Métrica - Periodismo y Transparencia

Exhortos legislativos quedan en “llamados a misa”

Escrito por:

Último recurso de los partidos opositores ante la mayoría priista que enfrentan, los exhortos legislativos suelen ser síntomas de una presencia testimonial de quien los propone.

 

Ante la abrumadora mayoría del PRI y de sus aliados: PVEM y Nueva Alianza, en la actual Legislatura mexiquense, los diputados locales, sobre todo de Oposición, han utilizado los exhortos y las solicitudes de acuerdos como desahogo y un intento de poner sobre la mesa de discusión asuntos, que de ser presentados como iniciativas de Ley, ni siquiera podrían ser planteados.

Los exhortos propuestos, y en algunos casos aprobados por los diputados mexiquenses, prácticamente son “llamados a misa” y buenos deseos que no se cumplen, pero también funcionan como oportunidades para los legisladores de subir a tribuna, pues su cumplimiento no es obligatorio.

Información del Poder Legislativo indica que en la actual Legislatura de 66 propuestas de exhortos que se presentaron hasta mayo de este año, en cerca de 80 sesiones tanto de pleno, como de la Diputación Permanente, únicamente se han aprobado 7, y de esos, 3 fueron en 2012 y 4 en 2013.

En contraste, la anterior Legislatura local en sus tres años de trabajo realizó 135 sesiones de pleno, en las cuales aprobaron 88 exhortos: un promedio de 29.3 al año; y de esos, en el 2009 emitieron 4, en el 2010 fueron 28; en el 2011, 38, y en el 2012, 18.

Casi el 85 por ciento de esos exhortos, es decir, más de 70 no fueron atendidos por las distintas autoridades a las que fueron enviados, por lo cual no han servido para atender los problemas que en ellos se han planteado, pero forman parte de las estadísticas que los representantes populares presumen como aprobaciones de su gestión.

Los diputados mexiquenses también han encontrado en los exhortos una salida para atender temas que los ciudadanos les solicitan, o que son reclamos unánimes, pero sin comprometerse demasiado, y lo mismo piden que un Ayuntamiento cumpla con la Ley, que atención a afectados por algún siniestro, o mayores recursos para algún rubro especial.

Aun cuando el Poder Legislativo del Estado de México debe ser el contrapeso del Ejecutivo, en la realidad, cuando emite un exhorto no siempre le hacen caso y la petición normalmente queda en el papel, sin ser atendida, y en ocasiones, olvidada hasta por sus autores, pues no verifican su cumplimiento.

Cuando hay una respuesta favorable casi siempre se debe a que las autoridades ya habían tomado la decisión de emitir alguna Ley, realizar algún programa o entregar apoyos, pero no a solicitud de los representantes populares mexiquenses.

Aun así, diputados locales defienden la utilidad de los exhortos y afirman que sirven para llamar la atención sobre algunos temas, a fin de darlos a conocer a través de los medios de comunicación, sin embargo, reconocen que se requiere disposición de las autoridades.

Para algunos académicos consultados, los exhortos emitidos por los diputados locales no han servido para solucionar problemas, pues son posicionamientos políticos.

Mayorías 

Un factor primordial para que los acuerdos no tengan eco, o ni siquiera sean aprobados, es que en las últimas dos Legislaturas del Estado de México el PRI ha logrado una mayoría que le permite controlar y definir la agenda legislativa, a veces a través de acuerdos con otras bancadas o mediante el “mayoriteo” de sus legisladores, junto con sus aliados del PVEM y Nueva Alianza.

Con ese escenario, la Oposición en varias ocasiones se ha tenido que conformar con plantear acuerdos, a sabiendas de que las dependencias públicas no siempre los atenderán, pero al menos exponen los asuntos y llevan quejas o preocupaciones de la sociedad ante la llamada máxima tribuna de la entidad, aunque pocos legisladores insisten en mantener vivos los temas.

Actualmente la 58 Legislatura local cuenta con 75 diputados locales, de los cuales 39 son del PRI, 12 del PRD, 11 del PAN, 5 de Nueva Alianza, 4 del PVEM, 2 del PT y 2 de Movimiento Ciudadano.

