Connect with us

Hi, what are you looking for?

Banco de Datos

Tecnológicos y Universidades públicas del Edomex: Corrupción y refugio para la clase política del PRI

En escenarios de corrupción y refugio para políticos del PRI se han convertido distintos Tecnológicos y Universidades públicas del Estado de México durante los gobiernos estatales encabezados por el tricolor.

En una investigación difundida por Morena se advierte que en estas instituciones, dependientes de la Secretaría estatal de Educación y cuyos directivos son designados por el gobernador en turno, se han orquestado irregularidades que han provocado observaciones administrativas y denuncias penales de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La diputada local de Morena, Azucena Cisneros, integrante de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), señaló que en la entidad hay 35 tecnológicos y universidades tecnológicas y politécnicas que han sido utilizadas por décadas para pagar prebendas políticas y ser refugio de militantes del PRI, además de ser la “caja chica” de los gobernadores, sin embargo, dijo, este desprecio a los docentes y alumnos mexiquenses de estas instituciones terminará a partir de septiembre cuando el partido tricolor deje el gobierno estatal.

“Hay un gran desprecio hacia el alumnado y profesores, pues quienes encabezan estas instituciones estatales carecen de experiencia, perfil y vocación, cuando se tendría que ponderar un buen perfil para llevar lo mejor a los alumnos, maestros que tienen mucha preparación no pueden aspirar a ser rectores porque los tecnológicos y universidades estatales son premios de consolación para militantes del PRI”, señaló la legisladora.

Cisneros consideró urgente legislar para que se impida el “uso criminal” de la educación con fines político electorales.

“Los tecnológicos y universidades estatales han sido utilizadas para el presunto desvío de recursos, como lo han establecido las diversas auditorías, pero eso debe terminar, la gente ya no quiere esas prácticas”, afirmó.

Denuncias penales

En la investigación difundida por Morena, se refiere que derivado de investigaciones de la ASF, a tres exrectores de las Universidades Tecnológicas del Sur del Estado de México y de Nezahualcóyotl, así como de la Politécnica de Texcoco, se les iniciaron procesos penales al estar involucrados en convenios con la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), donde se siguieron esquemas similares a los denunciados en el reportaje denominado “La Estafa Maestra”.[1]

En los tres casos, las irregularidades se registraron en el ejercicio fiscal de 2015 y se les acusó junto con el extitular de la Unidad de Planeación y Relaciones Internacionales de la extinta Sedesol. El delito imputado es uso indebido de atribuciones y facultades, lo cual derivó en contrataciones irregulares. Los procesos seguían litigándose.

A estos juicios se suma la Universidad Intercultural del Estado de México, la cual también fue involucrada en un proceso penal por situaciones similares.[2]

Dichos convenios se instrumentaron durante la Presidencia del priista Enrique Peña Nieto. Consistían en acuerdos que la Sedesol firmaba con universidades públicas para transferirles recursos a fin de realizar distintos proyectos, los cuales dichas instituciones debían encargarlos a empresas privadas, al no tener la capacidad para hacer los trabajos.

Así, dichos proveedores, recomendados por la Sedesol, se quedaban con el dinero del erario público. Además, estos proveedores no cumplían con el perfil o requisitos para ser contratados, por lo cual había deficiencias en los trabajos entregados.

En la auditoría de la Universidad Tecnológica del Sur del Estado de México, la ASF determinó que esta institución contrató a la empresa Integrasoft por un total de 136 millones de pesos, lo cual representó el 100% del monto pagado por la extinta Sedesol, lo cual fue irregular.

Otra anomalía fue que esta institución y la empresa contratada no les pagaron a los 425 coordinadores técnicos sociales, identificados en los entregables proporcionados por la citada universidad, y quienes habrían participado en el proyecto solicitado por la citada dependencia federal.

Además, del dinero cobrado, la empresa Integrasoft transfirió un 99.2% a cinco empresas y tres personas físicas, por lo cual se concluyó que los recursos pagados no fueron aplicados al objeto del convenio entre la universidad y la desaparecida Sedesol.[3]

La denuncia penal contra el exrector de la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl también se sustenta en la investigación de la ASF, quien detectó que esta institución subcontrató 312.7 millones de pesos de los servicios convenidos con la Sedesol.

