Métrica - Periodismo y Transparencia

Edomex: La costosa fábrica de pobres

Escrito por:

Con un gasto de 62 mil 518.5 millones de pesos en los últimos cinco años, enfocado a paliar la pobreza, el gobierno mexiquense ha fabricado un millón 557 mil 800 nuevos pobres en el mismo lapso, lo cual confirma que el asistencialismo atenúa rezagos sociales, pero la vulnerabilidad de los ingresos sigue dibujando el verdadero rostro de la carestía.

 

Durante los últimos cinco años, de 2010 a 2014, el gobierno del Estado de México invirtió 62 mil 518.5 millones de pesos en nueve programas relacionados con el combate a la pobreza, que de acuerdo a las Cuentas Públicas de la administración mexiquense se ubican en la Función 7, denominada Salud, Seguridad y Asistencia Social.

Esta avalancha de recursos autorizados para paliar la carestía de millones de ciudadanos creció entre 2010 y 2014 en un 74.5 por ciento nominal, lo cual en números duros significó un crecimiento de 6 mil 800 millones 918 mil pesos. El promedio anual de variación a la alza es de mil 360.1 millones.

Al cierre de 2014 el gasto en estos nueve programas ascendió a 15 mil 920.8 millones de pesos, mientras en 2010 el monto erogado quedó en 9 mil 119.9 millones.

Los citados programas presupuestales han sido claves para la instrumentación de la política social del último lustro en el Estado de México, pues son los de Alimentación, Desarrollo Integral de la Familia, Atención a la Población Infantil, Atención a la Discapacidad, El Papel Fundamental de la Mujer, Apoyo a los Adultos Mayores, Pueblos Indígenas, Desarrollo Comunitario, y Oportunidades para los Jóvenes.

Entre las acciones realizadas con dichos recursos destaca la distribución, entre 2010 y 2014, de 10 millones 179 mil 743 canasta alimentarias, dentro del programa de Alimentación, que agrupa principalmente al rubro conocido como “seguridad alimentaria” y en distintos momentos ha servido para dotar de despensas a adultos mayores.

En 2014 el rubro de “seguridad alimentaria del Estado de México” tuvo como blanco principal a la población en situación de pobreza multidimensional o en situación de vulnerabilidad o con necesidades nutricionales específicas por vivir con VIH/SIDA.

Sin embargo, la inversión multimillonaria para revertir la marginación no ha logrado contenerla y por el contrario los mexiquenses pobres van a la alza.

El informe sobre “Medición de la Pobreza en México 2014”, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), indica que de 2010 a 2014 ha aumentado población en pobreza, que agrupa a las personas en pobreza moderada y extrema.

Los mexiquenses en pobreza se incrementaron de 6 millones 712 mil 100 a 8 millones 269 mil 900, lo cual significa que al cierre del año anterior se sumaron a la lista de la pobreza un millón 557 mil 800 habitantes del Estado de México.

A nivel de porcentaje la población en situación de pobreza general subió del 42.9 al 49.6 por ciento, es decir, que casi la mitad de los mexiquenses viven en una condición de marginación, pese a la inversión millonaria de los últimos cinco años.

En el desglose de la pobreza moderada y extrema, el Estado de México también registra saldos negativos.

En la carestía moderada el crecimiento de 2010 a 2014 fue de un millón 692 mil 200 personas,  al pasar de 5 millones 370 mil 800 a 7 millones 63 mil personas, mientras la pobreza extrema registra una disminución de 134 mil 300 mexiquenses entre 2010 y 2014.

No obstante, en la variación de la pobreza extrema se han registrado altibajos, pues entre 2010 y 2012 bajó de un millón 341 mil 200 a 945 mil 700, pero volvió a registrar un repunte en 2014 al llegar a un millón 206 mil 900 mexiquenses.

De manera porcentual la pobreza moderada creció del 34.3 al 42.4 por ciento de la población estatal, mientras la extrema entre 2010 y 2014 fluctuó entre el 8.6, 5.8, y 7.2 por ciento del total de los mexiquenses.

