Métrica - Periodismo y Transparencia

La inestabilidad de un gobernador

Escrito por:

Eruviel Ávila ha contado con más de 55 titulares en las 22 áreas clave de su administración y colocado a profesionistas que no  cuentan con el perfil, ni experiencia requerida para ocupar la titularidad de algunas secretarías, situación que desencadenó un equivocado diseño y ejecución de políticas públicas que hoy tiene que padecer millones de mexiquenses.

 

Durante los cinco años que el Doctor en Derecho Eruviel Ávila Villegas ha estado al frente del Gobierno del Estado de México (GEM), 15 de septiembre de 2011 a 24 de octubre de 2016, han pasado más de 55 titulares en secretarías, organismos descentralizados y áreas clave de la administración estatal.

Cambios que han generado virajes sustanciales en la política pública implementada en rubros como seguridad, procuración de justicia, combate a la pobreza, desarrollo urbano, salud y educación, así como en temas de política interior, transporte público-movilidad, medio ambiente, desarrollo agropecuario, estudios de población, sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, entre otros sectores que cada 18 meses, en promedio, han cambiado de titular.

De las 22 Secretarías y áreas clave que conforman el Gabinete estatal, sólo en la Contraloría y Desarrollo Económico, se ha logrado mantener Alejandro German Hinojosa Velasco y Adrián Fuentes Villalobos, respectivamente, titulares que forman parte del Gabinete original del gobernador Ávila Villegas que empezó a administrar el Estado de México en septiembre de 2011.

En el resto de las 19 posiciones fundamentales del gobierno que dirige y coordina Ávila Villegas, los relevos de titulares ha sido la constante, ello desencadenó un fenómeno de inestabilidad en el sector público.

En prácticamente todas las áreas de la administración estatal se han registrado cambios de funcionarios que se venían desempeñando como cabezas de sector; durante los últimos  cinco años la palabra cambio en las filas del Gabinete mexiquense de primer y segundo nivel ha sido la constante.

Inestabilidad en el equipo de un gobernador que repercute en la poco o nula eficacia en el diseño, programación y ejecución de política pública, sobre todo en el sector de seguridad.

Rubro de la administración  donde es competente la Secretaría General de Gobierno  (SGG), Comisión Estatal de Seguridad (CES) y Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

Áreas fundamentales del gobierno estatal desde donde se coordina la asignación “estratégica” de presupuesto, personal, programas, esfuerzos y acciones en general encaminadas para proteger la integridad física de los habitantes del Estado de México y sus bienes, aunque las tareas para cumplir ese propósito no marchan bien.

Lo anterior pese a que las instituciones de seguridad y procuración de justicia registraron  incrementos sustanciales, en comparación a otras dependencias, al pasar de 5 mil 323.6 millones de pesos en 2012 a 7 mil 801 millones  en 2016, monto que representó un incremento de 46.5% en la policía estatal; en tanto que la Procuraduría el aumento fue de 34.1% entre 2011 y 2015.

Inyección de recursos económicos públicos de carácter extraordinario  a tareas de seguridad, prevención e investigación de delitos que no se reflejan en los números fríos, duros y contundentes emitidos por la misma Procuraduría.

El lamentable botón de muestra son los indicadores de homicidios dolosos, pues en septiembre 2011 se registraron 151 eventos, en ese mismo mes pero cinco años después, es decir el presente 2016, la cifra no sólo se mantuvo sino que registró un incremento a 168  casos en ese mes, lo que representa 5.6 asesinatos al día.

Aquí el recuento de cifras oficiales emitidas por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), correspondientes al mes de septiembre de los últimos cinco años, en materia de homicidio doloso:

Casos correspondientes al mes de septiembre: 151 en 2011; 131 en 2012; 174 en 2013; 163 en 2014; 192 en 2015 y 168 en 2016.

En tanto en el mes de agosto, en otros delitos, qué pasó durante los últimos cinco años, aquí la respuesta:

Fuente: SESNSP

El área de seguridad del sector público que es fundamental para cualquier gobierno, en el caso mexiquense ha visto pasar, en cinco años, a una decena de titulares en conjunto.

Secretaría General de Gobierno (SGG): Ernesto Javier Nemer Álvarez, Efrén Rojas Dávila y Sergio José Manzur Quiroga (actual titular).