Dicho monto representó el 98% del total convenido con la dependencia federal, lo cual infringió la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, pues el máximo era 49%.

Adicionalmente contrató dichos servicios con dos proveedores, quienes tampoco llevaron a cabo los trabajos solicitados por la universidad, pues se constató que también transfirieron los recursos recibidos a tres personas físicas y a 10 personas morales, sin que existiera contrato o constancia que justifique los pagos y los servicios que no fueron otorgados. Esto permitió simular los servicios y contratar proveedores sin el perfil, ni la capacidad técnica, material y humana.[4]

En el caso de la Universidad Politécnica de Texcoco, la ASF auditó 156.5 millones de pesos del respectivo convenio con la extinta Sedesol para la prestación de servicios.

El resultado fue similar al registrado en las otras dos instituciones. Esta universidad subcontrató el 100% de los servicios convenidos, lo cual infringió la referida normatividad de adquisiciones

Y contrató los servicios con tres proveedores, quienes tampoco realizaron los servicios solicitados por la universidad, ya que se constató que también transfirieron los recursos recibidos a 11 personas morales, sin que existiera contrato o constancia que justifique los pagos. Esto también evidenció la simulación de servicios y la contratación de proveedores sin el perfil adecuado.[5]

En estos convenios, la extinta Sedesol era quien evaluaba los trabajos y autorizaba los pagos a las instituciones públicas del Estado de México, quienes finalmente fueron instrumentos para las citadas contrataciones con particulares y empresas privadas.

Más observaciones a universidades

Esta ruta de observaciones financieras ha continuado en fechas recientes. Derivado del Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2021 (segunda entrega), referente a los Subsidios Federales para Organismos Descentralizados Estatales, 10 universidades y tecnológicos del Estado de México resultaron con distintas observaciones.[6]

En dichas irregularidades destaca la Universidad Tecnológica Fidel Velázquez, donde la ASF determinó que sus autoridades no realizaron una gestión eficiente y transparente de los citados subsidios federales, lo cual implicaba que 44 millones 439 mil 140.50 pesos estaban pendientes de aclararse y se consideraban un probable daño a la Hacienda Pública federal.

Entre las observaciones que derivaron en tal resultado, se encontraban pagos a personal administrativo y académico que no cumplió con el perfil, lo cual implicó 17.2 millones, y el no haber proporcionado la documentación comprobatoria y justificativa a cargo del subsidio federal, omisión que representó otros 16.3 millones de pesos.

Estos hallazgos, de acuerdo con la ASF, evidenciaron violaciones a las Leyes de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de Contabilidad Gubernamental.

Otro caso fue la Universidad Tecnológica de Tecámac, la cual generó un probable daño a la Hacienda Pública federal por 575 mil 800 pesos, sin embargo, fueron reintegrados más cargas financieras por 27 mil 400 pesos.

La ASF señaló que esta institución también infringió la normativa en el destino y ejercicio de los recursos y de Servicios Personales.

A la serie de observaciones financieras se suma la Universidad Mexiquense del Bicentenario, quien no acreditó que los recursos federales se administraran con eficiencia, eficacia, economía y transparencia. Esto porque no proporcionó el expediente del procedimiento de adjudicación, referente al contrato CB/A/7/2020, denominado «combustibles, lubricantes, aditivos y grasas”.

La ASF consideró que esta institución infringió la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Otras anomalías ocurrieron en la Universidad Politécnica del Valle de México, donde se efectuaron pagos improcedentes por 668 mil pesos, lo cual impactó al control de nóminas.

Además, entregó de manera extemporánea informes financieros y no reportó el primer trimestre relacionado con los subsidios federales. El citado órgano fiscalizador consideró que se violó la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

En esta revisión de la ASF también resultaron con observaciones financieras los Tecnológicos de Estudios Superiores de Ecatepec y Coacalco, así como las Universidades Estatal del Valle de Ecatepec, Tecnológica de Nezahualcóyotl, Tecnológica del Valle de Toluca y la Politécnica del Valle de Toluca.