En el Congreso anterior la integración era similar: 39 del PRI, 12 del PAN, 7 del PRD, 6 de Nueva Alianza; mientras el PVEM, PT y Movimiento Ciudadano tenían 3 cada grupo parlamentario; uno del Social Demócrata y un independiente, antes ex perredista.

Exhortos

La actual Legislatura local ha planteado 66 propuestas de exhortos, pero solo 7 se han avalado, y de esos, 4 fueron dirigidos a los municipios, uno al gobierno estatal, otro al federal, y uno más tanto a autoridades municipales, como estatales, pero casi ninguno se cumplió.

Ante los constantes accidentes en la autopista México-Toluca, los diputados exhortaron al gobierno federal a prevenir la incidencia, lo cual se hizo por acuerdo de las autoridades federales, pero no se puede asegurar que tal acción haya sido sólo por el exhorto de los legisladores mexiquenses.

En tanto que la respectiva petición al gobierno estatal para realizar acciones de un programa invernal, es parte de las actividades que la administración mexiquense realiza año con año.

Los otros 5 exhortos para pedir a los 125 municipios que expidan reglamentos de mejora regulatoria, cumplir con la Ley Indígena, asegurar la apertura rápida de empresas, y la solicitud a los gobiernos estatal y municipal para crear instancias de atención a personas con capacidades diferentes y abrir oportunidades de empleo para ellos, no se han acatado por todos.

La bancada que más ha utilizado las propuestas de exhortos ha sido el PRD, con 27 iniciativas, seguido del PAN, con 16; Nueva Alianza, con 12; el PRI y PT con 4 cada uno; el Partido Verde, con 2, y Movimiento Ciudadano apenas ha planteado uno.

Los temas han sido variados y en su mayoría se han dirigido al Ejecutivo estatal y a sus dependencias, con 38; a municipios han sido 14; a órganos de la Legislatura local, como la Junta de Coordinación Política, el Órgano Superior, o las comisiones legislativas, han sido 11; y a los diputados federales y Senadores son 6. Algunos han sido dirigidos a una o más autoridades.

Los planteamientos han sido para pedir mayores recursos para varios rubros o cumplir con la Ley de Transparencia, atender el tema de protección civil, garantizar el acceso a agua potable en las escuelas, que algún municipio pague los salarios a sus trabajadores, apoyo a migrantes, conocer avances en la modernización del transporte, y acelerar los exámenes de control de confianza.

También han pedido revisar caminos y carreteras, rescatar zonas arqueológicas, incluir más municipios mexiquenses en la Cruzada contra el Hambre, expedir reglamentos de leyes que ya han sido aprobadas, solicitudes de comparecencias, y seguimiento a los proyectos de prestación de servicios, entre otros.

Histórico

La mayoría de los 88 exhortos hechos por los diputados de la 57 Legislatura local, anterior a la actual, se centraron en los ámbitos federal, estatal, y municipal.

Al Congreso de la Unión, como una sola institución, o por separado a diputados federales y Senadores fueron 31 exhortos, esa misma cantidad de llamados fueron para el Ejecutivo estatal o algunas de sus dependencias, y en segundo lugar están municipios mexiquenses con 28 exhortos.

La tercera autoridad a la que más exhortos realizaron fue al Ejecutivo federal, con 23; seguido de los organismos autónomos del Estado de México, como el Instituto de Acceso a la Información (Infoem), con 2, y a Radio y Televisión Mexiquense, aunque algunos se enfocaron a los tres ámbitos de gobierno.

La mayoría de esos llamados fueron para pedir a legisladores federales y a Senadores la discusión o emisión de alguna Ley o reglamento pendiente, y para solicitar que en los presupuestos anuales la entidad mexiquense obtuviera más recursos, principalmente para educación. También llamaron al Ejecutivo estatal para atender problemas de los ciudadanos.

No obstante, el cumplimiento a los exhortos fue mínimo, pues apenas llegó a cerca del 15 por ciento, y el porcentaje podría ser menor, pues aun cuando varios temas se consideraron atendidos, la realidad es que muchos asuntos ya estaban establecidos dentro de los programas de las autoridades, o eran una obligación legal, pero no derivaron de los llamados hechos por los legisladores.

