Métrica - Periodismo y Transparencia

Gobierno federal analizará petición de indulto para Alberto Martínez Sosa

Escrito por:

La Secretaría de Gobernación recibió hoy la petición de indulto para Alberto Martínez Sosa, vecino del municipio de Luvianos, quien fue condenado a 20 años de prisión por la privación ilegal de la libertad de dos militares, pero que a la fecha continúa argumentando su inocencia.

En el documento entregado en la citada dependencia federal se reiteran las distintas violaciones a derechos humanos que se habrían registrado durante su detención, juicio y posterior sentencia.

La petición, que fue entregada por la defensa legal de Martínez Sosa y familiares de él, fue dirigida al área de mesas de justicia de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia de la Secretaría de Gobernación, dependencia que está analizando diversos casos de presuntas injusticias ocurridas en el pasado, lo cual ha sido una de las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el expediente judicial de Martínez Sosa, la acusación contra él deriva de una denuncia presentada el 7 de octubre de 2007, ante el Ministerio Publico de Federación, adscrito a la mesa segunda en Tejupilco.

Un día antes, el 6 de octubre, dos militares que se encontraban en el centro del municipio de Luvianos fueron privados de su libertad por un grupo de personas armadas.

Ahí se inició la averiguación previa número PGR/MEX/TEJ-II/189/2007, por la presunta privación ilegal de la libertad de los dos militares en el municipio de Luvianos.

No obstante, ambos elementos que denunciaron no identificaron en ese momento como presunto agresor a Martínez Sosa, pues refirieron que las personas que los capturaron iban encapuchadas.

Martínez Sosa tuvo conocimiento de estos hechos, incluso de que lo involucraban en el ilícito, por lo cual el 26 de octubre de 2007 compareció de manera voluntaria.

Sin embargo, el primero de noviembre de 2007 fue detenido por elementos del Ejército Mexicano en un retén instalado en la carretera de Luvianos.

Según el testimonio de los militares que lo detuvieron en una bolsa de su chamarra encontraron una bolsa pequeña que contenía polvo blanco, por lo cual fue trasladado a las instalaciones del Ministerio Público federal.

Hoy se encuentra en una celda del penal estatal de Almoloya de Juárez, donde insiste en no ser culpable de la privación ilegal de dos militares.

Uno de sus recursos legales ha consistido en promover un juicio en contra de esos dos militares, quienes según la justicia mexicana, fueron víctimas de él.

Sin embargo, Martínez Sosa rechaza que haya sido el victimario, por lo cual insiste en solicitar una orden de aprehensión contra los dos militares que lo inculparon.

Este expediente judicial inició el 29 de septiembre de 2010, cuando Martínez Sosa presentó un escrito de denuncia contra los dos militares que lo acusaron de ser parte de un grupo armado que los capturó en el centro del municipio de Luvianos.

Derivado de lo anterior, el Agente del Ministerio Público de la Federación, titular de la Agencia Cuarta Investigadora, inició la averiguación previa PGR/MEX/TOL-IV/2475/2010.

Una vez integrada la misma, determinó ejercitar acción penal en contra de los denunciados.

Sin embargo, el 7 de octubre de 2011 el juez a cargo negó la orden de aprehensión, solicitada dentro de la causa Penal 102/2011, derivado de que no existían los elementos para determinar.

Ahí comenzó una serie de revires y recursos de Martínez Sosa, cuyo expediente ha conocido distintos tribunales en busca de obtener las citadas órdenes de aprehensión.

La petición de indulto presentada hoy es en nuevo recurso en la búsqueda de su libertad.