Entre las irregularidades detectadas en estas instituciones se encuentran el carecer de cuentas bancarias específicas para administrar los subsidios federales, no informar de los recursos aplicados, diferencias en reportes financieros, fallas en contrataciones, omisiones en el control de nóminas, entrega extemporánea de informes oficiales y violaciones a la normatividad presupuestal, administrativa y contable, entre otras.

Las observaciones se encontraban en proceso de solventación y aclaración.

Refugio tricolor

En la investigación difundida por Morena, se reiterá que a las irregularidades financieras se suma que la mayoría de los puestos directivos de dichas instituciones son reservados para integrantes de la clase política del PRI y exfuncionarios provenientes de administraciones priistas.

Lo anterior de acuerdo con una investigación que se sustenta en documentos publicados vía la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, consultas en fuentes documentales y digitales de dichos planteles educativos y referencias directas de empleados de las propias instituciones.

Es un proceso normalizado, donde las designaciones de directores y rectores, de dichas instituciones, suelen favorecer a quienes han realizado trabajo político o administrativo en gobiernos del PRI.

Con el fin de atender la demanda educativa del nivel superior, el gobierno mexiquense cuenta con 15 Tecnológicos de Estudios Superiores, nueve Universidades Politécnicas, seis Universidades Tecnológicas y cinco Universidades Estatales.

De estas 35 instituciones de educación superior, hasta principios de abril, en al menos 30 casos, sus respectivos directores o rectores presentaban un denominador común: la relación laboral en administraciones priistas, familiares vinculados a la clase política y gubernamental del PRI o el haber ocupado cargos de elección popular, además de participar en actividades partidistas o de activismo a favor del tricolor.

En el caso de los 15 Tecnológicos de Estudios Superiores, 12 directores y directoras tenían vínculos visibles con administraciones priistas, así como una trayectoria en puestos de elección popular bajo las siglas del PRI.

Por ejemplo, Pablo Bedolla López despacha como director del Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec. Es un líder priista con larga trayectoria en el oriente del Estado de México. Fue Alcalde de Ecatepec en el trienio 2013-2015. Diputado local (1990-1993) (2009-2012) y legislador federal del PRI (2003-2006) (2015-2018).

Otro caso es el de Julián Norberto Quiroz Martínez, quien fue secretario de Finanzas y Administración del PRI estatal, cargo que dejó al llegar el actual presidente del tricolor mexiquense, Eric Sevilla Montes de Oca, quien a su vez sustituyó a Alejandra del Moral, hoy candidata del PRI-PAN-PRD-Nueva Alianza al gobierno estatal.

Ahora Quiroz Martínez aparece como director del Tecnológico de Estudios Superiores de Huixquilucan.

En la zona oriente de la entidad, los Tecnológicos de Estudios Superiores también cuentan con cuadros y operadores priistas en sus respectivas direcciones.

La exdiputada local del PRI (2009-2012) y excandidata de este partido a la alcaldía de Nezahualcóyotl (2012), Martha Angón Paz, dirige el Tecnológico de Estudios Superiores de Chimalhuacán.

Otro caso es el Tecnológico de Estudios Superiores de Ixtapaluca. Lo encabeza Demetrio Moreno Arcega, hermano de Isidro Moreno Arcega, exdiputado local y federal del PRI. Ambos dirigen la agrupación política nacional “Ala Progresista”.

A los anteriores funcionarios se sumaba, Moisés Hernández, como director del Tecnológico de Chicoloapan, quien ha sido aspirante a la candidatura priista a la alcaldía de este municipio y director estatal de Gobierno en la región de Otumba.

Los vínculos políticos de los directivos de estas instituciones también han originado protestas, como es el caso de Juan Demetrio Sánchez Granados, quien dirige el Tecnológico de Estudios Superiores del Oriente del Estado de México.

En septiembre de 2019, reportes periodísticos indicaron que alumnos de esta institución exigieron la destitución de Sánchez Granados a quien cuestionaban por presuntamente favorecer a personas afines al PRI e incrementar costo de servicios escolares.