Un ejemplo en el ámbito estatal es la atención a las personas afectadas por las inundaciones, que las autoridades ya tenían previsto apoyar; y a nivel federal, el nombramiento de consejeros electorales del IFE hoy INE.

Revires

En no pocas ocasiones legisladores, y hasta ciudadanos se han tenido que conformar con que su propuesta termine como exhorto, y no como una reforma legal o una nueva Ley; aunque a veces es rechazada por una Legislatura, pero aprobada por otra, como fue el caso de la Ley de Voluntad Anticipada, la cual en 2010 fue propuesta por el ex comisionado de Derechos Humanos del Estado de México, Jaime Almazán, y un año después también la plantearon las bancadas del PAN y PRD.

En agosto de 2011 los diputados de la anterior Legislatura consideraron que no tenían facultades para regular ese tema, pues argumentaron que era del orden federal y decidieron que en lugar de Ley emitirían un exhorto; sin embargo, la propuesta fue retomada por el gobernador Eruviel Ávila, y ese respaldo bastó para que en 2013 se avalara la citada Ley.

En el caso de los exhortos enviados al Congreso de la Unión, o a diputados federales y Senadores, casi todos se refirieron a solicitudes para agilizar el análisis de alguna iniciativa, emitir algún reglamento o Ley, y sobre todo, a la asignación de un mayor presupuesto estatal, pues casi cada año, en los últimos meses previos a la discusión del presupuesto federal, los diputados mexiquenses piden mayor equidad para la entidad.

Los exhortos de la 57 Legislatura local dirigidos al Ejecutivo federal llegaron a temas internacionales, como en diciembre de 2010, cuando solicitaron a las autoridades federales condenar las políticas contra los migrantes, establecidas en Estados Unidos, que mostraban odio y discriminación.

En general tocaron diversos temas, entre ellos: peticiones para publicar un inventario de residuos peligrosos, apoyar al campo, intensificar obras carreteras, además de ampliar el plazo para que los municipios pudieran cumplir con los requisitos y acceder a los recursos del Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun).

No obstante, hasta la fecha en la entidad no existe un registro sobre los residuos peligrosos que se depositan en el territorio mexiquense, no se ha tenido una alza presupuestal importante para el agro; el gobierno federal ha dejado fuera a algunos municipios por incumplir con los recursos para acceder al Subsemun, y hay obras en carreteras que no se han concluido.

Al gobierno estatal los ex diputados le solicitaron emitir reglamentos, ofrecer apoyos a diversos sectores, cumplir con las normas de protección civil, establecer nuevos programas, solucionar el problema de inundaciones, usar sin fines electorales los programas sociales, y atender el tema de los residuos, entre otros.

Reciclados

Aun cuando no siempre son atendidos los exhortos, sí han ayudado al Ejecutivo a plantear iniciativas de Ley, por ejemplo a propuesta del PAN, en agosto de 2011 se exhortó al gobierno estatal a evitar que en las infracciones de tránsito se retuvieran documentos a los ciudadanos, y aunque no hubo una respuesta favorable, en 2012 el mandatario estatal envió a la Cámara de Diputados local una propuesta similar, pero convertida en iniciativa de Ley.

Los legisladores mexiquenses también han hecho exhortos al Gobierno del Estado de México sobre temas que son parte de sus programas anuales, y que con o sin la petición de los representantes populares, las autoridades estatales llevan a cabo de manera tradicional, como en el caso de los planes invernales.

Sin embargo, otras peticiones como vigilar albergues y otros sitios para verificar la atención a los adultos mayores, garantizar el libre traslado de personas con capacidades diferentes, establecer un programa integral de recolección y disposición final de pilas y baterías, y fortalecer la cultura del cuidado del agua, no han tenido una respuesta oficial de las autoridades estatales.

La mayor variedad en las peticiones lanzadas por los anteriores legisladores hacia los municipios fueron crear comisiones de asuntos indígenas, sus propios organismos de agua, o sus institutos del deporte, garantizar el libre desplazamiento de las personas con capacidades diferentes, y atender el problema de la sobre población canina, aunque prácticamente nada de eso se ha cumplido.

Los ex diputados también pidieron a las autoridades municipales, de manera insistente, que actualizaran sus Atlas de Riesgos, pero no todos cumplieron, por lo cual esa exigencia fue incluida en el Libro VI del Código Administrativo.