Comisión Estatal de Seguridad (CES): Salvador Neme Sastre, Rocío Alonso Ríos, Damián Canales Mena y Eduardo Valiente Hernández (actual titular).

Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM): Alfredo  Castillo  Cervantes, Miguel Ángel Contreras Nieto y Alejandro Gómez Sánchez (actual titular).

Hoy sólo restan once meses a la presente administración estatal y no se descartan más cambios en el gabinete eruvielista, sea para catapultar un candidato o reforzar el equipo de trabajo electoral que en su momento tratará de que la gubernatura siga en manos del PRI y sus aliados Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social.

Cambios y perfiles no idóneos en áreas clave de la administración mexiquense que son el origen de la inestabilidad, fracaso y fallas permanentes de la presente administración, no sólo en el rubro de seguridad, sino también en otros, coincidieron en señalar en entrevista por separado, expertos en administración pública y ciencia política, como Mauricio Valdez Rodríguez, presidente del Instituto de Administración Pública del Estado de México (IAPEM) y Maricarmen Jiménez Carbajal, Coordinadora de los estudios de Ciencia Política y Administración Pública de dichos estudios en el Colegio Mexiquense.

Para el maestro en Ciencia Política y Administración Pública, Mauricio Valdez Rodríguez, presidente del IAPEM, el origen de los problemas en la entidad mexiquense, es la ignorancia que se tiene en algunas áreas de la administración pública.

Categórico y contundente en su juicio de valor, Valdez Rodríguez, no duda en subrayar que en tanto siga existiendo ignorancia en una administración pública, la gestión, políticas, programas y acciones de gobierno que se impulsen serán deficientes.

Considera que es lamentable que desde las áreas gubernamentales no se tenga presente que el éxito de un gobierno, entre otros factores, radica en colocar a verdaderos expertos en las áreas clave de la  administración, sobre todo en aquellas dependencias que son fundamentales para los mexiquenses.

“El origen de nuestros males, lo subrayó, es la ignorancia. Si no erradicamos la ignorancia de todas las áreas de la administración pública, la administración pública va a ser deficiente”, sentenció.

 

En ese tenor Maricarmen Jiménez Carbajal, Licenciada en Ciencia Política y Administración Pública, así como Coordinadora de dichos estudios en el Colegio Mexiquense, sostiene que el gobierno encabezado por el Doctor en Derecho Eruviel Ávila Villegas, registra fallas permanentes en muchas áreas pero sobre todo en el tema de seguridad y procuración de justicia, no sólo por los constantes cambios de titulares, sino porque a los políticos y personas que ha colocado al frente de dichas áreas estratégicas, no han tenido el perfil idóneo para ocupar el cargo.

El error que desencadenó el fracaso en las áreas de seguridad en la presente administración 

“El hecho de que el gobernador no se haya arropado por un círculo cercano, desde el primer día hasta el último día, implica algo que no podemos negar. El (Eruviel Ávila) llegó  por la suma de diversos intereses ¿Qué pasaría si no le hubiera dado la candidatura el PRI, bueno, hubiera volteado hacia la izquierda, se hubiera reactivado mancha amarilla y el PRI hubiese perdido”, sostiene la especialista en Ciencia Política.

Y añade “entonces que pasa, pues que tiene que ir mediando con la circunstancia; sabe que no puede hacerse de un grupo cercano de profesionales que le acompañen, porque él debe el lugar a una serie de  coaliciones. No llegó reforzado por un bloque especifico que le permitiera llegar al poder, sino que llegó por la suma de diversas conciliaciones”,

Jiménez  Carbajal sostuvo que técnicamente el gobernador inició en el error, porque al asumir la titularidad del Poder Ejecutivo de una de las entidades más importantes del país, tuvo que empezar a repartir espacios públicos no sólo a los mismos grupos políticos del PRI estatal, sino a los de sus aliados de otros institutos políticos (Partido Verde y Nueva Alianza).

Las fallas en el diseño inicial del gabinete estatal se profundizan, precisa la coordinadora de Ciencia Política en el Colegio Mexiquense, cuando empieza a colocar a personas que no cuentan con el perfil, ese fue su gran error y el origen del fracaso en muchas áreas del gobierno estatal.

