005/2014 15,734,432.00
DGRMYS/006/2014 15,616,128.00
TOTAL 94,998,112.00

 

Tabletas distribuidas por la SEP en el actual ciclo escolar:

 

CONTRATO COLIMA TABASCO SONORA PUEBLA DISTRITO FEDERAL EDOMEX EQUIPOS
DGRMYS/001/2014 2,485 7,993 8,771 24,265 21,865 52,925 118,304
DGRMYS/002/2014 2,485 7,994 8,772 24,264 21,865 52,924 118,304
*DGRMYS/003/2014 2,485 7,994 8,772 24,264 21,864 52,925 118,304
DGRMYS/004/2014 2,485 7,994 8,771 24,264 21,865 52,925 118,304
DGRMYS/005/2014 2,485 7,993 8,772 24,265 21,864 52,925 118,304
DGRMYS/006/2014 2,486 7,993 8,771 24,264 21,865 52,925 118,304
TOTALES 14,911 47,961 52,629 145,586 131,188 317,549 709,824

Fuente: Secretaría de Educación Pública (SEP).