Métrica - Periodismo y Transparencia

EcoZona: el conflicto que se avecina

Escrito por:

El proyecto ambiental más ambicioso de la autoridad municipal y estatal, podría generar severos conflictos al contemplar el retiro de todos los comerciantes informales, así como sanciones de mil 460 pesos a quien circule por calles del Centro de Toluca y no cuente con verificación.

El próximo 21 de mayo entrará en vigor el “Acuerdo que establece las medidas de control de fuentes móviles en la Ecozona”, la cual contempla una superficie de 3.2 kilómetros del Centro de Toluca, espacio geográfico donde hay 218 manzanas por las que circulan todos los días miles de vehículos particulares, oficiales, del servicio público de pasajeros, así como de carga, entre otros que no verifican por lo que  el conflicto podría ser mayúsculo.

De acuerdo a la Gaceta del Gobierno número 121 emitida el 20 de noviembre de 2015, el alcalde de la ciudad Fernando Zamora Morales, tendrá que acatar el plazo y ordenar a sus policías que operan en dicho polígono, coordinarse con sus pares estatales e inspectores de la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México (GEM), para detener y en su caso sancionar a todos aquellos automovilistas que no cuenten con su holograma de verificación que garantiza la no emisión de partículas contaminantes superiores a la norma.

“La Secretaría del Medio Ambiente, en coordinación con las autoridades de tránsito estatal y municipal, vigilarán, dentro de su esfera de competencia, el cumplimiento del presente Acuerdo. Los conductores de vehículos automotores que circulen en la infraestructura vial de la Ecozona, que infrinjan las medidas previstas en este Acuerdo, se harán acreedores a las sanciones establecidas en las disposiciones aplicables”, precisan los apartados 4 y 5 del referido Acuerdo publicado en la Gaceta.

La sanción económica por circular sin el holograma de verificación de partículas no contaminantes, asciende a mil 460 pesos (20 días de la extinta medida de salario mínimo). Monto que deberá pagar el conductor que transite sin el referido “pase” vehicular-holograma por calles de la denominada Ecozona.

Espacio geográfico ubicado en el Centro de la capital mexiquense que se ubica entre las calles Josefa Ortiz de Domínguez, 5 de Mayo, Juan Álvarez, República de Nicaragua y José Vasconcelos; al sur el límite es Venustiano Carranza; al Oeste la  vía Andrés Quintana Roo y al Norte las calles Sebastián Lerdo de Tejada, Santos Degollado y Manuel Gómez Pedraza. Abarcando las Delegaciones Colón, Centro Histórico y Universidad.

La medida que deberá ser implementada por la las autoridades  municipales y estatales, forma parte del proyecto Ecozona diseñado, impulsado y subsidiado por la Alianza Mexicana-Alemana de Cambio Climático y el Programa Mexicano-Alemán para NAMAs de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), junto con la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) y el Centro Mario Molina.

“Tengo más de 20 años  viviendo en el Centro de Toluca, la verdad nunca he verificado mi automóvil, no porque  no quiera sino porque no tengo dinero. Entonces  cuando me entero que viene esto de la Ecozona, pues como dicen por ahí, ya me amolaron porque no voy a poder sacar mi unidad y entonces cómo llegare al trabajo”, comentó don Francisco López, dueño de un Tsuru modelo 1990 que nunca ha sido verificado.

Disyuntiva en la que se verán cientos de automovilistas que no cuentan con verificación y todos los días tienen que acudir a la zona centro de Toluca, ya sea para realiza alguna actividad laboral, comercial, educativa o recreativa, entre otras.

La Ecozona es habitada por 14 mil 153 personas y cuenta con 6 mil 315 unidades económicas que van desde fabricas hasta locales donde se expenden tortas; así como 12 museos, 32 oficinas gubernamentales, 24 sitios turísticos y 27 centros escolares públicos.

Tal cantidad de espacios públicos y privados mete todos los días en un gran dinamismo al polígono, ya que de acuerdo al proyecto 26 mil personas acuden todos los días a realizar alguna actividad laboral.

Sobre este último tema, es de destacar que el paquete de medidas plasmadas en el plan maestro de la Ecozona emitido el 23 de septiembre de 2015, contempla la erradicación de todo el comercio informal.

