Métrica - Periodismo y Transparencia

Justicia a la Mexiquense

Escrito por:

El Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) audito y detectó irregularidades en la administración de Naucalpan 2014; los hallazgos fueron informados al Congreso local desde donde se ordenó proceder penalmente contra el diputado federal electo David Sánchez Guevara. 

 

La decisión de iniciar procedimiento penal contra David Ricardo Sánchez Guevara, diputado federal electo del PRI y alcalde con licencia de Naucalpan, fue política no sólo porque se tomó desde el máximo órgano de decisión del Congreso mexiquense, la Junta de Coordinación Política (JUCOPO de la anterior Legislatura), sino porque pese a que el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) reportó que en 2014 sí hubo malos manejos en otras administraciones municipales, sólo se inició proceso jurídico contra el referido ex presidente municipal.

Los representantes populares de la 58 Legislatura antes de dejar la curul y otorgar la estafeta a los actuales diputados de la 59, autorizaron que el OSFEM presentara una denuncia penal contra el legislador electo que aunque ganó su Distrito Electoral en los comicios celebrados el 7 de junio, perdió el ayuntamiento considerado como clave en el mapa político, es decir Naucalpan, localidad que a partir del primer día de enero será gobernada por Edgar Armando Olvera Higuera del PAN.

El procedimiento penal contra el priista Sánchez Guevara que lo mantiene recluido en el penal de Otumba por su probable responsabilidad en el delito de peculado (disponer en beneficio propio o indebidamente para terceros con o sin ánimo de lucro, dinero, rentas, fondos o valores públicos), se autorizó por parte de la JUCOPO a principios de julio del presente año, tan sólo días después de que se confirmara su triunfo como diputado federal y ratificara la derrota de su partido a nivel municipal.

El 22 de julio Pedro González Benites, titular de Asuntos Jurídicos del OSFEM, se apostó ante el Ministerio Público (MP) de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), y presentó los resultados de la Auditoría Financiera y de Obra 2014, documentos a través de los cuales se evidenció un gran número de graves irregularidades y actos delictivos en la administración naucalpense atribuibles a Sánchez Guevara.

Los informes de la auditoria fueron acompañados por una copia certificada del Acuerdo de la JUCOPO en el que se autorizó al OSFEM, iniciar denuncia penal contra Sánchez Guevara por los hallazgos encontrados en la auditoría que hasta el momento han permitido configurar tres delitos.

Para el 27 de julio el representante jurídico del OSFEM ratificó la querella.

“Existe otro oficio (copia certificada), en donde derivado de este resultado de la auditoría, dicha persona Fernando Baz Ferreira, el Auditor Superior, solicita a la Junta de Coordinación Política la emisión de un Acuerdo en donde se determine formular denuncia penal en contra del ahora implicado, derivado del resultado de la auditoría”, precisó en audiencia la juez que lleva uno de los tres casos.

Al respecto el titular del OSFEM, Baz Ferreira, puntualizó que por ley la JUCOPO es la instancia que determina y autoriza si se da vista al Ministerio Público de la Procuraduría estatal o no.

¿Entregaron a la JUCOPO más resultados donde hubo desvíos o malos manejos?

“Sí ha habido mal manejo en más municipios, están manifestados en los informes”, aseguró tras aclarar que el OSFEM siempre opera aspectos técnicos de auditoría y nunca de carácter político.

¿Naucalpan es el municipio con el problema más agudo o hay algunos otros?

“Recordemos que ya cuando hay cuestiones delicadas sí tenemos que reservar la información por cuestiones mismas del proceso”, respondió.

¿En los demás municipios no hay necesidad de hacer procedimientos similares a los de Naucalpan?

“Recordemos que el procedimiento no lo concluimos nosotros (OSFEM). Nosotros damos nuestro informe a la Cámara de Diputados, a Comisión de Vigilancia, la Comisión de Vigilancia a su vez a la Junta de Coordinación Política, aquí es donde se decide, nosotros no somos quienes decidimos, nosotros únicamente entregamos el informe”, insistió.

