Métrica - Periodismo y Transparencia

En Edomex: un millón 22 mil delitos en cuatro años

Escrito por:

La probabilidad de que un delincuente pueda ser detenido es mínima, ya que la estadística oficial confirma un elevado grado de impunidad. En la presente administración van 7 mil 973 homicidios dolosos, cifra equiparable a toda la población de municipios como  Otzoloapan o Texcalyacac.

Durante los cuatro años que lleva la administración del gobernador Eruviel Ávila Villegas se han registrado y denunciado en el Estado de México 1 millón 22 mil 246 delitos, de los cuales 382 mil 980 fueron catalogados como robo en toda sus modalidades  y de estos 206 mil 805 se registró con violencia, es decir que la víctima sufrió algún tipo de agresión por parte del delincuente durante la comisión del hecho delictivo.

Tal recopilación de número de carpetas de investigación iniciadas de septiembre de 2011 a septiembre de 2015 ante agencias del Ministerio Público por delitos del fuero común (en el fuero federal se denunciaron 25 mil 652 entre 2012 y septiembre de 2015), podría entenderse como el motor que genera una percepción razonada y fundada de miedo o en el mejor de los escenarios, de una gran incertidumbre entre un amplio sector de la población mexiquense que de acuerdo a proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), a junio del presente año ascendió a 16 millones 870 mil 388 habitantes.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2015 del INEGI, ubica a la entidad con un 90.6 por ciento de su población de 18 años y más, con una sensación de inseguridad (“Los contrastes de la justicia”, metricadigital.com/home 4 de octubre).

El elevado porcentaje de percepción de inseguridad en territorio estatal, se entiende y toma fuerza cuando se devela el número de delitos que sí se denunciaron en los últimos cuatro años: 86 mil 262 de septiembre a diciembre de 2011; 269 mil 116 en 2012; 272 mil 996 en 2013; 240 mil 833 en 2014 y de enero a septiembre del 2015 van 153 mil 39 carpetas de investigación iniciadas por la comisión de algún ilícito.

Es así como el número de delitos registrados en la presente administración estatal “congela” a cualquiera, no sólo por la cifra del millón de ilícitos denunciados y porque alrededor de una cuarta parte se cometió con el factor violencia, sino porque sólo de 3 a 13 por ciento, en promedio, de los autores de las conductas delictivas son detenidos por la policía preventiva y presentados ante un juez (“Ineficacia sello de la SSC”, métricadigital.com/home 20 de octubre de 2014), situación que evidencia el grado de impunidad (cuadro 1).

Las probabilidades de que un delincuente pueda ser detenido por policías de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) del Gobierno del Estado de México (GEM) o de alguna Dirección de Seguridad Pública municipal, son mínimas.

Ya que la efectividad de los 16 mil policías estatales y 25 mil municipales, para asegurar al probable responsable de una conducta delictiva, va de 1 a 3 por ciento en delitos de alto impacto como robo de vehículo y homicidio, en un 26 por ciento para el caso de robo a comercio y hasta un 55 por ciento en robo a transeúnte que es donde se tiene el mayor número de capturas por parte de la policía estatal. El promedio global de efectividad es de 13 por ciento.

*tabla 1

Ilícitos como robo a casa habitación, vehículo, transeúnte, transportista y negocio, hasta secuestro, homicidio doloso, violación, delitos sexuales, lesiones, extorsión, fraude, abuso de confianza, despojo y daño en propiedad ajena, entre otros, han afectado a por lo menos un miembro o conocido de las familias mexiquenses.

En el periodo referido, septiembre 2011 a septiembre 2015, acontecieron 7 mil 973 homicidios dolosos, cantidad que supera a la población total del municipio mexiquense de Otzoloapan que de acuerdo al INEGI tiene 4 mil 864 habitantes.

Dicha cifra de asesinatos registrados en el Estado de México también representa prácticamente a poco más de la mitad de los 13 mil 2 pobladores del municipio de Ocuilan.

Es decir que de acuerdo a las cifras oficiales que no da a conocer la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) en sus plataformas electrónicas-portales de internet, pero sí el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los autores de tal número de asesinatos registrado en esos cuatro años, habrían acabo con toda la población del municipios como Otzoloapan o Texcalyacac que actualmente cuenta con 5 mil 111 pobladores de acuerdo a INEGI.

Durante los primeros cuatro meses de la administración del gobernador Ávila Villegas, septiembre a diciembre de 2011, acontecieron 358 homicidios dolosos; para el 2012 dicho indicador delictivo registró su número más elevado al llegar a 2 mil 130 casos; un año después,  la cifra disminuyó a mil 932; para el 2014 subió a mil 994 y de enero a septiembre del 2015 se acumularon mil 559 carpetas de investigación.

fuente: SESNSP.

Respecto a uno de los delitos que prácticamente no se denuncia, pero aún así mantiene un elevado número de carpetas de investigación es la violación; en los últimos meses sus indicadores han disminuido de manera sustancial, no obstante la conducta delictiva que agravia y deja secuelas de por vida a las víctimas, sigue estando presente, los casos se acumulan y el conteo aumenta día con día.