En la trayectoria política de Sánchez Granados resalta el haber sido alcalde de Amecameca, además de diputado local (2012-2015).

En la zona norponiente del Estado de México, los directivos de estas instituciones combinan experiencia en la administración pública con operación política favor del PRI.

El exsubsecretario de Educación Media Superior y Superior (en el gobierno de Eruviel Ávila) y exalcalde sustituto de Tlalnepantla (fue designado en 2015), Guillermo Alfredo Martínez González, aparecía como responsable de la dirección del Tecnológico de Estudios Superiores de Coacalco.

Y Laura Mitzi Barrientos Cano encabeza el Tecnológico ubicado en Cuautitlán Izcalli. Ella ha sido diputada federal del PRI (2015-2018), además de funcionaria estatal y federal en distintas áreas como el medio ambiente. En las elecciones de 2012 fue presidenta del Club de Fans del candidato a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto.

Los Tecnológicos de Estudios Superiores, ubicados en el norte de la entidad, también son dirigidos por funcionarios con trayectorias en administraciones priistas.

El Tecnológico ubicado en Jilotepec tenía como directora a Patricia Chemor Ruiz, quien fue secretaria general del Consejo Nacional de Población durante la Presidencia de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con información difundida por la página sin embargo.mx, Chemor Ruiz asumió dicho cargo federal en 2013, pero sin ser licenciada, aunque documentos oficiales le atribuyeron ese grado académico que posteriormente acreditó.

En otro punto del norte mexiquense, el Tecnológico de Estudios Superiores de Jocotitlán es dirigido por Alejandro Benjamín Carmona Prantl, quien fue delegado de la Secretaría de Educación en la anterior administración federal, además ha sido funcionario estatal y ministerial.

En el caso del Tecnológico ubicado en San Felipe del Progreso lo dirige el exalcalde priista de Atlacomulco (2013-2015), Arturo Nemecio Nicolás Vélez Escamilla.

Universidades Politécnicas

En estas instituciones, que también dependen de la Secretaria de Educación del Estado de México y buscan la especialización tecnológica, despachan como rectores exrepresentantes populares, exfuncionarios y también familiares de políticos priistas. De las nueve Universidades Politécnicas, en al menos siete se detectaron estos vínculos.

En la Universidad Politécnica de Chimalhuacán estaba como titular César Álvaro Ramírez, exalcalde priista de dicha localidad (2016-2018).

También destaca Rodolfo Jardón Zarza como rector de la Universidad Politécnica del Valle de Toluca. Él fue vocal ejecutivo del Instituto del Transporte en el Estado de México, además de diputado local del PRI, pero por breves minutos.

Y es que después de rendir protesta como diputado local en 2018, Jardón Zarza solicitó licencia al cargo para ceder la curul a su suplente, Miguel Sámano Peralta, quien inició su carrera política al lado del exgobernador Arturo Montiel Rojas.

Con dicho enroque, Sámano Peralta pudo ser el coordinador de los diputados locales del PRI en la 60 Legislatura local, la primera donde Morena y sus aliados ostentaron la mayoría parlamentaria.

Esto también permitió que Sámano Peralta volviera a ser coordinador legislativo del tricolor, pues ya lo había sido en la 59 Legislatura local.

Un caso distinto ocurre en la Universidad Politécnica de Texcoco, donde fue nombrado como rector Noé Urbina Salazar, sobrino de Aarón Urbina Bedolla, exdiputado local y exalcalde de Tecámac, región que controló políticamente durante al menos dos décadas.

Otros rectores de Universidades Politécnicas eran Carlos José Millán Arratia y Roberto A. García Sevilla, sus instituciones están localizadas en Otzolotepec y en el Valle de México, respectivamente.

Millán Arratia ha sido subdirector de Asuntos Jurídicos en el Instituto Mexiquense de la Vivienda Social (Imevis) y asesor jurídico de los Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM). En sus redes sociales se identifica como priista.

A su vez, García Sevilla ha sido funcionario municipal, estatal y federal, destaca su paso por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) (2013-2017).