Para el 21 de agosto David Sánchez Guevara estaba declarando ante el representante del MP de la Procuraduría estatal, horas después fue trasladado al penal estatal de Almoloya de Juárez.

Su estancia en dicho centro carcelario ubicado en el valle de Toluca, fue sólo por 26 días ya que el 16 de septiembre el legislador electo del PRI fue llevado a uno de los penales estatales de mayor seguridad como es Tepachico ubicado en el municipio de Otumba, sitio donde se concentra a todas las personas procesadas y sentenciadas por el delito de secuestro en la entidad.

Traslado del que se congratuló el procurador mexiquense Alejandro Gómez Sánchez, al recordar que durante la estancia del imputado David Sánchez en el penal de Almoloya de Juárez, custodios del inmueble le otorgaron facilidades de acceso a una señora que visitó, situación irregular que ameritó la baja de los funcionarios operativos del penal y una investigación contra la señora por probable acto de cohecho.

Los datos de prueba

La primera de las tres acusaciones por el delito de peculado contra el político priista, generó que el 25 de agosto del presente año un Juez de Control decretara el primer auto de vinculación a proceso.

Aunque la figura jurídica en el sistema de justicia oral no implica que David Sánchez Guevara sea culpable o inocente del ilícito, si establece que la Procuraduría estatal aportó al juez, en esa etapa del proceso, elementos suficientes para sostener su acusación y permitir que la fiscalía profundice la investigación sobre dichos elementos y otros más que se vayan recabando en la misma.

En esa audiencia el Juez consideró que se aportaron suficientes datos para permitir que se investigue  a profundidad  la sustancia del caso, es decir por qué el alcalde autorizó pagos por un monto de 408 mil pesos a la empresa Mimiaga Hernández  S.A. de C.V., por una obra-andador que no se edificó en la colonia San Rafael Chamapa de Naucalpan.

Sobre dicha carpeta de investigación el pasado jueves 8 de octubre, el juez autorizó ampliar a quince días el término del proceso de investigación, por lo que será la última semana de este mes, cuando se determine si las partes en conflicto (David Sánchez y Procuraduría-OSFEM) optan por un esquema abreviado o desean llegar hasta la tercera etapa del proceso jurídico, es decir un juicio oral.

Para el primero de octubre, una Juez de Control del Estado de México (GEM) también determinó que la Fiscalía aportó suficientes datos de prueba para sostener su segunda acusación de peculado.

Por lo que dictó un segundo auto de vinculación a proceso contra el ex alcalde que habría autorizado pagos por un monto aproximado de 9 millones 136 mil pesos a empresas que proveerían uniformes y calzado para el personal sindicalizado.

Prendas que nunca fueron entregadas de acuerdo a testimonios del encargado del almacén municipal y de un representante sindical municipal.

 

*Porcentajes de presupuesto de egresos Naucalpan 2014  (grafica OSFEM)

Otro dato de prueba aportado por la fiscalía para sostener el señalamiento de peculado contra el ex alcalde, fue la inexistencia de algún documento oficial que avale la entrega de uniformes, así como el testimonio del Tesorero del Ayuntamiento Alejandro Méndez Gutiérrez, quien en su momento declaró que él había pedido a David Sánchez Guevara no autorizar los pagos porque la mercancía no había sido entregada.

Señalamiento que de acuerdo a dicho testimonio fue ignorado por el hoy imputado y pidió al Tesorero del Ayuntamiento realizar el pago, se dijo durante la audiencia en la que se decretó la segunda vinculación a proceso.

“Existe manifestación por parte del propio Tesorero que indica que pese a que él le decía (al alcalde) que no había evidencia de la entrega de esos bienes o de la totalidad de la entrega de esos bienes, el presidente le ordenaba realizar el pago a las empresas”, dijo la Juez de Control citando la declaración del Tesorero ofrecida a la Fiscalía.