Vulnerables

El informe del Coneval también revela que en los últimos cinco años la población mexiquense, vulnerable por carencias sociales, disminuyó de 5 millones 31 mil 200 personas a 3 millones 944 mil 800, es decir, del 32.2 al 23.7 por ciento de la población total.

Para hacer dicha evaluación se consideran indicadores como rezago educativo, servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios en la vivienda, servicios básicos y acceso a  la alimentación, rubros que forman parte de los programas sociales y de la seguridad social permanente del gobierno estatal.

No obstante, un dato del mismo informe advierte un foco rojo que no ha sido atenuado por los miles de millones de pesos invertidos en la política social del gobierno mexiquense: los ingresos económicos de los ciudadanos.

Y es que la población con ingreso inferior a la línea de bienestar creció en 2 millones 233 mil 100, al pasar en los últimos cincos de 7 millones 590 mil 800 a 9 millones 823 mil 900. Tal variación significa que el porcentaje de habitantes en esta situación subió del 48.5 al 58.9 por ciento, respecto de la población total del Estado de México.

La medición del Coneval señala que la línea de bienestar es un parámetro que sirve para medir los ingresos de la población, con respecto al valor total de la canasta alimentaria y no alimentaria por persona al mes, dependiendo de las zonas rurales o urbanas.

Coneval indica que a junio de 2015 la línea de bienestar en las áreas rurales, es decir, el valor de la canasta alimentaria y no alimentaria por persona al  mes, ascendió a mil 658.58 pesos, y en zonas urbanas se ubicó en 2 mil 594.83.

De esta forma los 9 millones 823 mil 900 mexiquenses, cuyos ingresos están debajo de la citada línea de bienestar, no tienen el poder adquisitivo para comprar dichas canastas alimentarias y no alimentarias, lo cual los coloca en una situación de precariedad social.

Millonarios

Pero contrario a los resultados del Coneval, los citados programas del gobierno mexiquense indican que la política social ha sido una de las prioridades presupuestales de los últimos años.

Sin excepción registraron un incremento los nueve programas relacionados con el combate a la pobreza, que de acuerdo a las Cuentas Públicas de la administración mexiquense se ubican en la Función 7, denominada Salud, Seguridad y Asistencia Social.

Destaca que cuatro aumentaron entre 74 y 99 por ciento, tres superaron el 100 por ciento, y los dos restantes tuvieron una variación menor al 20 por ciento.

Es singular el caso del programa de Desarrollo Comunitario que disparó su gastó entre 2010 y 2014, pues porcentualmente fue del 822.9 por ciento nominal.

Este programa tuvo en 2010 una erogación de 207 millones 127 mil pesos, sin embargo, para 2014 el gasto final se ubicó en mil 911 millones 597 mil.

La descripción de este programa, con base en la Cuenta Pública de 2011, indica que tiene como objetivo reorientar e incrementar el gasto social, para enfrentar a la pobreza con un enfoque de fortalecimiento del capital humano, en beneficio de las personas de escasos recursos.

Esto se busca lograr mediante proyectos productivos y la asignación de materiales para obras de infraestructura social básica y de capacitación laboral para acceder a empleos, impulsando además, procesos de organización comunitaria y autogestiva para que los habitantes se conviertan en promotores del desarrollo de su propia comunidad.

En 2010, la respectiva Cuenta Pública indica que se benefició a 84 comunidades  de 34 municipios de la entidad, en las que se impulsaron procesos de organización comunitaria.

Además se coordinó la distribución de equipos y materiales para el mejoramiento de 182 viviendas y fueron capacitados 300 beneficiarios del programa de Comunidad Diferente en la construcción de fogón en alto y cisterna, a la par de gestionar la capacitación de 501 personas analfabetas.

Sin embargo, en 2014 el gasto del programa de Desarrollo Comunitario incluyó distintas tareas de tipo administrativo, que distan del objetivo original de este rubro presupuestal.