“La movilidad (en un gabinete) siempre se va a dar, quizás no tan agresiva como el número de movimientos que ha tenido nuestro actual gobernador, pero la movilidad siempre va a estar implícita, por qué, porque las cabezas de las dependencias son figuras políticas que siempre están buscando la movilidad hacia el siguiente nivel”, pero si la cabeza de un  gobierno permite o realiza cambios en las áreas clave, todo se derrumba.

Ejemplifico lo anterior precisando “no es lo  mismo que muevas un Secretario de Turismo o una Presidenta Honoraria del DIF, a que muevas a quien lleva la Hacienda, la seguridad, la procuración de justicia, ahí se puede decir que fue un fallo especifico. No mantener tus áreas estratégicas con una persona capacitada, con experiencia y que garantice rumbo a lo largo del sexenio”, explicó la especialista.

La también investigadora de El Colegio Mexiquense, Cecilia Cadena Inostroza, ha sostenido que es fundamental que los gobernantes escojan a sus equipos de trabajo a partir de un perfil que encaje con la función que van a desempeñar y cuenten con conocimientos especializados, ya que en esa medida hay probabilidades de que su desempeño sea eficaz.

No obstante, Cadena Inostroza sostuvo en su momento (marzo 2015) que algunos funcionarios que participan en gabinetes estatales o municipales, no tienen ni idea de cómo debe ser su desempeño al interior de la dependencia y menos de cómo orquestar o diseñar un  plan de trabajo que derive en una política pública viable para la población.

“Es terrible darnos cuenta que hay titulares de algunas dependencias que no tienen la menor idea. Y dirigir a un estado, a una administración, sobre todo como la del Estado de México, sin conocer nada sobre el área, es algo que me parece riesgoso, sobre todo por los resultados que la sociedad estamos esperando”, dijo en ese momento .

La especialista y doctora en Ciencia Política, Cadena Inostroza, confirmó que una de las facultades que tienen los titulares del Poder Ejecutivo, es precisamente la de escoger a su equipo de trabajo, aunque consideró que la ley debería modificarse para que esa prerrogativa sea posible siempre y cuando a quien se designa al frente de alguna Secretaría, tenga conocimiento y experiencia en el sector donde se requieren sus servicios.

El Artículo 77 de la Constitución del Estado de México identificado como “Facultades y obligaciones del Gobernador  del Estado”, nombrar a los integrantes de su Gabinete, sin que esta decisión tenga que ser consultada al Poder Legislativo (a excepción de la posición de Procurador) o deba tener algunos requisitos como pudiera ser estudios o  experiencia en el sector de aquellos invitados a participar en el Gabinete del gobierno mexiquense.

“Nombrar y remover libremente a los servidores públicos del Estado cuyo nombramiento o remoción no estén determinados en otra forma por esta Constitución y por las leyes”, precisa la fracción XIV del referido Artículo de la Constitucional estatal que le otorga al gobernador en turno, facultades plenas para integrar su equipo de trabajo.

Los hallazgos detectados por los auditores del OSFEM:

De acuerdo a la auditoría practicada por el Órgano Superior de Fiscalización del Gobierno del Estado de México (OSFEM) al ejercicio presupuestal realizado por la Secretaría General de Gobierno, cabeza del sector de seguridad identifico como Pilar 3 “Sociedad Protegida”, los ocho hallazgos encontrados no son nada favorables para la Secretaría que tiene al frente a José Manzur Quiroga.

La no correspondencia entre las acciones realizadas por la autoridad con objetivos superiores, como sería el atajo y/o erradicación de origen de los delitos; la ineficacia para detectar la deficiencia de los cuerpos de seguridad; implementación de programas de prevención que no atienden los requerimientos sociales; la planeación deficiente de programas de prevención del delito; incumplimiento en la capacitación de los elementos de seguridad (policía investigadora de la Procuraduría, policía estatal y municipal en general), entre otros.

Un apartado de la auditoria 2015 realizada por OSFEM a la SGG, establece:

“La integración de políticas, estrategias y acciones encaminadas a salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz pública, para el establecimiento de la seguridad ciudadana”:  (cumple) “No”.

 

Movimientos claves

Después de los  cambios de titulares en áreas de seguridad, la baja que también se puede considerar como sensible para el Gabinete estatal, fue la de Raúl Murrieta Cummings, pieza clave en el proyecto político sexenal de Ávila Villegas y no precisamente por su cercanía con el oriundo de Ecatepec, sino porque estaba al frente de la Secretaría de Finanzas.

