Métrica - Periodismo y Transparencia

Truncan proyecto de gobernador

Escrito por:

Durante los tres años y medio que el titular del Poder Ejecutivo, Eruviel Ávila Villegas, se ha logrado mantener al frente del Gobierno del Estado de México (GEM), se registraron 27 renuncias de secretarios y titulares de áreas estratégicas que estaban al frente del diseño y operación de políticas públicas contempladas en el plan de gobierno 2011-2017.

 

Aunque las renuncias se presentaron por diferentes circunstancias, “motivos personales” e incluso hasta por etapas de “coyuntura nacional”, como fue la incorporación masiva de funcionarios mexiquenses a áreas del gobierno federal, las bajas evidenciaron un denominador común: los profesionistas y hombres de “confianza” a los que el mandatario Ávila Villegas les otorgó el cargo, no asumieron, ni se comprometieron con su plan político y gubernamental sexenal.

De los 22 funcionarios que conformaron la primera línea del más alto nivel en el gabinete mexiquense que inició a operar el 16 de septiembre de 2011, sólo cinco permanecen en el cargo, el resto optó por bajarse del proyecto “eruvielista”.

Ya sea porque fueron llamados por el equipo del presidente Enrique Peña Nieto; por motivos personales, es decir apuntalar su carrera política y aspirar a un  cargo de representación popular (diputación o alcaldía) o en el peor de los escenarios para los 16.7 millones de mexiquenses, no haber cumplido con los objetivos, directrices generales y esquema de gobierno planteado por su jefe Ávila Villegas.

Secretarías estatales tan fundamentales como la General de Gobierno, Seguridad Ciudadana, Transporte-Movilidad, Técnica de Gabinete, Desarrollo Metropolitano, Medio Ambiente, Finanzas, Desarrollo Agropecuario, Trabajo, al igual que la Procuraduría y Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (Difem), han registrado tres titulares durante los 42 meses (3 años y medio)  que lleva la actual administración.

Funcionarios que en promedio sólo estuvieron entre 15 y 20 meses en el cargo, récord de permanencia en la historia reciente de las administraciones estatales.

Ernesto Némer Álvarez, quien arrancó en el presente sexenio como brazo derecho del mandatario Eruviel Ávila, permaneció en funciones sólo un año con tres meses, ya que en abril de 2012 se sumó al gobierno federal como subsecretario de Desarrollo Social y en su lugar quedó Efrén Rojas Dávila quien se desempeñó durante un año seis meses, pues en mayo 2014 entregó la estafeta a José Manzur Quiroga (diputado federal con licencia). Político que hoy despacha en la segunda oficina más importante de Palacio de Gobierno.

Por la Secretaría Técnica del Gabinete donde se identifica, jerarquiza y da seguimiento a la agenda política y de gestión sobre temas relevantes y estratégicos del quehacer público del gobernador en turno, pasaron  Isidro Muñoz Rivera e Indalecio Ríos Velázquez, éste último nombrado en dicha posición el 22 de mayo de 2014, tras su paso fugaz y fracaso como vocero en temas de seguridad del GEM.

Ríos Velázquez es un político cercano al mandatario estatal que hoy está en búsqueda de la presidencia municipal de Ecatepec.

Actualmente la posición de Secretario Técnico de Gabinete, es ocupada por Rogelio García Maldonado, nombrado el 4 de marzo de 2015.

La primer baja que se puede considerar como sensible en el Gabinete estatal, fue la de Raúl Murrieta Cummings, pieza clave en el proyecto político sexenal de Ávila Villegas y no precisamente por su cercanía con el oriundo de Ecatepec, sino porque estaba al frente de la Secretaría de Finanzas, donde se maneja el presupuesto.

La permanencia de Cummings en dicha posición clave, fue de tan solo un año, ya que en septiembre de 2012 se sumó a la Secretaría de Comunicaciones del  gobierno federal.

En su lugar fue colocado Erasto Martínez Rojas, uno de los políticos técnicos más cercanos al gobernador (Tesorero cuando Ávila Villegas era alcalde de Ecatepec), funcionario que se desempeñó hasta principios de marzo y en su lugar, como encargado de despacho, quedó Joaquín Castillo Torres.

En cuanto a la Secretaría de Desarrollo Metropolitano, su primer titular fue Fernando Alberto García Cuevas, aunque es un político de larga trayectoria, su estancia fue de un año cuatro meses.

