Métrica - Periodismo y Transparencia

Gobernador manda e impone ritmo a Congreso

Escrito por:

En su papel de legislador el gobernador Eruviel Ávila Villegas ha tenido una producción de 155 iniciativas de ley, de las cuales 143 ya le fueron aprobadas por el Congreso local, lo que marcó un ritmo mensual promedio de 6.5 propuestas legislativas de septiembre 2012 a julio 2014 surgidas desde Palacio de Gobierno.

 

Prácticamente ninguna de las propuestas del titular del Poder Ejecutivo registró modificación alguna, porque los diputados del PRI, mayoría en el Congreso local,  no quisieron sumar o restarle algún artículo o palabra al texto presentado por su correligionario de partido,  y aunque legisladores de oposición si lo intentaron, no lo consiguieron en la mayoría de las veces por su estatus de minoría.

La productividad legislativa del mandatario, Ávila Villegas, supera en más de 600 por ciento a la registrada en ese mismo lapso de tiempo por las bancadas del PRD y PAN, pues aunque han presentado 84 y 71 propuestas de ley, respectivamente, los panistas únicamente han conseguido que se les avale 23 iniciativas y los perredistas sólo obtuvieron luz verde para 21 de sus ideas.

El resto de las modificaciones legales e incluso hasta nuevas leyes presentadas por ambos grupos parlamentarios de oposición, aguarda el estudio y análisis respectivo al interior de las comisiones para convertirse en dictamen y así poder alcanzar la votación en el salón de plenos, en el mejor de los escenarios.

Y aunque la fracción parlamentaria del PRI es la más robusta en el Congreso local, al contar con 39 diputados, su desempeño en comparación al del gobernador, ha sido muy discreto, ya que de las 56 modificaciones a diversos ordenamientos legales que han presentado, solamente han querido avalarse menos del 50 por ciento, pese a que cuentan con los votos suficientes para hacerlo en cualquier momento.

“Iniciativa de ley presentada por el titular del Poder Ejecutivo”, es la frase que se escucha y repite en prácticamente toda reunión de comisión y sesión del pleno de la Cámara de Diputados local integrada por 75 diputados: 39 del Partido Revolucionario Institucional (PRI), 12 del Partido de la Revolución Democrática (PRD), 11 del Partido Acción Nacional (PAN), 5 del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), 4 del Partido Nueva Alianza (PANAL), 2 del Partido del Trabajo (PT) y 2 de Partido Movimiento Ciudadano (PMC).

En los casi dos años que lleva la presente Legislatura, el doctor en derecho Ávila Villegas, se ha convertido en el “diputado” más activo pues registra 93 por ciento de efectividad, ya que nueve de cada diez de sus propuestas han sido aprobadas a la brevedad y la mayoría no ha registrado ninguna modificación.

Convirtiendo así a la Legislatura en una ventanilla de trámite a donde se tienen que presentar, forzosamente,  las iniciativas para modificar la Constitución estatal; dar luz verde a la creación de una nueva ley; actualizar o eliminar determinado artículo de un Código u ordenamiento legal.

La ruta de eficiencia de trabajo parlamentario que ha tenido el mandatario Eruviel Ávila, se diseña e impulsa mes con mes, desde el máximo órgano de decisión del Poder Legislativo mexiquense, la Junta de Coordinación Política (JCP) integrada por los siete coordinadores de igual número de bancadas de diputados.

Selecto grupo de trabajo legislativo donde la voz, opinión y determinación de su presidente Aarón Urbina Bedolla, coordinador de la fracción del PRI, se impone por el simple hecho de representar al 52 por ciento del total de diputados y por ende de votos.

Y aunque la cabeza del grupo que opera todos los hilos del Poder Legislativo, afirma que sí son escuchadas las sugerencias o propuestas de los vicepresidentes de la Junta como son Héctor Bautista López del PRD y Ulises Ramírez Núñez del PAN,  en muy pocas ocasiones las opiniones de éstos son atendidas, ya que por lo general sus planteamientos son contrarios a las iniciativas gubernamentales.

Con mucho menor influencia y peso político, en la JCP también converge Víctor Manuel Estrada Garibay del PANAL, el cual funge como secretario.