En el extremo pidieron a los municipios que cumplieran con las obligaciones que ya tienen como es el separar la basura orgánica e inorgánica, algo que desde hace años debió aplicarse en la entidad porque así lo obliga el Código para la Biodiversidad del estado de México, pero que casi ningún Ayuntamiento ha puesto en práctica.

También hubo peticiones a los municipios para regular la matanza clandestina de reses, para no colocar vallas en la plaza de los Mártires de Toluca, a fin de garantizar el libre tránsito de la ciudadanía, pero las autoridades siguen cercando esa área para evitar plantones permanentes.

En cuanto a los exhortos a organismos autónomos, la 57 Legislatura pidió al Infoem verificar que los Ayuntamientos cumplieran con tener su portal de Transparencia, sin embargo, en esta materia no se ha logrado un cumplimiento al 100 por ciento.

 

Inútiles

Para académicos consultados, los exhortos emitidos por los diputados locales no han servido para solucionar problemas, pues son posicionamientos políticos y sólo una forma de llamar la atención sobre ciertos temas que preocupan a la sociedad.

El economista y Doctor en Ciencias Políticas, Alfredo Victoria, consideró que los exhortos no pasan de ser posicionamientos políticos que permiten a los representantes populares fijar su postura sobre algunos temas o colocarlos en el centro de la discusión.

“Sirven para llamar la atención sobre asuntos que les interesan, pero más bien son planteamientos políticos”, aseguró.

Ante la integración de la actual Legislatura local, advirtió, los exhortos también pueden ayudar a que los legisladores de Oposición suban a tribuna temas que difícilmente podrían ser avalados como nuevas leyes o reformas legales.

Por separado, Narciso Sánchez, presidente de la Academia de Derecho Ambiental en el Estado de México, consideró que hasta el momento los exhortos emitidos por el Poder Legislativo no han servido, pues la mayoría de las autoridades los han ignorado, lo que también demuestra una falta de cultura de la legalidad, pues aun cuando no sean obligatorios, deberían ser atendidos.

Sin embargo, criticó que esos llamados a las diferentes instituciones no representan el cometido vital de los diputados, ya que sus dos principales tareas son legislar y fiscalizar, por lo cual recomendó que mejor se aboquen a crear leyes de calidad o a realizar reformas para actualizar el marco legal.

“Muchas veces dejan abandonadas las iniciativas de Ley y ya no se analizan. Si otras autoridades no les hacen caso, sería mejor que se abocaran a su principal tarea que es la de legislar y también a fiscalizar el uso de los recursos públicos”, opinó.

Defensa

Pese a ello, legisladores locales que ya han sido representantes populares en dos ocasiones, y federales al menos una vez, defienden que los exhortos sí tienen utilidad, pues ayudan a posicionar los temas y a presionar, aunque admiten que son insuficientes, pues falta darles seguimiento, o incluso buscar la comparecencia de servidores públicos.

El ex líder de Movimiento Ciudadano en la entidad y diputado local, Juan Abad de Jesús, admitió que aun cuando en la mayoría de los casos no se atiendan los exhortos del Poder Legislativo, es necesario seguirlos haciendo para posicionar algunos temas.

Admitió que lo ideal sería que esos llamados fueran obligatorios y todas las autoridades hicieran caso, pues tratan problemas que normalmente provienen de reclamos e inquietudes ciudadanas, pero como no es así, los diputados deben seguir utilizando esa herramienta.

“Yo creo que sí vale la pena mantenerlos porque por lo menos queda el antecedente, aunque debería ser más contundente; se llama la atención de los medios y de las autoridades, así que creo que sí tienen utilidad”, afirmó.

El coordinador de los diputados locales del PT, Oscar González, reconoció que los exhortos han sido más bien “llamados a misa”, que los atienden quienes quieren; y más que acuerdos de ese tipo debería llamarse a los servidores públicos a comparecer.

Sin embargo, reiteró que no pueden obligar a que se atiendan y debiera ser un tema de ética, donde las autoridades analizaran las solicitudes para mejorar la atención a los ciudadanos, pero como no es así, esos llamados son insuficientes. “Está claro que no han servido”, remató.