Para ocupar esa silla vacante el gobernador Ávila Villegas, echó mano de uno de los políticos más “avezados” en la entidad mexiquense, pues aunque había estado en la bancada por casi una década, su presencia política es relevante al interior y exterior del PRI, Isidro Pastor Medrano, aceptó la invitación en febrero de 2013.

A dicho colaborador, un año y cuatro meses después de asumir el cargo y, a un año del proceso electoral, el gobernador le pidió cambiar de oficina, por lo que en junio de 2014, Pastor Medrano fue enviado, en la misma posición, a la Secretaría de Movilidad, antes identificada como Secretaría de Transporte.

Cargo que actualmente desempeña pese a no tener ninguna experiencia o conocimiento en el ramo, al igual que en su anterior posición.

En el sector transporte, el mandatario y su equipo de asesores, no han logrado tener la eficacia que desearían, por lo que han ordenado tres relevos de titular.

El primero al turno en la Secretaría del Transporte fue Jaime Barrera Velázquez, su desempeño fue de sólo 13 meses, periodo en el cual no habría alcanzado los objetivos que le había encomendado Eruviel Ávila.

Fue así como a principios de octubre del 2012, llegó Ismael Ordóñez Mancilla, funcionario que tiene en su currículum una larga experiencia como colaborador de gabinetes estatales, direcciones y jefaturas de gobierno en el ámbito político y agropecuario; no así en el sector transporte, pues aunque tiene estudios de “Ingeniería de tránsito, Vías terrestres”, su desempeño profesional reciente había sido en áreas distintas.

Tras su renuncia en junio de 2014, arribó a la posición Pastor Medrano (en un enroque “parcial”), actual Secretario de Movilidad-Transporte que en un año y medio ha ocupado la titularidad de dos Secretarías fundamentales para la administración estatal: Movilidad y Desarrollo Metropolitano, esta última, actualmente tiene al frente a Raúl Domínguez Rex, ex dirigente del PRI estatal.

Es de destacar que Ordóñez Mancilla no salió del círculo del poder mexiquense, pues a dos meses de presentar su renuncia, agosto de 2014, el titular del Poder Ejecutivo Eruviel Ávila, nuevamente lo invitó a ocupar otra posición, esta vez fue la de secretario técnico del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal.

 

Enroques “parciales” y “totales” 

Los enroques “totales” y “parciales” en el gabinete eruvielista han sido una constante, los primeros que se registraron fueron en la Secretaría del Trabajo y Medio Ambiente, posiciones públicas donde inexplicablemente el mandatario estatal y su equipo de asesores, a casi un año de haber iniciado su gestión, consideraron que Carlos Cadena Ortiz de Montellano, secretario del Medio Ambiente y Cruz Juvenal Roa, secretario del Trabajo, deberían intercambiar posición.

Fue así como en agosto de 2012, el primero fue enviado a la secretaría del Trabajo y el segundo a Medio Ambiente, aunque el enroque duró poco, ya que 14 y 31 meses después a sus nuevos nombramientos, Carlos Cadena y Cruz Juvenal, respectivamente, quedaron fuera del Gabinete estatal.

Actualmente la cartera del Trabajo tiene al frente a Javier García Bejos y la del Medio Ambiente a Miguel Ángel Contreras Nieto, protagonista de un “enroque parcial desfasado”.

Sobre este último funcionario, cabe recordar que en octubre de 2012 remplazó al ex procurador  Alfredo Castillo Cervantes, el cual se incorporó al gobierno federal.

Contreras Nieto estuvo como cabeza de la Procuraduría por sólo 20 meses, ya que en mayo de 2014, se le pidió dejar la posición para Alejandro Gómez Sánchez, actual procurador.

La separación de Miguel Ángel Contreras del círculo del Poder fue momentánea, ya que a principios de marzo del presente año, el mandatario Eruviel Ávila le dio una segunda oportunidad, ya no en ámbitos de procuración de justicia o seguridad pública, sino como titular de la referida Secretaría.

Otro extraño “enroque parcial” del titular del Poder Ejecutivo que evidenció un desajuste programático en su “flexible” equipo de trabajo, se registró en mayo de 2013 cuando salió de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Heriberto Ortega Ramírez (para desempeñarse como delegado en la Secretaría de Agricultura federal) y su lugar fue ocupado por Eduardo Gasca Pliego, ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Posición en la que permaneció 19 meses, ya que en enero del presente año, Ávila Villegas creó la Secretaría de Cultura y Deporte, la cual es encabezada por Gasca Pliego, quien dejó a un lado el diseño de políticas públicas para apuntalar el campo mexiquense y optó por hacer esa misma tarea pero para el ámbito cultural y deportivo.