“Este Programa contribuye a la reducción de las desigualdades regionales a través de la creación o mejora de la infraestructura social básica y de servicios, así como las viviendas, en las localidades y municipios de muy alta y alta marginación, rezago social o alta concentración de pobreza, para impulsar el desarrollo integral de los territorios que conforman las Zonas de Atención Prioritaria y otros que presentan condiciones similares de marginación y pobreza”, indica la Cuenta Pública de 2014.

No obstante, en el año anterior, dentro de este programa, se efectuaron acciones de la Secretaría de Finanzas como la renovación y robustecimiento de la infraestructura tecnológica de la dependencia, la atención y seguimiento a compromisos comunitarios del Gobernador Eruviel Ávila, y se destinaron recursos un sistema de información de programas de gobierno.

La Cuenta Pública no agrega ninguna justificación del por qué incluir estas actividades en un programa enfocado a la reducción de la pobreza.

Más inversión

De manera porcentual el programa que le sigue en crecimiento es el de Atención a la Discapacidad, cuya variación es del 212.4 por ciento, ya que pasó de un gasto de 132 millones 485 mil pesos a 413 millones 978 mil.

En tercer lugar está el programa de Pueblos Indígenas, con un incremento del 120.20 por ciento. En 2010 el gasto destinado a este rubro fue de 317 millones 298 mil y cuatro años después la erogación fue de 698 millones 935 mil pesos.

Aunque porcentualmente no registró una variación tan alta como los tres anteriores rubros, el programa de Apoyo a los Adultos Mayores creció en mil 462.7 millones de pesos, equivalente al 99.8 por ciento.

En 2010 este programa apareció con un gasto de mil 465.6 millones y en 2014 alcanzó los 2 mil 928.4 millones de pesos.

Otro programa, denominado Alimentación, registró un aumento de 641 millones 607 mil pesos, es decir, del 87.8 por ciento, al pasar de 730 millones 543 mil a mil 372.1 millones.

 

De ollas a compromisos del Gobernador

El programa de Desarrollo Comunitario ha sido una prioridad para el gobierno mexiquense en la lucha contra la marginación social, ya que registra un incremento entre 2010 y 2014 del 822.9 por ciento de manera nominal.

Sin embargo, destaca que parte de las tareas que realizó la administración estatal en 2014, dentro de este programa, fue la compra de utensilios de cocina para los comedores comunitarios de la “Cruzada Nacional contra el Hambre”.

A través del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social se reporta la entrega de 534 paquetes para la preparación de alimentos, que “contribuyen a mejorar las condiciones nutricionales de la población objetivo del programa”.

En un principio la meta era distribuir 888 paquetes complementarios de utensilios para cocina de los comedores comunitarios de dicho programa, sin embargo, para diciembre de 2014 se distribuyó el 60.1 por ciento debido a plazos en las asignaciones presupuestales.

La Cuenta Pública del gobierno estatal no indica el gasto realizado por este concepto, no obstante, aclara que en 2015 se buscó llegar al 100 por ciento de la meta.

“Con los utensilios entregados, el personal que elabora los alimentos en los comedores comunitarios, cuenta con más equipo para satisfacer las necesidades de las personas que acuden a los comedores comunitarios”, refiere.

Detalla que la citada cruzada contra el hambre es un proceso participativo entre diferentes niveles de gobierno y está orientada a personas que viven en condiciones de pobreza multidimensional extrema con carencias de alimentación.

Además señala que los objetivos de tal programa son eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla de la niñez; aumentar la producción de alimentos y el ingreso de los campesinos y pequeños productores agrícolas; minimizar las pérdidas post-cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización; y promover la participación comunitaria para la erradicación del hambre.

Otra acción, ejecutada en 2014 por la Secretaría de Finanzas y que está dentro del programa de Desarrollo Comunitario, fue el programa de atención y seguimiento a los compromisos comunitarios del Gobernador Eruviel Ávila.

“Constituye la herramienta que permite llevar a término con suficiencia y oportunidad los 4 mil 690 compromisos de este tipo establecidos por el Ejecutivo del ESTADO, a través de diversas acciones como el suministro de bienes y el mantenimiento y construcción de infraestructura en beneficio de la población del Estado de México”, detalla la Cuenta Púbica del año anterior.