El Plan de Ecozona contempla el apartado “Proyecto Operativo Ambulantaje”, en el cual se describe lo siguiente:

“El programa consiste en la realización diaria de verificaciones en el área de la Ecozona a fin poder inhibir el comercio informal. A la fecha se cuenta con un total de 25 verificadores en el área del Centro Histórico que realizan operativos, además se cuentan con 12 áreas designadas con guardia fija ubicadas en las afueras de los establecimientos:  D’Europa ,  Salinas,  Juárez e Hidalgo, Telmex,  Acrópolis, Cosmovitral, Riva Palacio, Independencia, Portal, Patronato, Simón Bolívar  y Alameda.

Objetivo: Mantener el área de Ecozona libre de ambulantaje. Área encargada de realizar la tarea: Unidad de Verificación Administrativa en Espacios Públicos, se precisa en la página 17 del referido Plan.

Por lo anterior, no se descarta que la escalada de conflictos entre los líderes del comercio informal y sus simpatizantes, intensifiquen después del 21 de mayo el número de protestas.

El Plan también precisa que el comercio semifijo autorizado en la Ecozona deberá ser monitoreado de forma trimestral con el objetivo de mantener una estricta regulación del mismo para que no se expanda.

Uno de los requisitos que deberán de cumplir este tipo de comerciantes semifijos, será el de portar un uniforme similar.

En cuanto a aquellos vendedores de temporada que se hacen presentes a las afueras de templos religiosos, éstos deberán sujetarse a buenas prácticas en la Ecozona: garantizar condiciones mínimas de seguridad e higiene.

“Objetivo: Reglamentar las actividades comerciales de las festividades religiosas y de temporada. Área encargada: Dirección de Desarrollo Económico a través del Departamento de Comercio Popular”, se subraya  en el Plan.

De acuerdo al marco normativo en dicha materia, el Artículo 88 del Bando Municipal de Toluca 2016, menciona que “se restringe el comercio ambulante, semifijo y móvil dentro del polígono que delimita al Centro Histórico, previsto en este ordenamiento. Se  incluyen dentro de estas restricciones ambas aceras de la vialidad perimetral o edificio de que se trate, así como sus respectivos camellones, puentes peatonales y pasajes, según sea el caso”.

Ese mismo Articulo añade en su tercer párrafo que “también se prohíbe el comercio en la vía pública en un radio menor a 200 metros de los edificios públicos, como escuelas, hospitales, oficinas de gobierno, terminales de servicios de transporte colectivo, parques y zonas industriales, templos e instalaciones similares, excepto los casos en que la autoridad municipal autorice que determinadas personas físicas realicen su actividad comercial en los días, horarios y giros que se considere procedentes y que cumplan con los demás requisitos previstos por el  Código Reglamentario Municipal”.

La Gaceta de  Gobierno establece que el Acuerdo para sancionar a automovilistas que no cuenten con verificación, tiene algunas excepciones, aquí te las recordamos:

Los vehículos automotores que no cuenten con holograma podrán circular en la Ecozona de las 21:00 horas a las 6:00 horas.

EXCEPCIONES: Podrán circular también vehículos automotores con las siguientes características:

I. Dedicados a servicios médicos, seguridad pública, bomberos, rescate, protección civil y servicios urbanos, acreditados por la autoridad correspondiente.

II. Aquellos sin emisión de contaminantes derivados de la combustión, identificados por la Secretaría del Medio Ambiente.

III. Transporte escolar con la debida acreditación por la autoridad correspondiente.

IV. Carrozas, cortejos fúnebres y transporte de servicios funerarios en servicio.

V. Servicio público de transporte de pasajeros, que cump!a con la normatividad que lo regula.

VI. Servicio particular, en caso que se acredite o se manifieste una emergencia médica.

VII. Aquellos identificados con placas de auto antiguo.

VIII. Aquellos empleados para transportar una o varias personas con discapacidad.

IX. Motocicletas, que cumplan con la normatividad en la materia.

ECONZONA: Se define como una zona de manejo ambiental prioritaria que tiene por objeto mejorar la calidad de vida de la población residente y visitante, promoviendo un entorno urbano saludable a través de la implementación de acciones integrales para prevenir y controlar la contaminación, mejorar los servicios públicos; impulsar la movilidad sustentable, la accesibilidad universal y la recuperación de espacios públicos.

Otras disposiciones que contempla Ecozona Toluca son: separación de basura orgánica e inorgánica por parte de los vecinos; también se infraccionará a aquellos que se estacionen en lugar prohibido y arrojen desechos a la vía pública, entre otras acciones irregulares.

Datos oficiales advierten que actualmente en la Ecozona se recolectan 528 toneladas de residuos sólidos  cada mes, basura que no registran separación orgánica e inorgánica por parte de sus productores-vecinos.