Durante dicha audiencia de vinculación a proceso la Juez le dijo a Sánchez Guevara que “su conducta es dolosa, pues no olvidemos que derivado del cargo que desempeñó durante dos años, sabía perfectamente las responsabilidades que implica ser presidente municipal, y que con independencia de que haya auxiliares como son el Síndico, Regidores y el Tesorero, tiene la obligación de verificar la inversión correcta de los fondos que tiene bajo su dominio por el encargo que tiene como representante del Ayuntamiento”, le precisó la Juez de Control al imputado.

También le recordó que no estaba incapacitado mentalmente para esgrimir que no sabía o conocía que su conducta era antijurídica

“No se desprende que usted tenga incapacidad mental, para que no sepa las consecuencias de su actuar… Me queda perfectamente claro que usted sabe la responsabilidad de lo que implica ser presidente municipal”, subrayó la impartidora de justicia.

A diferencia de los dos expedientes anteriores, la tercera carpeta de investigación que pesa sobre la gestión municipal del ex alcalde y hoy diputado federal electo, no ha podido avanzar ya que la defensa interpuso un procedimiento de amparo para evitar que le fuera notificada la acusación.

No obstante dicho procedimiento se agotará en los próximos días, por lo que se prevé que la autoridad comunique a Sánchez Guevara que existe otra acusación en su contra, también por el delito de peculado.

Señalamiento realizado públicamente por el procurador Gómez Sánchez, a raíz de que la auditoría del OSFEM detectó que se pagaron alrededor de 5 millones de pesos por la edificación de banquetas, las cuales no han sido localizadas ya que aparentemente nunca fueron edificadas.

 

El delito

Si un Juez encontrará responsable del delito de peculado al ex alcalde de Naucalpan y diputado federal electo, David Ricardo Sánchez Guevara, podría ser castigado con tres y hasta diez años de prisión, también estaría obligado a pagar entre 5 mil 257 y hasta 14 mil pesos.

El Artículo 140 del Código Penal del Estado de México establece que “comete el delito de peculado, el servidor público que disponga en beneficio propio o indebidamente para terceros con o sin ánimo de lucro, de dinero, rentas, fondos o valores, o sus rendimientos que tenga confiados en razón de su cargo, ya sean del Estado, municipios, organismos auxiliares, empresas de participación municipal mayoritaria, o fideicomisos públicos”, se precisa en referido Artículo del Capítulo XIII.

Al que cometa este delito, se le impondrán las siguientes sanciones:

I. De uno a tres años de prisión y de treinta a setenta y cinco días multa, destitución e inhabilitación de dos a seis años para desempeñar empleo, cargo o comisión públicos, cuando la cantidad o el valor de lo que se haya dispuesto no exceda del equivalente de mil veces el salario mínimo diario general vigente en la zona económica donde se cometa el delito, o no sea cuantificable; y

II. De tres a diez años de prisión, de setenta y cinco a doscientos días multa, destitución e inhabilitación de seis a veinte años para desempeñar empleo, cargo o comisión públicos, cuando la cantidad o el valor de lo que se haya dispuesto, exceda de mil veces el salario mínimo general vigente en la zona económica donde se cometa el delito.

La disposición de bienes para asegurar su conservación y evitar su destrucción y siempre que se destinen a la función pública, no será sancionada.

 

Más hallazgos

El hallazgo del desaseo en la administración municipal que encabezó durante dos años y cinco días Sánchez Guevara, fue detectado por el OSFEM que tras analizar y auditar sólo una parte de los 3 mil 213 millones 718 mil pesos ejercidos durante el año 2014, encontró un gran número de irregularidades que hasta el momento han derivado en tres procesos penales por un monto aproximado de 15 millones de pesos.  