La silla de Gasca Pliego fue ocupada, nuevamente, por Heriberto Ortega Ramírez que dejó de ser delegado de la Sagarpa, para retornar a su posición como titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario.

Las salidas y llegadas de nuevos titulares a las áreas vertebrales del Gobierno del Estado de México, también se han presentado en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (Difem), donde los enroques parciales han sido a los llamados órganos  auxiliares de la administración central.

El proyecto del Difem inició con Lucila Isabel Orive Gutiérrez y tras 16 meses después de estar al frente, enero de 2013, dejó el cargo pues fue enviada como titular del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense.

Caritina Sáenz Vargas, en teoría llegó a continuar el proyecto, pero tras pasar 16 meses, el Difem volvió a cambiar de titular, ya que en mayo de 2014 el mandatario Ávila Villegas anuncio su salida, para abrirle paso a Carolina Alanís Moreno, la cual se mantiene hasta este momento como Directora General del Sistema DIF estatal.

“A la maestra Caritina también mi respeto, mi agradecimiento por apoyar en forma extraordinaria al DIF, a los niños, a los adultos mayores, a mi hija en lo particular, que la ha orientado, la ha impulsado en esta responsabilidad. Así es que les deseo el mayor de los éxitos a mis compañeros, a seguir trabajando, a seguir entregando muy buenas cuentas”.

Dijo el gobernador el 21 de mayo de 2014, fecha en que también dejó el Gabinete el secretario general de gobierno, Efrén Rojas Dávila (actual subsecretario de Educación de la SEP) y el procurador Contreras Nieto, hoy secretario del Medio Ambiente estatal.

 

Sólo un cambio de estafeta

Las dependencias del Gabinete estatal que también han registrado cambios pero no tan frecuentes han sido: Secretaría Particular, Educación, Salud, Desarrollo Social y Turismo.

La Secretaría Particular arrancó con Erasto Martínez Rojas, el cual se mantuvo un año en el cargo y tras su salida entró en la posición Ernesto Millán Juárez; mientras que la Secretaría de Salud tuvo durante 15 meses al frente a Gabriel O´Shea Cuevas, funcionario que también recibió la invitación para sumarse al gobierno federal, no lo dudó y presentó su renuncia en diciembre de 2012.

A partir de esa fecha quien determina las políticas públicas en materia de salud es César Nomar Gómez Monge, joven funcionario que estaba ajeno a dicho sector, ya que su único vínculo con el ramo médico había sido tan sólo unos meses atrás cuando se incorporó al Instituto de Salud del Estado de México como Coordinador de Administración y Finanzas.

Respecto a la Secretaría de Educación, desde septiembre de 2011 hasta principios del 2015, estuvo al frente  Raymundo Martínez Carbajal, pero al igual que la gran mayoría de sus compañeros de Gabinete, su aspiración personal fue más contundente que su convicción de mantenerse en el proyecto del gobernador Eruviel Ávila, a quien en marzo del presente año, le dio las gracias por permitirle participar en su equipo. Hoy figura como precandidato a una diputación.

Actualmente la Secretaría de Educación mexiquense tiene como titular a Simón Iván Villar Martínez, ingeniero bioquímico por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, ex subsecretario de Gobierno en la Región de Ecatepec; ex director general de los Servicios Educativos Integrados al Estado de México; su perfil público  también precisa que estuvo como titular de la Dirección General de Gobierno en la Región Chimalhuacán y ocupó una diputación federal.

Por la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social pasó Elizabeth Vilchis Pérez que se mantuvo de septiembre de 2011 a mayo de 2014 (actualmente es directora general de Afiliación de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud del gobierno federal), su remplazo recayó en la figura de Arturo Osornio Sánchez, actual Secretario.

La Secretaría de Turismo también registró un cambio, ya que Laura Barrera Fortoul se mantuvo durante 17 meses; pues en febrero de 2012 se bajó del Gabinete para irse a una diputación federal.

En dicho escritorio hoy despacha Rosalinda Elizabeth Benítez González, la cual recibió duras críticas al interior y exterior del sector gubernamental, ya que no contaba con ninguna experiencia en el área, pues su carrera profesional había sido en el ámbito jurídico, al desempeñase como abogada y Presidenta del Colegio de Abogados del Estado de México, A.C.