La permanencia de Cummings en dicha posición clave, fue de tan solo un año, ya que en septiembre de 2012 se sumó a la Secretaría de Comunicaciones del  gobierno federal.

En su lugar fue colocado Erasto Martínez Rojas, uno de los políticos técnicos más cercanos al gobernador (Tesorero cuando Ávila Villegas era alcalde de Ecatepec), funcionario que se desempeñó durante dos años y seis meses en esa posición, ya que a principios de marzo del 2015, fue enviado como titular de la recién creada Secretaría de Infraestructura,  nueva dependencia que surgió a propuesta del gobernador, luego de ordenar la fusión de la Secretaría de Agua con la de Comunicaciones.

Un año y ocho meses después, 18 de octubre del 2016, el mandatario Eruviel Ávila  Villegas, nuevamente movió a su colaborador de más confianza como es Erasto Martínez, a quien le creó la posición de Jefe de la Oficina de la Gubernatura.  

En tanto en la Secretaría de Finanzas quedó como encargado de despacho (tras la salida de Erasto Martínez) y luego titular, Joaquín Castillo Torres. Fue así como se completaron tres cambios en el área de Finanzas que en 2011 manejó un presupuesto para operar todo el aparato gubernamental estatal de 179,430,831 millones de pesos, para 2015 la cifra ascendió a 240,106,069 millones de pesos.

En cuanto a la Secretaría de Desarrollo Metropolitano, su primer titular fue Fernando Alberto García Cuevas, aunque es un político de larga trayectoria, su estancia fue de un año cuatro meses.

Para ocupar esa silla vacante el gobernador Ávila Villegas, echó mano de uno de los políticos más “avezados” en la entidad mexiquense, pues aunque había estado en la bancada por casi una década, su presencia política es relevante al interior y exterior del PRI, Isidro Pastor Medrano, aceptó la invitación en febrero de 2013.

A dicho colaborador, un año y cuatro meses después de asumir el cargo y, a un año del proceso electoral (junio 2015), el gobernador le pidió cambiar de oficina, por lo que en junio de 2014, Pastor Medrano fue enviado, en la misma posición, a la Secretaría de Movilidad, antes identificada como Secretaría de Transporte.

Cargo que actualmente desempeña pese a no tener ninguna experiencia o conocimiento en el ramo, al igual que en su anterior posición.

Ya desde dicha oficina, el político profesional y abogado de profesión Isidro Pastor Medrano, prometió una profunda transformación del sector que estaría acorde con la nueva Ley de Movilidad: reordenamiento del sector que contemplaba  empadronamiento, capacitación y certificación de operadores, así como de unidades, eliminación de vehículos “pirata”, esquemas de prepago, corredores en la Zona Metropolitana del Valle de Toluca, entre otras acciones contempladas en el Decálogo del Transporte, metas que no se han cumplido en su totalidad.

Es así como en la historia reciente de esa oficina de la Secretaría de Movilidad, tan sólo en presente 2016, han llegado 22 expedientes de igual número de pasajeros que han perdido la vida por asaltos y/o accidentes donde han estado involucrados las unidades concesionadas.

Evidentemente el mandatario Eruviel Ávila y su equipo de asesores, no han logrado tener la eficacia que desearían, por lo que han pasado tres titulares en esa Secretaría.

El primero al turno en la Secretaría del Transporte, hoy Movilidad, fue Jaime Barrera Velázquez, aunque su desempeño se registró por 13 meses, periodo en el cual no habría alcanzado los objetivos que se le habían encomendado.

A principios de octubre del 2012, llegó Ismael Ordóñez Mancilla, funcionario que tiene en su currículum una larga experiencia como colaborador de gabinetes estatales, direcciones y jefaturas de gobierno en el ámbito político y agropecuario; no así en el sector transporte, pues aunque tiene estudios de “Ingeniería de tránsito, Vías terrestres”, su desempeño profesional reciente había sido en áreas distintas.