Los especialistas del OSFEM que realizaron la auditoría preliminar de carácter Financiero y de Obra, al igual que en el resto de los municipios mexiquenses, detectaron que en este último rubro existe un universo de 87 proyectos que involucraron un desembolso de 268 millones 945 mil pesos,  en el periodo comprendido entre el 1 de enero al 31 de diciembre del año  2014.

La sospecha de los funcionarios-auditores  encabezados por Fernando Valente Bas Ferreira, titular del OSFEM, sobre posibles irregularidades en este rubro,  se catapultó y focalizó en 17 obras (de las 87) que ameritaron una fiscalización más profunda.

Lo anterior, ya que los montos económicos pagados por dicho conjunto de obras fueron altos, pues ascendieron a 75 millones 768 mil pesos; otro elemento que generó suspicacia en los auditores fue el origen de los recursos que se emplearon para finiquitar los compromisos económicos con los constructores, pero sobre todo, porque los pagos se realizaron entre enero y mayo del 2015.

“A partir de la cédula universo de obras, adquisiciones, acciones y/o servicios relacionados, se identificaron los criterios de selección a fin de determinar las obras sujetas a fiscalización, que consistieron en: magnitud de las obras por importancia económica, origen de los recursos, tipología y hallazgos detectados en la verificación preliminar, determinando realizar la fiscalización superior a 17 obras, adquisiciones, acciones y/o servicios relacionados”, se señala en la página 422 del análisis de la Cuenta Pública realizada por el OSFEM al ayuntamiento de Naucalpan de la cual metricadigital.com/home tiene copia.

El reporte del OSFEM sobre Naucalpan precisa que la Auditoría Financiera en el periodo referido, realizó observaciones resarcitorias por la cantidad de 49 millones 533 mil pesos; mientras que la Auditoría de Obra practicada al periodo entre el 1 de enero de 2014 al 31 de mayo de 2015, determinó observaciones resarcitorias por un monto de 14 millones 71 mil pesos.

“El importe total por las observaciones de ambas auditorías asciende a $63,605,551.76  (Sesenta y tres millones seiscientos cinco mil quinientos cincuenta y un pesos 76/100 M. N)… Se presentó ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, denuncia de hechos”, precisa un apartado del texto de la auditoria del OSFEM.

El documento técnico emitido por el Órgano Superior de Fiscalización también hace revelaciones sobre la ineficacia con la que Sánchez Guevara administró el municipio:

Tan sólo en materia de transparencia el DIF Naucalpan resultó con una evaluación de “insuficiente”, mientras que en materia de desarrollo social, específicamente en la Focalización de Desayunos Escolares, se etiquetó como “crítico” al ubicarse en 4.17%, es decir que de cada cien alumnos a los que se debería otorgar el beneficio, solamente cuatro lo recibieron.

Ineficacia en la ejecución de acciones de gobierno que quedó evidenciada al contrastarse la meta del programa con su respectivo rubro presupuestal, pues los reportes de la auditoría confirmaron que se destinó el 96 por ciento del dinero presupuestado al rubro referido, es decir se gastó prácticamente la totalidad de recursos económicos destinados a la dotación de desayunos escolares, pero sólo se pudo demostrar que se atendió al cuatro por ciento de los beneficiarios.

“El resultado que este Sistema Municipal DIF obtuvo en el ejercicio 2014 en la medición de este indicador fue de Crítico, lo que significa que no se está cumpliendo con el objetivo de dotar desayunos diarios a alumnos con desnutrición o en riesgo de caer en ella, inscritos en escuelas públicas y registrados en el censo de peso y talla, originando que descendiera al nivel negativo de la calificación, razón por la cual es necesario se lleve a cabo un análisis de las acciones encaminadas a mejorar la función y se redoblen esfuerzos a fin de elevar su desempeño”, precisa un apartado de la auditoria.