Las cifras oficiales precisan que de septiembre 2011 a septiembre 2015, se cometieron y denunciaron  8 mil 696 violaciones, tal número podría representar el agravio de prácticamente toda la población femenina de un municipio como San Antonio la Isla, ubicado en la zona del valle de Toluca.

Especialistas en el tema como Marina Mandujano Curiel, directora general del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (CEAMEG), han señalado que alrededor de 4.5 millones de niñas y niños son víctimas de abuso sexual en México, de los cuales únicamente el 2 por ciento de los casos se conocen en el momento que se presenta el abuso.

Pese a dicha cifra negra de violaciones y casos de abuso sexual que se cometen pero no se denuncian, los números en el Estado de México son alarmantes:

771 violaciones denunciadas de septiembre a diciembre del 2011; 2 mil 530 en 2012; 2 mil 325 en 2013; mil 959 en 2014 y mil 111 de enero a septiembre de 2015.

La probabilidad de que la autoridad detenga a un violador es mínima, ya que de cada cien casos denunciados menos de 10 por ciento de los agresores podría estar siendo presentado ante un juez para que responda por sus actos.

Fuente  CES  con base en carpetas de investigación de la PGJEM iniciadas de enero a septiembre de 2014

**Los 75 robos de bancos reportados por CES no incluyen  71 eventos registrados sin violencia y de los que si da cuenta el SESNSP; por lo que la cifra  total es 146 delitos  en el periodo reportado.

**Para el caso de robo a transeúnte la CES no reporta 1,234 casos registrados sin violencia que si da cuenta el SESNSP

 

La “industria” del robo

Los indicadores de impunidad más elevados están en el robo de vehículo, ya que de cada cien unidades sustraídas solamente se logra detener al 5 por ciento de los probables responsables de la “desaparición” de los automotores.

En los primeros dos años de la actual administración se llegó a la cifra récord de 53 mil 393 vehículos robados en 2012, número que se elevó a 57 mil 854 en 2013; la cifra disminuyó a 49 mil 93 en 2014 y de enero a septiembre de 2015 el indicador se colocó en 35 mil 399 automotores sustraídos.

Es de destacar que en septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2011, primeros meses de la administración de Ávila Villegas, se robaron 15 mil 930 unidades que sumados a los registrados en los años siguientes hace un total de 211 mil 611 robos de vehículos en cuatro años.

Dentro del catálogo de delitos que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) da cuenta a la sociedad (por mandato de ley) a través de su portal de internet, se ubica el robo a transeúnte, dicho ilícito lo padecieron y denunciaron 69 mil 619 personas en los cuatro años reportados.

El año en que se inició el mayor número de carpetas de investigación fue en el 2012, ya que los ministerios públicos mexiquenses abrieron 23 mil 124 carpetas de investigación, cantidad que podrían entenderse como una cantidad mínima cuando se confirma que de septiembre a diciembre de 2011 se registraron 9 mil 864.

La cifra en dicho indicador ha ido a la baja: 17 mil 91 en 2013: 13 mil 280 en 2014 y 6 mil 260 en 2015.

Aunque la disminución de delitos de robo a transeúnte no necesariamente tendría una relación directa con la implementación de un “novedoso” esquema de reforzamiento de la seguridad en la entidad, ya que una de las premisas del “nuevo” esquema de impartición de justicia acusatorio y oral consiste en búsqueda del acuerdo, la conciliación, reparación del daño y el perdón en delitos no graves y cometidos sin violencia.

Lo anterior implicaría que algunos ilícitos de robo a transeúnte concluyan no con un registró de carpeta de investigación, sino sólo con “acta informativa” que no deja registró como delito porque las partes llegaron a un acuerdo y no se formalizó la acusación.

Otro vertiente que permite entender la disminución de dicho delito, estaría relacionada con el endurecimiento de penas que el gobernador Eruviel Ávila Villegas ordenó implementar a mediados de 2013.

Ese escenario jurídico anuló la posibilidad de que los autores de robo con violencia, siguieran “utilizando” las agencias del Ministerio Público como una puerta giratoria que les permitía entrar y salir en repetidas ocasiones y en un corto tiempo.

En el recuento de los daños registrados en estos cuatro años, mención especial merece el robo a casa habitación, y no por los 69 mil 619 eventos registrados y denunciados en ese periodo, sino porque es otro de los delitos que deja una profunda huella de miedo en las víctimas que padecieron no sólo la sustracción de sus artículos de valor, sino la presencia de delincuentes en la sala, recamara y habitaciones en general de su hogar.

Aquí las cifras de robo a casa habitación y de lesiones con arma de fuego:

3 mil 464 de septiembre a diciembre de 2011; 10 mil 464 en 2012; 10 mil 813 en 2013; 8 mil en 298 en 2014 y 4 mil 345 de enero a septiembre de 2015.

El apartado delictivo de lesiones cometidas con arma de fuego, fue de 5 mil 5 sucesos: 576 de enero a diciembre de 2011; mil 422 en 2012; mil 472 en 2013; mil 91 en 2014 y 444 de enero a septiembre de 2015.