En este marco se realizaron diversas compras de material de construcción, equipo deportivo, equipo instrumental y médico, equipo de cómputo y accesorios para señalización, con lo cual se atendieron 925 compromisos comunitarios y se realizaron 958 acciones de mantenimiento a compromisos ya cumplidos.

“Complementariamente se realizaron acciones para la interacción permanente de las dependencias, organismos auxiliares y representantes regionales para la atención de las demandas sociales relacionadas con obras y mantenimientos de los compromisos comunitarios”, agrega.

Adicionalmente el gobierno mexiquense renovó su infraestructura tecnológica, “para contar con un servicio de publicación y administración de aplicación web que garantizan una alta disponibilidad, continuidad, desempeño y seguridad a costos menores”.

De igual manera, indica, se cuenta con un servicio en la nube privada, que coadyuvará a la administración a tener acceso y gestionar sus necesidades de tecnología de información en línea, bajo un modelo de servicios que se adapte a las necesidades de las áreas usuarias, logrando que los tiempos de operación disminuyan.

Una tarea administrativa más, incluida en el programa de Desarrollo Comunitario, rubro que tiene relación con el beneficio directo a comunidades marginadas;  consistió en el Sistema de Información de Programas de Gobierno (SIP-G), que es una herramienta de información y análisis que concentra la información de los programas de gobierno y facilita la toma de decisiones, la planeación estratégica y la ejecución eficaz de los recursos.

“Para mantener vigente y en operación el SIP-G, se ha efectuado un proceso constante de actualización que obliga a realizar el mantenimiento preventivo y correctivo de la plataforma tecnológica y asegurar un ambiente confiable, funcional y de alta disponibilidad”, señala la Cuenta Pública en el referido programa enfocado al combate de la pobreza.

 

Banco de Datos: Inversión en programas sociales 2010-2014

Gastos ejercidos en los programas relacionados con el combate a la pobreza, que se ubican en la Función 7, denominada Salud, Seguridad y Asistencia Social.

Programa 2010/Gasto 2011/Gasto 2012/Gasto 2013/Gasto 2014/Gasto Total Variación 2010-2014
Alimentación 730,543.80 957,355.60 2,318,324.10 2,022,222.20 1,372,151.60 7,400,597.30 641,607.80 87.80%
Desarrollo Integral de la Familia 182,751.70 264,654.80 322,145.40 216,927.90 214,000.40 1,200,480.20 31,248.70 17%
Atención a la Población Infantil 4,059,413.90 3,976,755.10 4,537,246.80 5,270,008.60 4,823,901.40 22,667,325.80 764,487.50 18.80%
Atención a la Discapacidad 132,485.50 257,727.40 301,374.80 295,113 413,978.80 1,400,679.50 281,493.30 212.40%
El Papel Fundamental de la Mujer 1,917,161.10 2,583,899.80 3,434,852.30 2,922,020.70 3,345,378.80 14,203,312.70 1,428,217.70 74.40%
Apoyo a los Adultos Mayores 1,465,661.60 1,705,464.00 1,151,135.60 1,265,565.20 2,928,402.10 8,516,228.50 1,462,740.50 99.80%
Pueblos Indígenas 317,298.90 188,583.70 261,681.30 554,096.40 698,935.20 2,020,595.50 381,636.63 120.20%
Desarrollo Comunitario 207,127.60 40,281.80 1,682,688.80 300,617.10 1,911,597.70 4,142,313.00 1,704,470.10 822.90%
Oportunidades para los Jóvenes 107,492 194,820.80 225,920.60 226,305.60 212,508.40 967,047 105,016.40 97.60%
Totales 9,119,936.10 10,169,543.00 14,235,369.70 13,072,876.70 15,920,854.40 62,518,579.90 6,800,918.63
Variación 2010-2014: 74.5%
* 6,800,918 1,360,183.6 anual
Fuente: Cuentas Públicas del Gobierno del Estado de México de 2010 a 2014.