Tras su renuncia en junio de 2014, arribó el ya mencionado Pastor Medrano, movimiento que fue identificado como uno de los primeros enroques “parciales” en el Gabinete, es decir una de las primeras “jugadas” que el mandatario Ávila  Villegas empezó a practicar sin sustento razonable, al colocar a profesionistas que no cumplían con el perfil para desempeñarse en las áreas donde se les brindaba la oportunidad.

Es de destacar que Ordóñez Mancilla no salió del círculo del poder mexiquense, pues a dos meses de presentar su renuncia, agosto de 2014, el titular del Poder Ejecutivo Eruviel Ávila, nuevamente lo invitó a ocupar otra posición, esta vez fue la de Secretario Técnico del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal.

Enroques “parciales” y “totales”

Los enroques “totales” y “parciales” en el gabinete eruvielista han sido una constante, los primeros que se registraron fueron en la Secretaría del Trabajo y Medio Ambiente, posiciones públicas donde inexplicablemente el mandatario estatal y su equipo de asesores, a casi un año de haber iniciado su gestión, consideraron que Carlos Cadena Ortiz de Montellano, secretario del Medio Ambiente y Cruz Juvenal Roa, secretario del Trabajo, deberían intercambiar posición.

Fue así como en agosto de 2012, el primero fue enviado a la secretaría del Trabajo y el segundo a Medio Ambiente, aunque el enroque duró poco, ya que 14 y 31 meses después a sus nuevos nombramientos, Carlos Cadena y Cruz Juvenal, respectivamente, quedaron fuera del Gabinete estatal.

Hasta el pasado 3 de octubre del 2016, la cartera del Trabajo era ocupada por Javier García Bejos, se estancia en el Gabinete fue de tres años, ya que Alejandra del Moral Vela, quien se venía desempeñando como directora del Banco Nacional del Ahorro y Servicios Financieros (Bansefi), lo sustituyó.

En cuanto a la Secretaría del Medio Ambiente, ocupada por Carlos Cadena Ortíz de Montellano, Cruz Juvenal Roa y Miguel Ángel Contreras Nieto, este último protagonista de un “enroque parcial desfasado”, el más reciente cambio recayó en la personal de Raúl Vargas Herrera, ex titular del área de Comunicación Social del GEM.

Profesional del derecho y comunicación que no cuenta con experiencia en el sector de Medio Ambiente donde el mandatario le brindó la oportunidad de desempeñarse.

Respecto a Miguel Ángel Contreras Nieto, cabe recordar que en octubre de 2012 remplazó al ex procurador  Alfredo Castillo Cervantes, el cual se incorporó al gobierno federal, no obstante su estancia como cabeza de la Procuraduría fue de sólo 20 meses, ya que en mayo de 2014, se le pidió dejar la posición para que la ocupara Alejandro Gómez Sánchez, actual procurador.

La separación de Miguel Ángel Contreras del círculo del Poder fue momentánea, ya que a principios de marzo del presente año, el mandatario Eruviel Ávila le dio una segunda oportunidad, ya no en ámbitos de procuración de justicia o seguridad pública, sino como titular de la referida Secretaría.

Otra extraña “jugada” orquestado desde la oficina del titular del Poder Ejecutivo estatal y que evidenció un desajuste programático en su “flexible” equipo de trabajo, fue el “enroque parcial” registrado en mayo de 2013 cuando salió de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Heriberto Ortega Ramírez (para desempeñarse como delegado en la Secretaría de Agricultura federal) y su lugar fue ocupado por Eduardo Gasca Pliego, ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Posición en la que permaneció 19 meses, ya que en enero del presente año, Ávila Villegas creó la Secretaría de Cultura y Deporte, la cual es encabezada por Gasca Pliego, quien dejó a un lado el diseño de políticas públicas para apuntalar el campo mexiquense y optó por hacer esa misma tarea pero para el ámbito cultural y deportivo.

La silla de Gasca Pliego fue ocupada, nuevamente, por Heriberto Ortega Ramírez que dejó de ser delegado de la Sagarpa, para retornar a su posición como titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario.

Las salidas y llegadas de nuevos titulares a las áreas vertebrales del Gobierno del Estado de México, también se han presentado en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (Difem), donde los enroques parciales han sido a los llamados órganos  auxiliares de la administración central.

El proyecto del Difem inició con Lucila Isabel Orive Gutiérrez y tras 16 meses después de estar al frente, enero de 2013, dejó el cargo pues fue enviada como titular del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense.