Alejandro Agundis Arias del PVEM, Higinio Martínez Miranda del PMC y Óscar González Yáñez del PT, detentan en la Junta el papel de primer, segundo y tercer vocal, respectivamente, aunque su voz tiene muy poco eco en los “grandes” acuerdos.

Los representantes de las llamadas fuerzas políticas minoritarias han aportado poco al trabajo legislativo, ya que en conjunto suman 28 iniciativas: 10 del PANAL;  9 del PVEM; 4 del PT y 5 el PMC en dos años.

Sin lugar a dudas los ritmos de trabajo en los cinco periodos ordinarios y diez extraordinarios de sesiones, transcurridos en la 58 Legislatura local, los ha marcado el gobernador Eruviel Ávila Villegas, pues ha presentado en promedio una decena de iniciativas de ley en cada uno.

Dichas propuestas han sido prioridad para la mayoría de los diputados, ya que el desahogo de las mismas,  es decir del ingreso de la iniciativa hasta su votación, se registró en menos de 48 horas y en la mayoría de los casos, en un lapso de tres semanas.

Interés gubernamental para actualizar y emitir leyes que ha puesto en serios apuros a los diputados que tienen como principal tarea crear leyes, adecuar y modificar códigos, así como  todo tipo de ordenamiento legal que regula la vida de la sociedad mexiquense, pues en algunas ocasiones no han tenido tiempo ni de estudiar, analizar y mucho menos reflexionar las consecuencias positivas o negativas que podrían estar ocasionando su decisión, su voto.

Lo anterior, ya que la JCP, a partir de que ingresan las iniciativas de ley del Poder Ejecutivo, ha fijado un breve periodo para su aprobación, por lo que las propuestas no son sometidos a un estudio y análisis profundo donde voces de expertos se escuchen y sus opiniones se sumen a la propuesta inicial para mejorarla, independientemente de quien sea su autor (ciudadano, gobernador, diputado). Premisa de trabajo parlamentario que no se cumple en la mayoría de los casos.

La contundente presencia del gobernador Ávila Villegas en el salón de plenos de la Legislatura local es posible por la robusta representación priista pues tienen  39 de 75  curules; votos a los que siempre e incondicionalmente se suman los cinco del partido que representa al magisterio como es el PANAL y cuatro del PVEM.

Legisladores que como buenos aliados siempre levantan la mano para avalar las propuestas del Ejecutivo, a excepción de cuando sus intereses son tocados como fue el caso de la reforma que pretendía sancionar a los maestros que no asistieran a las aulas para manifestarse; iniciativa que ante el enojo de los dirigentes del Sindicato Nacional  de Trabajadores de la Educación, el gobernador optó por retirarla y llevar la fiesta en paz con el magisterio nacional.

 

No pasan propuestas legislativas del PRD

La corta visión y falta de voluntad política que tiene la fracción del PRI para atender e interesarse por las iniciativas e ideas legislativas de los partidos de oposición como el PRD, es la razón por la cual no ha sido atendido el 75 por ciento de sus propuestas, consideró el coordinador de la bancada parlamentaria Héctor Miguel Bautista López.

El perredista atribuyó que las ideas legislativas de su fracción integrada por 12 diputados (de un total de 75 que hay en el Congreso local), no han avanzado porque Aarón Urbina Bedolla, presidente de la Junta de Coordinación Política en la Legislatura local y coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), no tiene la voluntad política de admitirlas, aunque sea para su análisis.

“Creo que es un problema de voluntad política, creo que él   –Aarón Urbina Bedolla–  está obligado como una mayoría parlamentaria (39 legisladores priistas) a aceptar que hay voces distintas,  que hay opiniones divergentes y que deberíamos buscar la forma de aceptar posiciones”, dijo.

Para Bautista López que se ha desempeñado como senador, alcalde de Nezahualcóyotl y diputado federal, las propuesta legislativas del PRD en ningún sentido van en contra de los intereses de los mexiquenses, ni en contra del Estado de México y por el contrario van orientadas a fortalecer la convivencia cotidiana de los ciudadanos.

Reportes del área técnica parlamentaria de la fracción perredista aseguran que cada una de las iniciativas ingresadas a la 58 legislatura y turnadas a comisiones, ha cumplido en tiempo y forma con los lineamientos legislativos, por lo que se dicen extrañados del por qué han pasado meses e incluso más de un año, y no han sido convocados a reuniones de mesas técnicas para proceder al análisis legal.