Fieles al proyecto

Los funcionarios de primera línea que aparentemente no han sido llamados para incorporarse al gobierno federal; han dado “resultados” o simplemente se mantienen files al proyecto gubernamental y político del mandatario Ávila Villegas, han sido seis:

José Alfredo Torres Martínez, secretario de Desarrollo Urbano y ex alcalde de Ecatepec y colaborador cercano del mandatario estatal; Manuel Ortiz García, secretario del Agua y Obra Pública;  Félix Adrián Fuentes Villalobos, secretario de Desarrollo Económico; Alejandro Germán Hinojosa Velasco, secretario de la Contraloría; Apolinar Mena Vargas, secretario de Comunicaciones y Raúl Vargas Herrera, coordinador General de Comunicación del GEM.

 

Algunos secretarios “no tienen la menor idea”

El Artículo 77 de la Constitución del Estado de México identificado como “Facultades y obligaciones del Gobernador  del Estado”, nombrar a los integrantes de su Gabinete, sin que esta decisión tenga que ser consultada al Poder Legislativo (a excepción de la posición de Procurador) o deba tener algunos requisitos como pudiera ser estudios o  experiencia en el sector de aquellos invitados a participar en un Gabinete de gobierno.

“Nombrar y remover libremente a los servidores públicos del Estado cuyo nombramiento o remoción no estén determinados en otra forma por esta Constitución y por las leyes”, precisa la fracción XIV del referido Artículo de la Constitucional estatal que le otorga al gobernador en turno, facultades plenas para integrar su equipo de trabajo.

Para la investigadora de El Colegio Mexiquense, Cecilia Cadena Inostroza, es fundamental que los gobernantes escojan a sus equipos de trabajo a partir de un perfil que encaje con la función que van a desempeñar y cuenten con conocimientos especializados, ya que en esa medida hay probabilidades de que su desempeño sea eficaz.

No obstante, Cadena Inostroza sostiene que algunos funcionarios que participan en gabinetes estatales o municipales, no tienen ni idea de cómo debe ser su desempeño al interior de la dependencia y menos de cómo orquestar o diseñar un  plan de trabajo que derive en una política pública viable para la población.

“Es terrible darnos cuenta que hay titulares de algunas dependencias que no tienen la menor idea. Y dirigir a un estado, a una administración, sobre todo como la del Estado de México, sin conocer nada sobre el área, es algo que me parece riesgoso, sobre todo por los resultados que la sociedad estamos esperando”, dijo.

La especialista y doctora en Ciencia Política, Cadena Inostroza, confirmó que una de las facultades que tienen los titulares del Poder Ejecutivo, es precisamente la de escoger a su equipo de trabajo, aunque consideró que la ley debería modificarse para que esa prerrogativa sea posible siempre y cuando a quien se designa al frente de alguna Secretaría, tenga conocimiento y experiencia en el sector donde se requieren sus servicios.

“En general se estila que los gobernadores o los jefes de las administraciones, escojan a su equipo con  el que ellos tienen confianza para poder trabajar. Eso sucede en todas las administraciones del mundo, y creo que es una prerrogativa de quien gobierna, porque luego tiene que entregar resultados con ese equipo”, dijo.

Y añadió “el problema, en el caso de México, es que a diferencia de países desarrollados, donde la administración pública está profesionalizada y puede casi seguir su rumbo, independientemente de la persona que llegue. Aquí (Estado de México) pues no es así, porque  la persona que llega quizás sabe o no sabe nada. No tenemos esa seguridad, ese es el riesgo”, subrayó.

La investigadora de El Colegio Mexiquense opinó que los cambios en el Gabinete del gobernador Eruviel Ávila Villegas, muestran los ajustes que se necesitan para gestionar una entidad como el Estado de México, pero también el vaivén que se arma desde la cúpulas gubernamentales y el PRI mexiquense.

“El funcionamiento de la administración no depende de una sola persona, sino de un cuerpo administrativo que ya existe, que ya trabaja en esas dependencias; esa es una de las ventajas de la profesionalización si la tuviéramos, pero el problema es que no tenemos la profesionalización, ni a los líderes que deberían ser expertos en sus aéreas”, apuntó Cecilia Cadena.

Al respecto la secretaria de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción en la Cámara de Diputados federal, Rocío Esmeralda Reza Gallegos, plantea la necesidad de establecer mecanismos que permitan evaluar el desempeño de los funcionarios públicos, para       que la sociedad ejerza una especie de monitoreo de su desempeño y no sólo sea su jefe, presidente, gobernador o alcalde, el que evalúe su trabajo.