 

Federación abre chequera, GEM reduce participaciones  

Un denominador común en las finanzas del ayuntamiento de Naucalpan consiste en que todos los rubros de las participaciones federales han ido a la alza desde el 2010 hasta 2014, pero en contraste a partir del año 2013 a 2014, es decir durante  la gestión de David Sánchez Guevara, las participaciones estatales se desplomaron, aquí los números:

 

Otra particularidad de la administración de Naucalpan durante los últimos cinco años, es su constante e importante crecimiento del rubro Servicios Personales, es decir la cantidad del presupuesto municipal destinado al pago de salarios de los funcionarios públicos que de 2010 a 2014 creció en un 38.35 por ciento.

En contraste el concepto de Inversión Pública, dinero destinado para realizar obras en general, muestra un estancamiento ya que no creció ni un 1 por ciento.

Rubros como Comunicación Social que implica el pago a empresas de comunicación (canales de televisión, estaciones de radio, periódicos, revistas, portales de internet, entre otros) en los que se promocionan las acciones y programas del gobierno municipal, ascendió a 37 millones 394 mil pesos en el año referido.

Monto económico que rebasa y/o se equipara a partidas presupuestales municipales destinadas a áreas como Sindicaturas 15.4 millones; Ecología 49.3 millones; Contraloría 29.7 millones y Consejería Jurídica 20.9 millones, entre otros.

 

A diferencia de la mayoría de los 125 municipios mexiquenses, los ciudadanos de Naucalpan muestran un elevado grado de compromiso con la autoridad municipal, ya que de acuerdo a indicadores de las áreas encargadas de generar ingresos vía impuestos, se reporta que en los últimos dos años el pago de predial y agua superaron el 80% del padrón.

Las cifras sobre impuesto predial pueden entenderse como envidiables ya en 2013 reportaron una recaudación de 79.8% y para el siguiente llegó al 80.61%; respecto a los naucalpenses cumplidos con el Organismo Descentralizado Operador de Agua, el porcentaje es de 82.5% del padrón de tomas registradas en el territorio municipal, contribuyentes que dejaron una derrama económica de 882 millones 524 mil pesos.

En cuanto a la deuda pública reportada por el Ayuntamiento y registrada por el OSFEM, se advierte un incremento en los últimos dos años, ya que al 31 de diciembre de 2012 era de mil 466 millones, para el siguiente año se elevó a mil 539 millones y en 2014 cerró con mil 516 millones de pesos.

Es de destacar que de acuerdo al resultado que muestran documentos de la auditoría practicada a la administración de Naucalpan, respecto a metas alcanzadas y presupuesto ejercido para tal propósito, los indicadores no son nada favorables.

Lo anterior ya que sólo 3 de 17  Direcciones o áreas de gobierno,  alcanzaron sus objetivos anuales, pese a que prácticamente todas las dependencias superaron su gasto operativo programado, estos son los indicadores de acuerdo al análisis del OSFEM:

 

La audiencia

Transcurría la tarde del primero de octubre y al interior de una cápsula de vidrio blindado con dimensiones de 2.5 metros cuadrados, se observaba a un político cabizbajo, con mirada perdida y rapado: David Sánchez Guevara, diputado federal electo del PRI.

El espacio reservado para los imputados es la Sala de Audiencia número 11 de los Juzgados orales ubicados en el municipio mexiquense de Almoloya de Juárez, a su lado de Sánchez Guevara, en el exterior, su abogado Héctor Gonzalo Mardueño Ritz.

A cuatro metros, la representante de la Fiscalía de la Procuraduría mexiquense, y atrás 29 ciudadanos que asistieron a la audiencia pública, entre los que estaban familiares, amigos y ex colaboradores del acusado.

Al frente de todos los asistentes a la audiencia pública, la Juez que ese día decretó el segundo auto de vinculación a proceso contra el ex alcalde Sánchez Guevara, señalado como probable responsable del delito de peculado.

Acusación que radica luego de que el político mexiquense que en las últimas semanas ha perdido más de diez kilogramos de peso, firmó cheques y autorizó transferencias bancarias de forma irregular por un monto total de 9 millones 136 mil pesos.