Caritina Sáenz Vargas, en teoría llegó a continuar el proyecto, pero tras pasar 16 meses, el Difem volvió a cambiar de titular, ya que en mayo de 2014 el mandatario Ávila Villegas anuncio su salida, para abrirle paso a Carolina Alanís Moreno, la cual se mantiene hasta este momento como Directora General del Sistema DIF estatal.

“A la maestra Caritina también mi respeto, mi agradecimiento por apoyar en forma extraordinaria al DIF, a los niños, a los adultos mayores, a mi hija en lo particular, que la ha orientado, la ha impulsado en esta responsabilidad. Así es que les deseo el mayor de los éxitos a mis compañeros, a seguir trabajando, a seguir entregando muy buenas cuentas”.

Esto lo dijo el gobernador el 21 de mayo de 2014, fecha en que también dejó el Gabinete el secretario general de gobierno, Efrén Rojas Dávila (actual subsecretario de Educación de la SEP) y el procurador Contreras Nieto, hoy secretario del Medio Ambiente estatal.

Las dependencias del Gabinete estatal que también han registrado cambios han sido: Secretaría Particular, Educación, Salud, Desarrollo Social y Turismo, así como el Consejo Estatal de Población (Coespo) que acumula cuatro titulares: Patricia Chemor, Coralia María Luisa Villegas Romero, Alberto Daniel Zacarías Villalobos y Florencia Zeivy Rojas, recién nombrada, como Secretaría Técnica.

La Secretaría Particular arrancó con Erasto Martínez Rojas, el cual se mantuvo un año en el cargo y tras su salida entró en la posición Ernesto Millán Juárez; mientras que la Secretaría de Salud tuvo durante 15 meses al frente a Gabriel O´Shea Cuevas, funcionario que también recibió la invitación para sumarse al gobierno federal, no lo dudó y presentó su renuncia en diciembre de 2012.

 A partir de esa fecha quien determina las políticas públicas en materia de salud es César Nomar Gómez Monge, joven funcionario que estaba ajeno a dicho sector, ya que su único vínculo con el ramo médico había sido tan sólo unos meses atrás cuando se incorporó al Instituto de Salud del Estado de México como Coordinador de Administración y Finanzas.

Respecto a la Secretaría de Educación, desde septiembre de 2011 hasta principios del 2015, estuvo al frente  Raymundo Martínez Carbajal, pero al igual que la gran mayoría de sus compañeros de Gabinete, su aspiración personal fue más contundente que su convicción de mantenerse en el proyecto del gobernador Eruviel Ávila, a quien en marzo del presente año, le dio las gracias por permitirle participar en su equipo y se fue a buscar una diputación que alcanzó, por lo que desde septiembre de 2015 despacha en la oficina de en frente, en el Poder Legislativo.

Tras la salida de Raymundo Martínez, la Secretaría de Educación mexiquense tuvo como titular a Simón Iván Villar Martínez, ingeniero bioquímico por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y ex subsecretario de Gobierno en la Región de Ecatepec.

Pero su estancia, al igual que el resto de sus compañeros del Gabinete estatal, fue relativamente breve, ya que en junio del 2016 otorgó la estafeta a la senadora con licencia Ana Lilia Herrera Anzaldo, diestra en la política electoral, social y partidaria, pero sin experiencia en temas educativos.

El tercer cambio en el sector educativo mexiquense donde están involucrados alrededor de 4.5 millones de estudiantes (de nivel preescolar hasta doctorado en escuelas públicas y privadas) se había concreta.

Por la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social pasó Elizabeth Vilchis Pérez, quien se mantuvo de septiembre de 2011 a mayo de 2014; su remplazo recayó en la figura de Arturo Osornio Sánchez, actual Secretario.

La Secretaría de Turismo también registró un cambio, ya que Laura Barrera Fortoul se mantuvo durante 17 meses; ya que en febrero de 2012 se bajó del Gabinete para irse a una diputación local.

En dicho escritorio hoy despacha Rosalinda Elizabeth Benítez González, la cual recibió duras críticas al interior y exterior del sector gubernamental, ya que no contaba con ninguna experiencia en el área, pues su carrera profesional había sido en el ámbito jurídico, al desempeñase como abogada y Presidenta del Colegio de Abogados del Estado de México, A.C.