De acuerdo al apartado Marco Normativo del documento maestro Plan Ecozona “el Bando Municipal de Toluca 2015 en su artículo 19, inciso K, dentro de las obligaciones de los habitantes del municipio establece que éstos deben entregar sus residuos sólidos al personal de los camiones de limpia, debidamente separados en orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables y sanitarios o higiénicos”.   

Añade que el Bando municipal y Código Reglamentario establecen sanciones (arresto administrativo) por tirar residuos sólidos, precisa el Plan Ecozona.

Otra de las acciones establecidas en la Ecozona Toluca consiste en obligar a los dueños de estacionamientos que se ubican en las zonas limítrofes del Proyecto, disminuir sus tarifas ya que en esa medida se podría evitar que llegaran en vehículo los visitantes al polígono  central de Toluca; en contraste  aquellos inmuebles-estacionamientos que se ubiquen en la periferia se les solicitará disminuir los  costos de sus servicios.

Los estaciones públicos juegan un papel interesante en el proyecto de la Ecozona, ya que dentro del polígono existe una oferta de 137 predios-espacios públicos, que en conjunto representan 4 mil 959 cajones.

No obstante a la extensa oferta de espacios-cajones “dentro de esta área se presenta una rotación muy baja en la utilización de los mismos (aproximadamente 2.7 veces en promedio por cajón)”. Los datos advierten que la mayor parte de los estacionamientos se utilizan en periodos de larga estadía.

En ese tema el Plan Ecozona precisa como objetivo: regular la rotación de los cajones de estacionamiento públicos mediante la implementación de tarifas diferenciadas según la sub zona, para desincentivar el uso del vehículo privado en el polígono Ecozona, así como el estacionamiento de larga estadía.

“Este programa propone la división del Polígono de Ecozona en 4 sub zonas o cuadrantes, de tal forma que se regule la oferta de estacionamiento por tarifas; de tal manera que el cuadrante 1 (centro) sea el más costoso; las sub zonas 2 y 3, tengan un costo alto pero menor a la 1 y finalmente la sub zona 4 sea la de menor costo. Con estas medidas se pretende racionalizar la oferta de estacionamiento al interior de la Ecozona aumentando la rotación de los cajones”, se subraya en el documento.

Otras de las acciones contempladas busca retirar de la  vía pública automóviles abandonados en la vía pública, tarea que será ejecutada por la Dirección de Seguridad Pública y Vial municipal.

 

A dos meses de entrar en operación el sistema de bici “pública” bautizado como Huizi por la anterior administración municipal, el nuevo alcalde de la ciudad de Toluca, Fernando Zamora Morales, calificó de caro y obsoleto el modelo.

También consideró como equivicados los requisitos y horarios establecidos para acceder a las bicicletas, ya que se solicita  tarjeta de crédito y sólo se prestan por media hora, por lo que prometió que a partir del 21 de mayo del 2016, el programa se modificará sustancialmente y las bicicletas se prestarán de forma gratuita con horarios tan extensos que el usuario podría llevarsela a su casa y para acceder al servicio solamente se deberá estar inscrito en un padrón y ya.

“Solamente recordarles que el programa de Huizi fue estructurado en la administración anterior. Les doy un dato, solamente para el seguro de las bicicletas y los lugares donde están depositadas las bicicletas nos va a costar arriba de 2 millones de pesos, a final de cuentas la operación de este programa le va a costar millones de pesos anuales al municipio y hasta el momento tenemos el promedio del uso de una bicicleta diaria por cada una de las 26 estaciones”, comentó el presidente municipal a principios del presente año.

Durante el trienio de la ex alcaldesa Martha Hilda González Calderón y su suplente Braulio Antonio Álvarez Jasso, se impulsó el uso de la bicicleta y diseño el sistema Huizi.

Sistema de movilidad implementado en el Centro de la ciudad como parte de la Ecozona.

Proyecto respaldado presupuestalmente por el gobierno federal, estatal y las autoridades alemanas a través de GIZ, así como el Centro Mario Molina.

A finales del año pasado, se puso oficialmente en marcha el sistema de bici pública “Huizi” que cuenta con 350 bicicletas y 26 cicloestaciones que representaron una inversión de 36 millones de pesos.

Desde entonces el municipio mantiene como requisito presentar una tarjeta de crédito para utilizar las bicicletas públicas; la anualidad cuesta 333 pesos. Para poder acceder al servicio también es necesario presentar credencial de elector y comprobante de domicilio.