Esa tarde, ese día de audiencia del caso Naucalpan, se precisó que dicho pago fue autorizado por el presidente municipal Sánchez Guevara, pese a que sabía que los proveedores del ayuntamiento nunca entregaron los uniformes para los empleados, ahí están los elementos de prueba para configurar el delito de peculado sin fines de lucro, se infirió en algún momento.

Conforme avanzaba la audiencia donde la Juez recapitulaba los datos de prueba aportados por la defensa del político y de la Fiscalía, para argumentar y fundamentar su decisión de vincular a proceso al político, la mirada de Sánchez Guevara se clavaba aún más en el piso y en ocasiones se perdía al frente del estrado donde la Juez a lo largo de casi una hora, hizo un recuento del proceso.

Se podría advertir que físicamente estaba en la sala, pero muy probablemente su mente viajaba a otro momento, a otra circunstancia.

El diputado federal empezó a entender que en esta segunda acusación, nuevamente su circunstancia cambiaba drásticamente y el caso se complicaba.

Los minutos transcurrían y la Juez narraba y detallaba al imputado Sánchez Guevara, más y más datos de prueba que en su momento aportó la representante de la Procuraduría mexiquense, para sostener su señalamiento e incriminarlo por el delito de peculado.

La Juez trajo a la audiencia algunos fragmentos de testimonios recabados por la Fiscalía, que en ese momento y a lo largo del proceso han sido “piezas” clave en el caso Naucalpan.

Como el de Alejandro Méndez Gutiérrez, Tesorero  del ayuntamiento quien sostuvo que había pedido al alcalde que no se debería pagar a los proveedores toda vez que no habían entregado las prendas, pese  a dicho conocimiento él (Tesorero) también avaló los pagos, se asentó en la audiencia.

Otro testimonio clave traído a dicha audiencia (vía texto) fue el del señor Erasmo García Robles, titular del almacén del municipio, quien confirmó que a su área de trabajo nunca llegaron los uniformes.

El señalamiento de Claudia Oyoque Ortiz, presidente sustituta de Naucalpan, también fue relevante para la Juez, ya que le declaró a la Fiscalía que el ex presidente municipal del ayuntamiento David Sánchez, pese a que ya había dejado el cargo seguía sosteniendo reuniones con titulares de áreas directivas del municipio, a los cuales  les giraba instrucciones para que se realizaran pagos y diversas acciones administrativas.

“Hace alusión dicha persona al cargo que tenía el ahora implicado como presidente municipal, donde hace alusión a que este seguía sosteniendo, aún cuando ya era ella (Claudia Oyoque) presidenta sustituta, el seguía sostenido diversas reuniones con el personal del ayuntamiento de Naucalpan…  Se reunió con directores y les pedía acciones de carácter administrativo”, precisó la Juez al hacer referencia a las declaraciones de la alcaldesa que actualmente está administrando el municipio.

Los minutos transcurrían y la ágil voz de la Juez que estaba al frente de la Sala 11, retumbaba cuando precisaba que no había evidencia documental que avale la entrega al almacén de pantalones, batas, camisas, gorras, cascos, impermeables y botas pagados a la empresa Zebrick (un millón 278 mil pesos), Mexpro (4 millones 104 mil pesos) y Sipde (3 millones 752 mil pesos)

En el desarrollo de la audiencia la impartidora de justicia consideró que durante el periodo en que David Sánchez Guevara se desempeñó como alcalde, una de sus responsabilidades era precisamente cuidar y observar la buena aplicación de los recursos públicos, situación que no sucedió al autorizar con su firma pagos a dichas empresas, pese a que éstas no entregaron la mercancía.

Por lo que aunque el alcalde no tocó el dinero o tuvo fines de lucro, hay elementos para considerar una probable conducta irregular que la Fiscalía deberá investigar durante los próximos sesenta días, es decir hasta finales de noviembre, se concluyó en la audiencia.