Universidades Tecnológicas

En las seis Universidades Tecnológicas del Estado de México, el matiz tricolor se mantiene y adereza con las relaciones familiares de la clase política del PRI.

En la Universidad Tecnológica Fidel Velázquez la rectora es Angelina Carreño Mijares. Ella acumula una trayectoria como representante popular. Ya fue alcaldesa de Nicolás Romero y diputada federal del PRI.

A su vez, en la Universidad Tecnológica de Zinacantepec despacha como rectora Estefanía Osornio Jiménez. Era docente en la licenciatura de Mercadotecnia en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx). En su caso no es visible una amplia trayectoria en el servicio público o partidista.

Ella es hermana de Evelyn Osornio Jiménez, actual diputada local del PRI. Su esposo es Ricardo Valdés Bores, secretario particular adjunto del gobernador Alfredo del Mazo Maza, de acuerdo con información difundida en medios de comunicación.

En la zona sur del Estado de México, la respectiva Universidad Tecnológica tiene como rectora a Ivette Bernal Casique, quien fue diputada federal (2015-2018) y legisladora local del PRI (2018-2021).

También es hija de Guillermina Casique Vences, exdiputada federal y exalcaldesa de Amatepec, y quien ha buscado mantener el control político de esta región.

Otro caso es el de Jorge Bernaldez García, rector de la Universidad Tecnológica del Valle de Toluca, quien fue secretario técnico de la oficina de Rectoría de la UAEMéx, de 2013 a 2020, en las gestiones de los rectores, Jorge Olvera y Alfredo Barrera. En el rectorado de este último se reveló el caso de “La Estafa Maestra”, mecanismo mediante el cual se habrían desviado recursos públicos a través de universidades públicas.

Universidades Estatales

Adicional a la estructura educativa de Tecnológicos, Universidades Politécnicas y Tecnológicas, el gobierno mexiquense cuenta con otras cinco Universidades que son las del Valle de Toluca y Ecatepec, la del Bicentenario, la Intercultural y la Digital.

La Universidad Mexiquense del Bicentenario es dirigida por Juan Jaffet Millán Márquez, quien fue secretario estatal de Educación al iniciar la gestión del gobernador Alfredo del Mazo Maza y diputado local del PRI (2018-2021), entre otros cargos.

En la zona oriente, la Universidad Estatal del Valle de Ecatepec la encabeza José Arturo Camacho Linares. Él fue coordinador administrativo en la Presidencia del CEN del PRI (2013-2015). Y ocupó el mismo cargo en el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados federal (2015-2018).

En el caso de la Universidad Intercultural del Estado de México, la rectora es Xóchitl Guadarrama Romero. Se desempeñó como académica de la UAEMéx y también fue presidenta del DIF de San Felipe del Progreso en la gestión 2016-2018, administración encabezada por el PRI.

Banco de Datos

Tabla en PDF

Fuentes consultadas:

[1] Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 (ASF).

https://www.pressreader.com/mexico/el-heraldo-de-aguascalientes/20210719/281891596291884

https://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?__rval=1&urlredirect=/procesa-juez-a-dos-por-estafa-maestra/ar2209273

https://www.tvazteca.com/aztecanoticias/sedesol-texcoco-estafa-maestra-especiales

[2] https://www.animalpolitico.com/politica/fgr-universidades-estafa-maestra-exrector

[3] Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 (ASF).

[4] Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 (ASF).

[5]  Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 (ASF).

[6] Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2021 (ASF).

Fotos tomadas de Facebook y Twitter.

 

Click to comment

Podría interesarte...

Sociedad

El diputado local de Morena, Isaac Montoya Márquez, denunció que en el marco del segundo informe de la alcaldesa de Naucalpan, Angélica Moya Marín,...

Coyuntura

Aspira a convertirse en candidato de Morena a la presidencia municipal de Toluca

Sociedad

El consejero estatal de Morena, Cirilo Facundo Hernández, aspira a ser el coordinador de la Defensa de la Cuarta Transformación en Toluca y candidato...

Sociedad

La secrecía y opacidad que distinguen a los Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM) han sido detonantes para que maestros de la...