El coordinador de los legisladores perredistas ha sostenido que sus iniciativas pueden mejorar la convivencia y bienestar de los mexiquenses en el ámbito económico, político, social y de seguridad pública, pero por  una extraña razón, no han sido tomadas en cuentan por el grupo parlamentario mayoritario en el Congreso: la fracción del PRI, insistió.

El 19 de octubre de 2013, Bautista López, pidió a sus pares del PRI y gobernador Eruviel Ávila Villegas, tener sensibilidad política para establecer un diálogo productivo y transparente durante 2014, luego de sostener que es muy complicado tratar de imponer sus criterios  legislativos.

“No jugamos un papel determinante, pero en aquellos asuntos que hemos considerado que van en contra de nuestros principios, no los hemos votado a favor”, subrayó.

Explicó que las alianzas parlamentarias que hay entre el PRI,  PVEM y PANAL, hacen prácticamente imposible impulsar temas de la agenda parlamentaria de la izquierda.

“Tomando en cuenta que somos 12 de un total de 75 diputados, y tomando en cuenta que hay una alianza entre PRI, PVEM, PANAL y en algunos temas de coyuntura esa alianza se extiende al PAN, en la realidad podemos hacer poco. No jugamos un papel determinante”, admitió Bautista López.

Héctor Bautista, puntualizó que su relación con el gobernador es de respeto, pero a su vez de crítica fundamentada y propositiva.

 

El reproche y cabildeo panista

Para la vicecoordinadora de los once diputados que integran la fracción del PAN, Adriana de Lourdes Hinojosa Céspedes, aunque ha sido muy complicado tratar de llevar a la mesa de los priistas la discusión de sus propuestas, en el décimo periodo extraordinario de sesiones si dejaron pasar algunas de sus iniciativas, aunque de las 71 propuestas siguen pendientes por desahogar 48.

Hinojosa Céspedes admitió que la Cámara de Diputados del Estado de México trabaja al ritmo que le imponga el gobernador Eruviel Ávila Villegas, aunque el PAN en la medida de sus posibilidades trata de imponer su agenda de trabajo, sostuvo.

“Creo que poco a poco hemos avanzando y eso también hay que reconocerlo, durante las últimas dos sesiones (4 de julio de 2014) hemos ido desahogando, a mí hoy me aprueban dos, me aprobaron otras dos la semana pasada, o sea vamos  trabajando, vamos trabajando”,  dijo.

Consideró que al interior de su bancada e incluso de otras, hay iniciativas muy buenas que tienen que ser legisladas,  y opinó que el PAN y el resto de los partidos de oposición no pueden quedarse a esperar las propuestas del gobernador y sí deben exigir que su trabajo se respete.

“Nosotros estamos trabajando con toda responsabilidad;  hemos hecho de verdad un trabajo exhaustivo de no dormir, nosotros y nuestros asesores. Lo que hace siempre Acción Nacional es proponer, se pueden revisar todos los dictámenes;  todas las propuestas que se han aprobado en esta Cámara tienen  mejoras de Acción Nacional”, mencionó.

Adriana Hinojosa insistió que el PAN nunca ha estado en la idea de decir no a toda propuesta y sí en la disposición de mejorar las iniciativas y hacer trabajo parlamentario, lo que le ha permitido conseguir grandes cambios en las iniciativas presentadas por el mismo gobernador.

En cuando a la velocidad con la que el Congreso local ha estado aprobando las propuestas del gobernador Ávila Villegas, la vicecoordinadora Hinojosa Céspedes, admitió que se ha estado trabajando en una dinámica  que no permite hacer un estudio y análisis tranquilo, calmado y con un método especifico.

“Yo creo que la eficiencia no tiene que ver con la velocidad, tenemos que tener tiempo de checar muy bien las iniciativas, sí llevamos un tiempo récord, y lo hemos dicho en todos los ámbitos que el no dormir no te hace un buen legislador (han legislado de madrugada en varias ocasiones). Llevamos una velocidad que aunque haces tu mejor esfuerzo, nosotros ya decidimos como oposición que aunque no durmamos no se nos va a ir ni una –iniciativa sin analizar–   pero deberíamos hacerlo con un poquito más de calma y hasta de método, nosotros si estamos en este afán de examinar  y de ver todo”, comentó.